Menú
Por qué salen bultos rojos en los dedos

DEDOS

Por qué salen bultos rojos en los dedos

Si has notado que te han salido unos bultos rojos en los dedos, ¡debes saber ahora mismo a qué se debe!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Es posible que un día te levantes por la mañana y veas en tus dedos unos pequeños bultos rojos que no sabes de dónde han salido ni por qué los tienes. Las pequeñas protuberancias rojas en tus dedos podrían deberse a diferentes motivos. Es imprescindible saber cuál es el motivo que te está causando esa molestia porque solo de esa manera podrás hablar con tu médico para encontrar el tratamiento adecuado en cada caso concreto. 

Si notas una erupción o un síntoma que no responde de inmediato a un remedio casero o un ungüento anti-picores de venta libre, debes consultar a un médico lo antes posible. En algunos casos, es posible que necesite una crema recetada por tu médico para eliminar las protuberancias rojas y la picazón o la incomodidad resultantes. Pero, ¿por qué puede estar causado?

Con el picor se pueden desarrollar protuberancias rojas en los dedosCon el picor se pueden desarrollar protuberancias rojas en los dedos

Eccema en la mano

El eccema, también llamado dermatitis atópica, es una erupción que pica y puede estar enrojecida, inflamada, supurando, con costra y escamosa. La mayoría de las personas con eccema lo desarrollan cuando son niños, y más de la mitad de los adultos lo tienen hasta la edad adulta, a menudo en forma de eczema de las manos.

Con el picor se pueden desarrollar protuberancias rojas en los dedos. Los brotes pueden ocurrir después de la exposición a productos químicos o el uso frecuente de las manos, como al practicar jardinería o hacer tareas domésticas o de oficina. Es necesario que protejas tus manos con guantes siempre que salgas al aire libre, lavando platos o haciendo otras tareas que puedan provocar esta irritación en los dedos de tus manos.

Tu medico puede recetarte una crema para eliminar el eccema de las manos, aunque la condición puede tardar varios meses en resolverse por completo, sobre todo si la condición ha llegado a ser bastante severa.

Sarna

La sarna son pequeños ácaros que viven en los humanos, y sus madrigueras y mordeduras pueden causar protuberancias rojas. Uno de los primeros síntomas es la picazón, y ocurre de unas pocas horas a unos pocos días después de la infestación. Es posible que notes madrigueras, que son pequeñas huellas entre los dedos donde los ácaros penetran la piel. 

La sarna podría poner huevos o dejar heces en las madrigueras. Cuando la sarna pica, dejan picazón, pequeñas protuberancias rojas. La sarna es muy contagiosa y no desaparecerá por sí sola. Si crees que puedes tener la afección, tendrás que consultar a tu médico inmediatamente. Deberás aplicarte cremas de insecticida durante varios días para matar a los ácaros, y el tratamiento a menudo debe repetirse un mes después.

Las infecciones por hongos son comunes en las personas con diabetes Las infecciones por hongos son comunes en las personas con diabetes

Infección micótica

Pequeñas protuberancias rojas en tus dedos alrededor de tus uñas pueden ser un síntoma de una infección de hongos en la piel. Las infecciones por hongos son comunes en las personas con diabetes u otras afecciones que afectan el sistema inmunológico. Otras señales incluyen picazón y el desarrollo de pequeñas ampollas o escamas. Si tienes diabetes y crees que puedes tener una infección por hongos, consula a tu médico inmediatamente para recibir tratamiento. Es posible que necesites un medicamento antimicótico recetado para curar la infección por completo.

De cualquier modo, si de repente notas protuberancias, bultos rojos, picazón o cualquier otro malestar en los dedos de la mano, tendrás que acudir al médico para que evalúe cuál puede ser la causa. Una vez sabido te dirá qué tienes que hacer para frenar el malestar y de esta manera cuidar la piel. Tendrás que hacer caso al tratamiento que te diga el médico y no saltarte ningún paso, porque si empiezas un tratamiento y lo dejas cuando crees que la piel está mejor, puede volver a brotar. Comienza el tratamiento y síguelo tal y como te mande el médico. Si después de acabar el tratamiento tu afección sigue igual, entonces es posible que debas volver al médico para probar otro tipo e tratamiento.

Artículos recomendados