Menú
Tratamientos para la subfertilidad

FERTILIDAD

Tratamientos para la subfertilidad

La subfertilidad y la infertilidad no es lo mismo. Es necesario diferenciar estos términos y también sus tratamientos.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si llevas con tu pareja un tiempo intentando concebir un bebé y aún no lo han podido hacer, entonces tendrás que acudir a un médico para decirle lo que está pasando. Quizá el médico o especialista de fertilidad os puede comunicar que tanto tú como tu pareja podríais ser subfértiles. Si descubres que lo eres, no te desanimes demasiado porque pueden haber soluciones.

La subfertilidad simplemente significa que tú o tu pareja, es o eres menos fértil que otras parejas como vosotros. No significa que no pueda existir embarazo o que los espermatozoides sean de muy mala calidad, simplemente sugiere que puede ser más difícil según las diversas medidas utilizadas para evaluar la fertilidad.

Diferencias entre subfertilidad e infertilidad

Una persona subfértil puede tener buenas probabilidades de conseguir un embarazo sin necesidad de recurrir a tratamientos, simplemente puede que cueste un poco más. Si esto se compara con una persona que es infértil, es totalmente diferente, porque en este caso, sí se necesitaría asistencia médica para poder lograr un embarazo y es poco probable lograrlo sin ayuda.

Otra diferencia entre los términos es que la infertilidad significa que has estado intentando quedar embarazada durante al menos un año sin éxito. La subfertilidad, por otro lado, simplemente significa que estás tardando un poco más de lo que lo hacen otras parejas y que lo llevas intentando menos de un año.

Es importante no confundir estos términos para una persona que es considerada estéril. Una persona estéril no podrá lograr un embarazo de ninguna manera.

Las causas de la subfertilidad son esencialmente las mismas que las de la infertilidadLas causas de la subfertilidad son esencialmente las mismas que las de la infertilidad

Causas y diagnóstico de subfertilidad

Las causas de la subfertilidad son esencialmente las mismas que las de la infertilidad y pueden variar según la pareja. Para las mujeres, las causas pueden incluir problemas de ovulación, factores relacionados con la edad, problemas uterinos y cicatrización de los órganos reproductivos debido a la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). En los hombres, la causa principal es un recuento bajo de espermatozoides causado por cualquier problema, desde una infección hasta problemas endocrinos. En algunos casos, las características combinadas de la pareja masculina y femenina pueden contribuir a la subfertilidad.

Para diagnosticarlo se suele recurrir a:

  • Ecografía ovárica
  • Análisis de semen
  • Pruebas hormonales en la pareja femenina
  • Pruebas genéticas en la prueba masculina para descartar trastornos cromosómicos

El tratamiento

La principal diferencia entre las parejas que son subfértiles y las que son infértiles está en cómo se trata la condición. En parejas subfértiles, el tratamiento puede no ser tan inmediato o agresivo, particularmente en la etapa temprana. En cambio, el especialista puede optar por cambios en el estilo de vida que son más fáciles de implementar y ofrecer menos efectos secundarios o complicaciones. Los cambios en el estilo de vida pueden incluir:

La principal diferencia entre las parejas que son subfértiles y las que son infértiles está en cómo se trata la condiciónLa principal diferencia entre las parejas que son subfértiles y las que son infértiles está en cómo se trata la condición

  • No fumar ni en el hombre ni en la mujer
  • Hacer ejercicio de forma moderada pero no excesiva
  • Hacer un seguimiento de la temperatura basal
  • Ajustar las relaciones sexuales teniendo en cuenta la ovulación sin que sean demasiado frecuentes pero sí tenerlas en la semana de más probabilidad fértil del mes
  • Perder peso si existe sobrepeso u obesidad puesto que puede afectar a la motilidad (movimiento) del esperma
  • Evitar lubricantes sexules que puede afectar la motilidad del esperma
  • Evitar el sobrecalentamiento de los testículos (a través de baños calientes, saunas o duchas)
  • Cambiar de calzoncillos a boxer para evitar también el sobrecalentamiento de los testículos

Si después de tomar estas medidas durante un tiempo no hay mejoras, entonces es posible que el especliasta prefiera optar por otros tratamientos médicos, como la toma de medicamentos para aumentar las probabilidades de concebir, dispositivos médicos, cirugía, tratamientos combinados o incluso, pensar en una fecundación in vitro, inseminación artificial u otros.

Si tienes subfertilidad, también es muy importante que cuides tu salud emocional ya que el estrés o el agobio de intentar concebir y encontrarte con pruebas de embarazo negativas, pueden hacer que el embarazo se retrase aún más.

Artículos recomendados