Menú
Actividades cotidianas que queman calorías

PERDER PESO

Actividades cotidianas que queman calorías

Las actividades cotidianas pueden ser tu mejor aliado para quemar calorías y estar en forma, además de perder peso.

Noelia Rodríguez Alvarez

Cuando pensamos en qué hacer para perder algunos kilos y llevar una vida más saludable nuestra primera idea suele ser ponernos a dieta y apuntarnos al gimnasio. Es cierto que una alimentación sana y la práctica de ejercicio de manera habitual son las claves para adelgazar de un modo saludable. Sin embargo, en ocasiones, puede ser más fácil, a veces simplemente se necesita cambiar algunos hábitos de nuestras actividades cotidianas.

Te sorprenderá saber que con unos pequeños cambios basta para empezar a quemar calorías. Y esto puede ahorrarnos la cuota del gimnasio o simplemente dejar de dar excusas tales como la falta de tiempo para no ponerse a punto. ¿Quieres saber qué actividades cotidianas queman calorías sin que apenas te des cuenta?

Salir a correr es una buena opciónSalir a correr es una buena opción

Deja el coche en casa

Hoy en día nos movemos muy poco, tenemos una vida sedentaria y cuando necesitamos ir a algún sitio no dudamos en coger el coche. Nos hemos vuelto muy cómodos y nos desplazamos en vehículo propio a trabajar, a hacer compras y procuramos aparcar lo más cerca posible de nuestro destino. Esto no sólo supone que cada vez caminamos menos, realizamos trayectos muy cortos y esto no activa nuestro cuerpo.

Si cambiamos la actitud podemos conseguir unos resultados muy buenos que ni nos esperamos.

¿Cómo se pone esto en práctica? Pues con simplemente dejar el coche en casa. Si tienes que ir a hacer un recado vete andando y a ser posible elige una tienda que te quede más lejos o vete dando un rodeo, para incrementar los minutos que dedicas a caminar. No te supondrá ninguna diferencia dar un paseo de 45 minutos en vez de 30 y has de saber que el caminar puede ser más beneficioso que correr.

Pero para conseguir resultados has de ser constante y caminar un mínimo de 45 minutos al día, es a partir de entonces cuando se ha calculado que el cuerpo empieza a quemar grasa. Tampoco hace falta que lleves un ritmo rápido al principio. Empieza poco a poco y podrás ir incrementando tanto la velocidad como la duración sin problemas y sin darte cuenta. Si tienes que realizar desplazamientos más largos puedes optar por usar la bicicleta, que también es una forma excelente de quemar calorías y ponerse en forma.

Di adiós al ascensor

Cuando llegamos a casa o cuando vamos a la oficina nos encaminamos directos al ascensor para subir uno, tres o diez pisos. Y lo mismo cuando los bajamos hacia el portal. Es una de esas actividades cotidianas que hacemos de manera casi inconsciente. Si la modificamos podemos perder calorías en cada trayecto y, además, mejorar nuestra forma física.

Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio la primera vez que decidas subir cinco pisos a pie te costará y llegarás arriba casi sin aliento, pero en una semana notarás una gran mejoría, que no te cansas tanto y te cuesta menos respirar. En un mes te sentirás genial y no te acordarás más del ascensor.

Al igual que comentábamos con el caso de caminar es algo a lo que has de ir acostumbrándote poco a poco. La primera vez que subas varios pisos de escaleras quizás necesites pararte para recuperar el aliento. No pasa nada y es normal. Con el tiempo no lo necesitarás.

Quema calorías limpiando

Podemos quemar calorías en nuestro hogar y eso no significa que para ello tengamos que montar un gimnasio en casa. La limpieza del hogar es una tarea tediosa que a pocas personas les gusta y, a veces, optamos por relegarla para más adelante y la postergamos. Si supieras la cantidad de calorías que puedes quemar con un paño en la mano seguro que empiezas a verla con otros ojos. Por hacer actividades cotidianas tales como barrer, fregar y quitar el polvo durante media hora se queman unas 110 calorías, casi tanto como por limpiar los cristales. En este último caso, además, si tienes grandes ventanales, puedes practicar a hacer sentadillas mientras los dejas relucientes.

Pasar la aspiradora supone un consumo de 90 calorías y limpiar el baño de 130. Si decides fregar los platos, en lugar de poner el lavavajillas, sumarás más de 150 calorías menos y si tienes un jardín cada vez que retires las hojas caídas estarás eliminando cerca de 300 calorías. La próxima vez que te toquen las tareas de la casa las verás con otros ojos.

Adelgazar con sexo

Cuando practicamos sexo nos movemos, y mucho normalmente, se acelera nuestro ritmo cardiaco y sudamos. Esto supone que estamos quemando calorías y qué mejor forma hay de deshacerse de ellas que dando rienda a la pasión.

Por cada 15 minutos de sexo se dice que se queman unas 500 caloríasPor cada 15 minutos de sexo se dice que se queman unas 500 calorías

Por cada 15 minutos de sexo se dice que se queman unas 500 calorías y cuanto más enérgico se sea en la práctica más se pueden eliminar. No todas las posturas requieren el mismo esfuerzo físico, por lo que unas ayudan más que otras a adelgazar, pero ten en cuenta que hasta los preliminares y el sexo oral suman en esto de perder calorías.

La postura del perrito o la del misionero suponen unas 250 calorías menos por cada 10 minutos, mientras que el hacerlo de pie durante el mismo tiempo conlleva una pérdida de 600 calorías.

Son muchas las actividades cotidianas con las que podemos quemar calorías prácticamente sin darnos cuenta y sin necesidad de ir al gimnasio, salir a correr o someternos a duros ejercicios. Basta cambiar nuestra rutina y empezar a sacar el máximo rendimiento a lo que hacemos.

Artículos recomendados