Menú
Cómo identificar el trastorno paranoide de la personalidad

PERSONALIDAD

Cómo identificar el trastorno paranoide de la personalidad

Hay personas que tienen el trastorno paranoide de la personalidad pero no lo aceptan. Descubre cómo identificarlo.

Sara Poyo Lorenzo

El trastorno paranoide de la personalidad se caracteriza por la creencia de que los demás quieren dañar, aprovecharse o mentir a quien lo sufre, aunque no haya evidencias de que así sea. Forma parte de los trastornos de la personalidad, que se llaman así porque son un conjunto de aspectos del carácter de la persona que son patológicos e interfieren con su forma de vida.

"Perdono pero no olvido" es uno de los dichos favoritos de estas personas

Como identificar un trastorno paranoide de personalidad

1-Está continuamente desconfiando de los demás

La vida de un paranoide es muy triste porque siempre se estará preguntando si realmente tiene amigos o son todo apariencias. Creen fervientemente que quieren ir en contra de ellos para causarles algún tipo de daño físico o mental, aunque no haya pruebas que hagan sospecharlo. Por ejemplo, un paranoide va por la calle y se encuentra con una amiga que le dice: "me gusta tu nuevo corte de pelo", este comentario inocente puede ser interpretado como un paranoide de forma irónica, con lo cual esa amiga ya está en el punto de mira. Seguramente el paranoico estará toda la tarde preguntándose si hizo bien en cortarse el pelo.

Algunas de las preocupaciones comunes son que puedas contar algún tipo de información suya si eres su amigo. Te dirá muy pocas cosas y por medo a que puedas extender información suya a los demás.

2-Nunca olvida

"Perdono pero no olvido" es uno de los dichos favoritos de estas personas. Si alguna vez te has equivocado con ella te lo va a recordar siempre, ya no hay marcha atrás. Para un paranoide la fidelidad es lo primero y si es difícil conseguir que confíen en ti, si alguna vez le traicionas no te va a perdonar nunca. Son muy rencorosos y cualquier ofensa (por pequeña que sea) les servirá de excusa para sacar conclusiones sobre tu lealtad.

3-Culpan de sus problemas a los demás

Todo es culpa del resto pero nunca suya. Si suspendenun examen es porque les tienen manía, si pierden el bus es porque tú les entretuviste a propósito, si el jefe les despide es porque Fulanita metió baza, etc. Siempre hay una excusa para no responsabilizarse de sus propios actos, echan balones fuera y nunca toman conciencia de lo que hacen bien o de lo que hacen mal.

4- Siempre a la defensiva

Ven continuamente acciones malintencionadas, eso les lleva a estar continuamente a la defensiva, con una vigilancia extrema a los detalles. Esta postura hace que estén continuamente de mal humor e irascibles, por eso todo lo que les digas se lo van a tomar a malas.

5-Acaban solos

Desgraciadamente las personas con un trastorno paranoide de la personalidad acaban solos porque todos se acaban cansando de él o ella, incluso sus seres queridos. Al estar continuamente reprochando cosas, sospechando y pidiendo explicaciones, las personas cercanas poco a poco acaban tomando distancia hasta que el paranoide termina prácticamente solo. Cuando esto ocurre se va a volver aún más paranoico, suspicaz y huraños porque como ya "le han abandonado" una vez está seguro de que todas las personas nuevas que conozca harán lo mismo que los anteriores. Al final, la gente que les rodea se acaban cansando de los reproches y optan por desaparecer de sus vidas.

6-La pareja le es infiel

A las personas paranoides no les duran mucho las parejas porque se acaban cansando de sus celos patológicos. La otra parte al principio desmiente sus sospechas y les muestra evidencias de que no son ciertas las acusaciones, dejan que revisen sus mensajes, les envían fotos de las personas con las que están, aceptan sus continuas llamadas... Lo único que se consiguen con estas condutas permisivas es entrar en un bucle, de forma que la persona al principio se sentirá más calmada y se reducirá su ansiedad pero al cabo de un tiempo las sospechan volverán e incluso más fuertes que antes, hasta que llega un punto en el que el grado de control es tan fuerte que se rompe la relación. Un paranoide puede acusar a su pareja solo por salir arreglado a la calle (estrenar camisa, ponerse colonia, ropa interior nueva, etc).

Existe la creencia de que es bueno que la pareja se cele un poco de vez en cuando porque demuestra que e quiere, sin embargo, los celos patologicos de un paranoide pueden ser extremadamente peligrosos si además es impulsivo, pudiendo hacer cosas de las que luego se arrepentirá.

7-Son autónomos

Como desconfían de los demás tienden a hacerlas cosas por siçí mismos, no son capaces de relegar tareas a los demás o colaborar con otros, piensan que las cosas las van a hacer mal o a menos no tan bien como si las hiciesen ellos. Son muy críticos con todo el mundo (también consigo mismos). Incluso pueden hacer las cosas a escondidas.

Un paranoide normalmente no acudirá a la consulta por si solo Un paranoide normalmente no acudirá a la consulta por si solo

¿Hay tratamiento?

Un paranoide normalmente no acudirá a la consulta por si solo porque básicamente cree que los médicos son matasanos y que los psicólogos o psiquiatras quieren encerrarles en un manicomio. Por eso, los profesionales poco pueden hacer si no son los propios pacientes los que reconocen tener un problema. Cuando son obligados a ir a veces el psicólogo puede hacerle abrir los ojos, pero es complicado porque el propio trastorno hace que desconfíen de todo aquel que le lleve la contraria. En esos casos en los que hay colaboración la única solución para mitigar los síntomas puede ser la medicación con el fin de reducir los pensamientos alterados, sin embargo, en cuanto el paciente deje de tomarlos seguramente aparecerán los síntomas de nuevo. Por eso, a largo plazo es contraproducente.

Por otro lado, cuando el paciente acepta que tiene un problema la terapia psicológica es altamente efectiva, utilizándose técnicas como la reestructuración cognitiva con el fin de cambiar los pensamientos distorsionados por otros que sean más adecuados y realistas, el entrenamiento en asertividad y habilidades sociales para mejorar las relaciones con los demás, técnicas para controlar el estrés y ansiedad con el fin de que el sujeto aprenda a manejar el agobio, etc.

Por último, en el caso de que te veas reflejado en este artículo debes de ser honesto contigo mismo y preguntarte hasta que punto es o no es normal tus comportamientos con otras personas y si te merece la pena seguir como hasta ahora, con esa angustia constante.

Artículos recomendados