Menú
8 factores que te hacen engordar
MALOS HÁBITOS

8 factores que te hacen engordar

Evitar engordar no implica dejar de comer. Te contamos qué malos hábitos te pueden llevar a padecer sobrepeso.

Irmina Merino Vidal

Con la llegada del verano seguramente te has planteado ponerte a dieta o hacer ejercicio para perder peso. Sin embargo, en nuestra lucha contra el sobrepeso muchas veces nuestros esfuerzos son en vano, ya que no dejamos de engordar y no sabemos porqué.

En Bekia te contamos cuáles son los 8 factores que te hacen engordar para que puedas evitarlos, en la medida de lo posible, y consigas de este modo la figura que deseas:

1. La comida rápida

Lo hemos escuchado muchas veces y debemos creérnoslo. La comida rápida está elaborada con aceites y fritos que están llenos de grasas y ayudan al sobrepeso.

Por eso, en los países donde se consumen mucho estos alimentos gran cantidad de la población sufre un nivel alarmante de sobrepeso.

Podemos consumirla de vez en cuando, pero cuando se convierte en una rutina hace que engordemos.

2. La vida sedentaria

El pasarse todo el día sentado no ayuda a nuestro cuerpo en absoluto. Tampoco tienes que pasarte todo el día dentro del gimnasio para perder peso, pero sí debes realizar alguna actividad física.

Si no quieres ponerte a dieta y no haces ningún tipo de deporte, seguramente termines engordando.

Por lo tanto, intenta caminar, al menos, treinta minutos al día y realizar deporte (el que más te guste) tres veces por semana.

3. Los azúcares

Con ellos incluimos toda aquella comida que contenga mucho azúcar, como la bollería industrial, el chocolate, los caramelos, los helados, etc. Al igual que con la comida rápida, puedes darte un capricho de vez en cuando, pero en cuanto consumas estos ingredientes a diario terminarás ganando mucho peso.

Debemos evitar la comida rápida y no abusar de los resfrescosDebemos evitar la comida rápida y no abusar de los resfrescos

4. Las bebidas gaseosas

Los refrescos con o sin gas contienen muchos azúcares y edulcorantes. Además el gas ayuda a que se nos hinche también el estómago, por lo que la combinación de ambas cosas hace que este tipo de bebidas nos ayuden a engordar.

Al igual que con la comida rápida, la gente que consume muchos refrescos y bebidas gaseosas tiende a tener un nivel alto de sobrepeso.

Deberemos tomarlas con medida y no abusar de ellas.

5. Pasar muchas horas sin comer

Normalmente, cuando una persona está a dieta tiene que comer varias veces al día. Eso es porque si dejamos muchas horas entre comida y comida cuando sea la hora de comer comeremos con más ansia y más de lo que realmente nuestro cuerpo necesita.

Así pues, debes tener el estómago ocupado cada dos horas, quizás con una pieza de fruta, un vaso de agua o una taza de té, por ejemplo, para que así cuando llegue la hora de comer no tengas tanta ansiedad y comas solamente la ración que necesites.

6. Terminarse todo lo que hay en el plato

Si nos cocinamos para nosotros mismos somos capaces de controlar las raciones. No obstante, cuando vamos a casa de alguien o a un restaurante solemos sentir la necesidad de terminarnos todo lo que hay en el plato.

Debemos no comer con gula, ya que muchas veces estamos comiendo más cantidad de la que deberíamos y eso nos hace engordar.

Un método muy bueno es medir las raciones antes de cocinarlas, para asegurarnos de que no vamos a comer más de lo debido.

Si no cocinamos nosotros come despacio, mastica bien la comida y, en cuanto sientas que ya has comido suficiente (no cuando estés completamente lleno que no puedas más, sino cuando tu estómago se sienta bien) entonces ya deberías dejar de comer.

Las cenas ligeras no solo nos ayudarán a no ganar peso, también favorecerá nuestro descansoLas cenas ligeras no solo nos ayudarán a no ganar peso, también favorecerá nuestro descanso

7. Picar entre horas

Si bien debemos tener nuestro estómago activo cada dos horas para comer con menos ansia, tenemos que evitar picar comida entre horas que no teníamos planeada.

Si estás en el trabajo todo el día puedes planificar qué vas a comer y cuándo.

No debes caer en la tentación de comer algo fuera de lo que tenías planeado, ni aún cuando te lo ofrecen tus compañeros, porque si lo conviertes en un hábito no estarás respetando tu cuadro de comida diaria y engordarás.

8. Intenta no olvidarte nunca de desayunar

Ya que necesitas la energía de un buen desayuno para pasar el día, pero intenta cenar pronto y poca cantidad.

Si nos vamos a dormir con la barriga llena, además de poder pasar una mala noche, ganaremos peso.

Algo ligero y, al menos dos horas antes de acostarte, como cena todos los días, te ayudará a no engordar.

Existen muchos más factores que te hacen engordar pero, en resumen, para mantener la línea lo mejor es evitar la comida rápida rica en grasas y azúcares, las bebidas gaseosas, el picar entre horas pero sin pasar muchas horas sin comer, hacer un plan de comidas todos los días con caprichos eventuales, cenar pronto y hacer algo de deporte.

De este modo conseguiremos no engordar indeseadamente y tener un cuerpo sano sin pasar hambre.

Artículos recomendados

Comentarios