Menú
Por qué decir SÍ a tener un entrenador personal
EJERCICIO

Por qué decir SÍ a tener un entrenador personal

Si realmente quieres estar en forma y hacer las cosas bien, tener un entrenador personal puede ser una buena opción.

Mª José Roldán Prieto

Con la llegada del buen tiempo es probable que quieras mejorar tu condición física. O que el buen tiempo no tenga nada que ver y solo quieras tener una buena salud y sentirte bien contigo mismo/a. Cualquier razón o motivo es bueno para poder comenzar a hacer ejercicio y mejorar tu salud física y emocional.

Quizá te hayas apuntado al gimnasio, pero te cuesta mantener esa fuerza de voluntad para poder completar tu entrenamiento al 100%. E incluso, es posible que estés apuntado/a al gimnasio y que lo hicieras con la esperanza de ir, pero te estés dando cuenta que te cuesta más de lo que pensabas y pasan las semanas sin que acudas allí. Si esto te ocurre, sabes que necesitas motivación, por eso, merece la pena conseguir un entrenador personal que te guiará en todo lo que tienes que hacer y hará que subas de nivel cada día.

 Son profesionales que velarán por tu salud y para que avances de forma progresiva sin perder la motivación Son profesionales que velarán por tu salud y para que avances de forma progresiva sin perder la motivación

Si aún no tienes claro cuáles son las ventajas de tener un entrenador personal, entonces sigue leyendo. Merece la pena invertir algo de dinero en estas personas, porque te ayudarán a alcanzar tus objetivos. Son profesionales que velarán por tu salud y para que avances de forma progresiva sin perder la motivación.

Ventajas de tener un entrenador personal

Saben lo que te puede funcionar

Un entrenador personal te ayudará a tener más motivación y te diseñará un programa personalidad de ejercicios y también de orientación nutricional. Así sabrás qué es lo que tienes que hacer y también qué es lo que debes comer para mantenerte en forma.

Contarás con su apoyo y de esta manera podrás tener una base sólida para tu entrenamiento. Los entrenadores personales utilizan metodologías de prueba antes de comenzar, así pueden identificar cuáles son los puntos débiles de sus clientes y así, pueden saber dónde 'deben apretar más las tuercas', dependiendo de los objetivos a conseguir.

Te ayudarán a rendir bien en tus entrenamientos

Tu entrenador te estará esperando de forma puntual para tus entrenamientos, por lo que no hay excusas. Debes acudir a tu cita para completar tu entrenamiento. Además, gracias a tu entrenador podrás tener un programa personalizado para ti. Podrás sacar el máximo provecho de los equipos del gimnasio y del tiempo que estés empleando para ejercitarte. Tendrás tus descansos, pero los controlará tu entrenador para que no te pases de la raya.

Puedes empezar con un entrenador personal para aprender qué hacer

Si no puedes permitirte económicamente tener un entrenador personal de forma permanente, sí puedes contratar los servicios de uno para que te enseñe qué debes hacer exactamente. Esto es buena idea sobre todo si tienes buena motivación y fuerza de voluntad, es decir, que sabes que aunque el entrenador personal no esté a tu lado, si sabes lo que tienes que hacer y cómo hacerlo, podrás continuar tus entrenamientos sin problemas.

Un entrenador personal te ayudará a sacar esa gran motivaciónUn entrenador personal te ayudará a sacar esa gran motivación

Puedes probar diferentes metodologías, que te enseñe el funcionamiento de diferentes máquinas o formas de entrenamiento. Podrás saber cómo realizar tus ejercicios en un tiempo determinado gracias a la ayuda de un entrenador personal, aunque no tengas sus servicios de forma permanente. Además, aprenderás a tener las posturas correctas para evitar lesiones innecesarias.

Te ayudarán a mejorar tu aptitud ante el deporte

Es posible que sepas que el deporte es bueno para ti pero que no tengas la aptitud necesaria para poder sacar el máximo provecho del mismo. Un entrenador personal te ayudará a sacar esa gran motivación cuando sientas que todo está perdido o que el deporte no es para ti...

Los entrenadores personales tienen la responsabilidad de motivar a los clientes cuando pasan por un mal momento o incluso cuando quieren abandonar. Es imprescindible que los entrenadores sepan cómo motivar, apoyando a sus clientes y haciéndoles ver que sí son capaces de progresar.

Artículos recomendados

Comentarios