Menú
¿Crees que estás perdiendo audición? ¡Cuida tus oídos!

SALUD AUDITIVA

¿Crees que estás perdiendo audición? ¡Cuida tus oídos!

¿Sabes cómo limpiarte los oídos? ¿Conoces a partir de cuántos decibelios el ruido es perjudicial para tu salud? Los oídos son una parte fundamental de la vida de una persona.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los oídos son una parte fundamental de la vida de una persona, por eso hay que saber cómo cuidarlos correctamente y, si piensas que estás perdiendo audición, debes tomar medidas cuanto antes para poder mantener una buena salud auditiva. Poder escuchar bien es necesario para poder disfrutar de los sonidos de la vida y, sobre todo, para poder tener sensaciones agradables en nuestra vida.

Es muy importante cuidar bien la higiene de los oídosEs muy importante cuidar bien la higiene de los oídos

La importancia de tener unos oídos sanos

Es importante mantener una higiene correcta en los oídos para asegurarte de que los mantienes sanos y cuidados. ¿Sabes cómo limpiarte los oídos? Desde edades tempranas es necesario seguir revisiones médicas para saber que todo marcha bien y, sobre todo, es muy importante tener un buen cuidado de los oídos, lo que significa evitar que soporten ruidos demasiado intensos, ya que de lo contrario podrías tener problemas auditivos y por si fuese poco, infección de oídos.

Por eso, si quieres mantener unos oídos sanos es necesario seguir las siguientes recomendaciones:

- No te expongas a ruidos demasiado intensos.

- Baja el volumen de los aparatos en casa, escuchar más alto no significa oír mejor.

- No abuses del volumen de los aparatos electrónicos, es mejor tener un volumen por debajo del 60% de su potencia.

- Si utilizas auriculares no los pongas a máxima potencia.

- Si trabajas en un ambiente ruidoso es necesario que te pongas protección auditiva.

- Si sueles tener otitis, gripes o infecciones en el oído, sigue el tratamiento aconsejado por el médico para evitar una pérdida auditiva.

- Cuando te duches, limpia bien el exterior de tus oídos con una gasita hipoalergénica sin meterla dentro de los mismos. Únicamente seca tus oídos para evitar infecciones por hongos.

- Si haces natación o te sumerges en aguas de baño, es mejor que utilices tapones para evitar la humedad en el conducto auditivo.

- Nunca introduzcas objetos en el oído, ni siquiera los bastoncillos de algodón, ya que pueden dañar la membrana, el interior o provocar tapones con el cerumen acumulado.

- Si un niño tiene retraso en el habla se deberá realizar un estudio y seguimiento para descartar posibles problemas auditivos.

- Si sientes molestias en tus oídos acude a un especialista para que valore tu situación y te realice las pruebas pertinentes.

- Si tienes más de 50 años, valora la opción de que te hagan pruebas auditivas para saber que tu audición es correcta y, en caso de tener pérdida auditiva, poder tomar a tiempo las medidas correctas.

Hay que revisar los oídos si tienes cualquier molestiaHay que revisar los oídos si tienes cualquier molestia

Cuidado con el ruido, puede dañar tus oídos

Si utilizas auriculares para escuchar música a un volumen demasiado alto, podrías tener problemas auditivos aunque seas una persona joven. Por eso, es conveniente que limites el sonido para evitar problemas posteriores.

Si no haces caso a estas recomendaciones y te expones de forma prolongada a los ruidos de fuerte intensidad, podrías tener daños permanentes en el oído, que podrías haber evitado teniendo un uso adecuado de estos aparatos o habiendo evitado los sonidos demasiado fuertes. Cuando se producen daños en el oído no existe ningún tratamiento para recuperar la audición perdida, por eso, la prevención es lo más importante.

Puedes evitar dañar tus oídos por ruido si tienes en cuenta el volumen y el tiempo que estás expuesto a ese ruido. En una jornada laboral el ruido debe ser inferior a 65 dB en ocho horas de trabajo.

La revisión auditiva: no la dejes pasar

A partir de los 50 años, es necesario que te hagas una revisión auditiva de forma anual. De esta manera, aunque tengas una leve pérdida de audición puede ser detectada a tiempo y evitar o frenar el proceso de deterioro de tu capacidad auditiva.

Una revisión auditiva no es invasiva y solo durará unos minutos. La prueba es sencilla y no duele, no tendrás ninguna molestia y se lleva a cabo en la consulta de un especialista o en un centro auditivo especializado, pero siempre con profesionales en el sector. Una vez que se recopila toda la información sobre el paciente se realiza una otoscopia para saber que no hay ningún problema físico que pueda estar causando problemas de audición al paciente.

Después se practicará una audiometría tonal vía aérea para poder determinar el umbral de audición y una audiometría tonal vía ósea que permite medir la capacidad de audición del oído interno. Por último, se realizará una audiometría verbal para evaluar la capacidad de distinguir entre sonidos de una misma palabra, así como una prueba del umbral de inconfort.

Las revisiones auditivas no son invasivasLas revisiones auditivas no son invasivas

A veces, la pérdida de audición puede ser 100% prevenible

La contaminación acústica puede generar problemas de audición. En nuestra sociedad existen muchos ruidos a causa de las obras, el tráfico, los altavoces e incluso los gritos. Son ruidos a los que estás acostumbrado pero que probablemente te estén afectando sin que te des ni cuenta. Cuando un ruido o sonido supera los 65 dB se considera como perjudicial y cuando se está expuesto normalmente a ruidos que superan estos decibelios puede generar un daño en el oído irreversible.

Es por esto que es necesario conocer los ruidos que te rodean para saber si son perjudiciales para ti o no, y si deberías tomar medidas.

Cómo encontrar ayuda en el cuidado de tus oídos

Quizá conozcas GAES. Es una compañía multinacional líder en el sector de la corrección auditiva en España. Además, tienen una gran producción de audífonos pensados en mejorar la calidad de vida de las personas que pierden, por el motivo que sea, audición. Es una empresa comprometida con la sociedad y con sus clientes, además siempre intentan concienciar a la población sobre la pérdida auditiva y que conozcan también, las posibles soluciones.

La pérdida auditiva puede ser un gran problema si no se trata a tiempo como debe ser. Por eso desde GAES puedes encontrar la ayuda necesaria para detectar sin tienes algún problema auditivo o síntoma que te hace tener una peor calidad de vida. Si crees que estás perdiendo audición puedes acercarte a un centro GAES que tengas cercano y que te hagan una revisión para que evalúen tu capacidad de audición.

Una vez que tengan la información suficiente para poder saber si tienes problemas o no de audición, te ayudarán a encontrar la solución que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

Artículos recomendados