Menú
12 razones para tomar fruta como postre

POSTRE SALUDABLE

12 razones para tomar fruta como postre

Además de ser un postre sano, es muy versátil, variado y fácil de preparar

Sara Poyo Lorenzo

Todos hemos oído lo bueno que es comer 5 piezas de frutas y verduras al día, y una de las maneras de introducir fruta en tu rutina diaria son los postres. Sin embargo hay muchos mitos respecto a esta idea. Por ejemplo, algunos aseguran que después de las comidas engorda o que empeora la digestión. Aquí os contamos con los beneficios que nos aporta el comer fruta como postre:

1- No nos engordan porque evitamos comer otros postres más calóricos

Así es. Para las personas que siguen dietas de adelgazamiento es una buena opción, siempre y cuando se sustituya por otros postres con más calorías como los helados, yogures azucarados o pasteles. Pero no debemos caer en el error de tomar el postre calórico y añadirle luego una pieza de fruta porque si no se conseguirá el efecto contrario, ya que estaremos sumando la fructosa de la fruta a la dieta.

2- Son una fuente de vitaminas, antioxidantes y minerales

Son una forma deliciosa de proteger nuestro cuerpo contra las enfermedades. El tipo de vitaminas que aportemos, dependerá de la fruta que tomemos, ya que cada una tiene sus propiedades. Por ejemplo, la naranja es muy famosa por aportar vitamina C y las fresas por su alto contenido en vitamina A. Sin embargo, independientemente de la fruta escogida estaremos incorporando vida a nuestro cuerpo. Por otro lado, su alto contenido en antioxidantes hacen de la fruta un fuerte aliado en la reducción de algunos tipos de cánceres.

3- Nos ayudan a regular el tránsito intestinal

La fibra que aportan la hacen la opción perfecta si tenemos problemas de estreñimiento. Además, la fibra nos ayudará a sentirnos saciados y a no seguir picando. Algunos nutricionistas también dan la opción de comer fruta antes de cada comida, para así llegar con menos hambre y controlar mejor la cantidad que comemos.

4- Inculcamos un buen hábito a nuestros hijos

Si los más pequeños de la casa nos ven comer fruta como postre, en vez de otras opciones menos saludables, le empezarán a coger el gusto también. No solo nos ayudamos a nosotros mismos, sino que a la vez favorecemos que nuestros hijos tengan menos riesgo de sobrepeso infantil. La mejor manera de incentivarles a comer fruta es que nos vean a nosotros comerla.

5- Tienen una gran variedad de sabores, colores y puedes mezclarla con casi todo

Hay para todos los gustos, frutas dulces para los más golosos, otras más ácidas como los cítricos, otras más ligeras... Es difícil no encontrar al menos una fruta que te guste. Toma frutas frescas de temporada y aporta sabores diferentes en cada estación.

Existen frutas para todos los gustosExisten frutas para todos los gustos

6- Facilitan la digestión

Hay un mito que dice que tomar la fruta como postre no es recomendable porque ralentiza la digestión y nos caerá pesada la comida. No es así. Cuando comemos todos los alimentos se mezclan con nuestros jugos gástricos a la vez, así que, en realidad, el orden en el que tomemos la fruta no va a influir en la digestión. Es más, hay estudios que demuestran que las frutas cítricas incluso favorecen la digestión porque ayudan a estimular las secreciones gástricas del estómago.

7- Mejora la higiene bucal

Tomar fruta como postre nos aportará un aliento más fresco que otros postres como pasteles o helados. Por otro lado, algunas frutas nos ayudarán a cuidar nuestros dientes. Por ejemplo, el melón y la sandía gracias a su contenido en vitamina A y agua mantendrán a raya los gérmenes que se acumulan en nuestros dientes. Otras más duras como la manzana, harán que desarrollemos unas encías fuertes y unos dientes más limpios, ya que al morder arrastramos parte de la placa bacteriana que se acumula en los dientes.

8- Puedes combinarla con otros alimentos y crear postres originales

La fruta es algo muy versátil a la hora de crear postres originales y deliciosos. Puedes combinar frutas con yogurt, con helado o incluso hacer una rica macedonia. A los niños además les encantará porque a esas edades la comida entra más por los ojos. Hay muchas recetas sencillas elaboradas con fruta que son sanas y nutritivas. Eso sí, si estás controlando el peso tienes que ajustar las cantidades o tomar este tipo de postres con menos frecuencia.

9- Mejor salud mental

No solo nos mejoran físicamente, sino que hay estudios que muestran que consumir un mayor número de frutas y verduras tiene efectos muy beneficiosos en nuestra salud mental. Según uno de los últimos estudios hechos en Inglaterra y publicados por la revista BMJ Open, se asocia una óptima salud mental con el consumo de al menos 5 frutas y verduras al día. Pero tener una buena salud mental, no es solo ausencia de un trastorno, sino que ellos consideraron tener un buen estado de ánimo, sentirse optimista, tener mejor relaciones con los demás y sentirse más feliz.

Es el postre perfecto para evitar el sobrepeso infantil e inculcar hábitos saludables desde pequeños Es el postre perfecto para evitar el sobrepeso infantil e inculcar hábitos saludables desde pequeños

10- Prevenimos enfermedades

Al escoger fruta como postre aumentamos nuestras defensas gracias a la cantidad de vitaminas que poseen. Por otra parte, la fibra nos ayuda a desechar toxinas, por lo que reduce las posibilidades de padecer algunas enfermedades relacionadas con la eliminación de las toxinas, como el colesterol, el elevado ácido úrico...

11- Nos hidratan y embellecen nuestra piel

La fruta tiene un alto porcentaje en agua y si nos acostumbramos a incorporarla después de la comida, estaremos aportando una cantidad extra que hidratará y tersará nuestra piel, una opción más saludable respecto a otros postres que contengan grasas o azúcares refinados como la bollería industrial.

12- Se adaptan a todas las personas

No hay excusas para no tomar fruta de postre. Aunque estés a dieta y quieras controlar la cantidad de azúcares que comes, puedes comer todo tipo de fruta. Es cierto que algunas como las uvas o los plátanos son más azucarados, pero en este sentido, puedes comer menos cantidad o elegir otras menos calóricas como las naranjas, melón o sandía. También puedes hacer batidos adelgazantes a base de frutas de temporada que te ayudarán a mantener la línea y están deliciosos.

Artículos recomendados