Menú
La Demencia con Cuerpos de Lewy

DEMENCIA

La Demencia con Cuerpos de Lewy

La enfermedad que llevó a la muerte a Robin Williams es una de las formas de demencia más comunes en ancianos, y también una de las más difíciles de diagnosticar.

Ana Cristina Martín Crespo

El 11 del agosto del año 2014 todos los amantes del cine quedaron impactados ante la noticia de la muerte del actor Robin Williams. Un actor reconocido por sus múltiples películas y, además, muy querido por el público. Pronto trascendió la información que confirmaba que la muerte del actor se había debido al suicidio, aparentemente justificado por la supuesta depresión que Williams padecía.

Sin embargo, recientemente, algo más de un año después del fatal desenlace del actor, su viuda ha aportado más datos sobre el estado de salud que Robin Williams tenía en aquel momento. Según ella misma confirma, padecía Demencia con cuerpos de Lewy. Relata que sufría una serie de síntomas como ataques de ansiedad, pérdida de memoria, rigidez muscular y cambios de humor, pero los médicos no fueron capaces de identificar qué le ocurría hasta que se realizó la autopsia.

Como casi siempre que ocurre un acontecimiento de estas características en un personaje público, la población general se hace más consciente de este tipo de enfermedades y trata de entender cuáles son sus causas o sus síntomas. A continuación intentaremos arrojar algo de luz acerca de la Demencia con cuerpos de Lewy.

DescripcionEl difunto Robin Williams padecía esta enfermedad neurodegenerativa

¿Qué es la DCL?

La Demencia con cuerpos de Lewy (DCL) es una enfermedad degenerativa y progresiva para la que actualmente no existe cura. La demencia se entiende como una pérdida de la función cognitiva de las personas y suele caracterizarse por alteraciones de la memoria, del pensamiento, del lenguaje, del razonamiento o del comportamiento. La Demencia con cuerpos de Lewy es una de las causas de demencia más comunes en los ancianos y, sin embargo, a menudo es difícil de diagnosticar.

Esta dificultad en el diagnóstico se debe a que comparte sintomatología y características comunes a otras enfermedades similares frecuentes. Los pacientes con Demencia con cuerpos de Lewy presentan síntomas parecidos a la enfermedad del Alzheimer, pues es característico que se den pérdida de memoria o problemas conductuales. Así mismo, también se dan síntomas físicos como temblores o rigidez muscular, como suele suceder en la enfermedad de Parkinson. Tal es la similitud, que los científicos piensan que la Demencia con cuerpos de Lewy puede estar relacionada con el Alzheimer o el Parkinson o que incluso pueden acontecer al mismo tiempo.Además, en la DCL se dan otra serie de síntomas característicos como las alucinaciones, generalmente de tipo visual, que pueden llegar a ser muy vívidas.

Síntomas

La Demencia con cuerpos de Lewy suele comenzar entre los 50 y los 85 años. Se produce cuando en ciertas áreas del cerebro se acumulan unas estructuras proteicas anormales, que se conocen como cuerpos de Lewy, en honor al médico alemán que los describió en 1912. Estas estructuras se observan en los núcleos de las neuronas y se distribuyen por la corteza y en el tronco cerebral, interfiriendo en el funcionamiento normal del cerebro.

DescripcionLos científicos piensan que la DCL puede estar relacionada con el Alzheimer

Como toda enfermedad progresiva y degenerativa, el paciente vive los síntomas con especial angustia. Al inicio de la enfermedad son frecuentes los episodios breves de confusión, sin una causa aparente. Puede tener olvidos frecuentes o pérdidas de memoria de hechos recientes. En el ámbito motor suelen comenzar en primer lugar los temblores y problemas musculares.

Los síntomas se van agravando progresivamente. La pérdida de memoria es cada vez más evidente y poco a poco comienza a estar afectado también el lenguaje, así como la capacidad de orientación. Estos síntomas vienen acompañados de trastornos de conducta y del estado de ánimo. La rigidez muscular cada vez se acentúa más y se va complicando la marcha. Algo que afecta especialmente a los pacientes de Demencia con cuerpos de Lewy son las alucinaciones, que como decíamos pueden ser muy vívidas. También pueden ser auditivas, olfativas o táctiles e interfieren en gran medida en la vida de los pacientes.

Es característica en los enfermos de este tipo de demencia la fluctuación en la manifestación de los síntomas. Esto quiere decir que los síntomas pueden no estar presentes en un momento dado y, a la semana, al día o incluso un momento después, el paciente sea incapaz de recordar o de hablar. Esta variabilidad en los síntomas ayuda por una parte a la hora de establecer el diagnóstico diferencial de la DCL pero, en todo caso, la sintomatología siempre será degenerativa y progresiva.

Diagnóstico

No existen pruebas específicas para diagnosticar esta demencia, pero se utilizan diversas pruebas para detectar la enfermedad y la posibilidad de que aparezca acompañada de otros trastornos. Serán médicos, neurólogos y neuropsicólogos los encargados de llevar a cabo esta tarea. Para ello comprobarán si la corteza cerebral se está degenerando. También estudiarán si se está atrofiando las neuronas del tronco cerebral y en el resto de estructuras cerebrales que pueden resultar dañadas en la DCL. Además de estos estudios de neuroimagen, se analizará la sintomatología que presenta el paciente.

Pronóstico y tratamiento

Desde el momento de aparición de esta enfermedad degenerativa, la esperanza de vida de los pacientes es de entre cinco y siete años. Hay que tener en cuenta que el momento de inicio de la enfermedad puede haberse producido mucho antes de que se haya dado la detección y posterior diagnóstico. Como decíamos, en la Demencia con cuerpos de Lewy no se manifiestan una sucesión de etapas definidas, si no que el curso puede ser muy variable. Al final, los pacientes alcanzan una demencia grave y una inmovilidad casi total, aunque la muerte suele producirse por otras enfermedades, como neumonía u otras infecciones.

Actualmente no existe una cura ni un tratamiento específicos para detener el curso de la enfermedad, pero sí existen tratamientos farmacológicos que ayudan a mitigar los síntomas durante el transcurso de la demencia. La terapia psicológica también puede ayudar a estas personas a lo largo de la enfermedad, para tratar de sobrellevar los síntomas de la mejor forma posible. Es frecuente que los pacientes, especialmente al inicio de la enfermedad, sufran cuadros de ansiedad o depresión. Este apoyo puede evitar desenlaces fatales como el del actor Robin Williams y de esta forma hacer más llevadera la vida a los pacientes.

Artículos recomendados