Menú
Qué es el derecho a tener una muerte digna

DERECHOS FUNDAMENTALES

Qué es el derecho a tener una muerte digna

La controversia alrededor de la capacidad de las personas para decidir poner fin a su propia vida ha vuelto a abrir debate en la sociedad española.

Aroa Barranco Alcázar

En nuestra constitución hay dos artículos que hablan sobre el derecho a tener una vida y vivienda digna, que se ajuste a nuestras necesidades y gustos, pero ¿Qué pasa a la hora de tener una muerte digna? No hay nada que regule esto y lo único que se acerca un poco a ello son los cuidados paliativos.

La muerte digna también se conoce como ortotanasia y hace referencia a una actuación correcta ante la muerte por parte de quienes atienden, ya sean médicos, familiares o cuidadores externos, al que sufre una enfermedad incurable o en fase terminal. Se entiende como el derecho de la persona enferma a tener una muerte digna sin ningún instrumento que lo mantenga con vida. Es aquí cuando entra en juego los cuidados paliativos y la diferencia con la eutanasia ya que la primera (ortotanasia) no adelanta de forma deliberada la muerte del paciente.

Los cuidados paliativos son definidos por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como un concepto que hace referencia al "cuidado total activo de los pacientes cuya enfermedad no responde a tratamiento curativo", aunque esto ha sido revisado y ampliado de manera que ahora también se incluye el "enfoque que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades amenazantes para la vida, a través de la prevención y alivio del sufrimiento por medio de la identificación temprana e impecable evaluación y tratamiento del dolor y otros problemas físico, psicológicos y espirituales". Este tipo de cuidados han sido reconocidos a nivel internacional y, a pesar de que no exista una normativa a nivel estatal, hay algunas Comunidades Autónomas como son Galicia, Madrid, Navarra, Canarias, Andalucía, Aragón y las Islas Baleares las que han decidido abordar el tema de los cuidados paliativos por su cuenta.

La muerte digna también se conoce como ortotanasia La muerte digna también se conoce como ortotanasia

El objetivo final de estas normativas autonómicas es el proteger la dignidad de la persona durante el proceso de su muerte, asegurando la toma de decisiones, en los casos que sea posible.

Controversia con el concepto

También es importante avisar que la sociedad usa los términos de 'muerte digna', 'eutanasia' y suicidio asistido' como sinónimos y lamentamos decir que esto es un terrible error ya que son completamente diferentes sobre todo en un el marco legal.

La muerte digna, como hecho dicho anteriormente, es de derecho que tiene un paciente con enfermedad irreversible o en fase terminal, o sus familiares en el caso de que el paciente no pueda decidir, para decidir con total libertad si desea o no el uso de procedimientos invasivos en su cuerpo. Actualmente esto es regulado por la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

La eutanasia, según la definición que nos ofrece la OMS, hace referencia a la "acción del médico que provoca deliberadamente la muerte del paciente". Los únicos países que encontramos que tienen legalizada la eutanasia son los Países bajos, Bélgica, Colombia, Holanda, Suiza y Luxemburgo.

El suicidio asistido es descrito como la "asistencia a otra persona, que desea terminar con su vida, para que lo consiga". Al igual que la eutanasia, esto está prohibido en España y en algunos países, como es el caso de Argentina, es juzgado como homicidio. Los únicos países, o en este caso estados o condados, que tiene una normativa en relación con el suicidio asistido son Oregón, Washington, Montana, Vermont y California.

En busca de poder decidir por uno mismo

Seguro que muchos de vosotros habéis tenido algún familiar o conocido que al final de sus días ha estado recibiendo sedación (morfina) para que no sufra y consiga irse de una manera más 'digna'. Esta práctica es la única hasta la que se puede optar de forma legal y hace que nuestros mayores o personas con enfermedades terminales puedan acabar con sus días sin tener que agonizar lenta y dolorosamente en muchos de los casos.

Que se legalice la eutanasia no significa el fin de los días de los cuidados paliativosQue se legalice la eutanasia no significa el fin de los días de los cuidados paliativos

Lo que muchas asociaciones y partidos políticos buscan y piden, incluso antes del caso tan mediático que ha acontecido en el mes de abril, es que esas personas puedan decidir cuándo, cómo y dónde morir sin que tengan que acabar en cuidados paliativos y haciendo que tanto familiares como amigos sufran por ellos. Si ya de por sí es difícil ver como un familiar lo está pasando mal a causa de los dolores, imaginad el dolor físico y psicológico que esa persona está viviendo día tras día; no solo es consciente, en muchos casos, de que está muriendo de una forma lenta e inhumana, sino que además puede ver el dolor de las personas que se preocupan por él o ella día tras día.

Que se legalice la eutanasia no significa el fin de los días de los cuidados paliativos ya que, en países como Holanda y Bélgica, son legales ambas cosas. Este tema crea bastante controversia ya que, al fin y al cabo, se está acabando con la vida de una persona, pero se debe de tener en cuenta que esa persona ya no es capaz de tener una calidad de vida adecuada y que sus actividades de la vida diaria ahora tienen que ser realizadas por una persona ajena a ella, debido a su incapacidad para llevarlas a cabo.

Para finalizar, hay que tener en cuenta que si no se hace una ley adecuada sobre esto, muchas personas van a seguir recurriendo a familiares o médicos que estén concienciados con el tema para llevar a cabo un suicidio asistido en sus casas. Es muy necesaria la información sobre estos temas y que la sociedad vaya un poco más allá y tenga en cuenta que es una vulneración de los derechos humanos el tener a una persona sufriendo y agonizando en una cama, que en muchos casos ni si quiera es consciente de lo que sucede a su alrededor. A pesar de que es un tema que se ha quedado en el tintero durante muchos años, el último caso de suicidio asistido que ha ocurrido este mes y la cercanía con las elecciones ha hecho que sea un tema que vuelva a entrar en debate tanto por parte de la sociedad española como por el congreso.

Artículos recomendados