Menú
Ser adicto a Internet: un problema de salud mental cada vez más frecuente

ADICCIÓN

Ser adicto a Internet: un problema de salud mental cada vez más frecuente

La adicción a Internet es cada vez más frecuente en nuestra sociedad, ¿crees que podrías tener adicción a Internet?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La adicción a Internet es una adicción al comportamiento en la que una persona se vuelve dependiente del uso de Internet u otros dispositivos con conexión, como una forma poco adaptativa de lidiar con el estrés de la vida. La adicción a Internet es cada vez más reconocida y es un tema de preocupación en gran parte del mundo.

Actualmente la adicción a Internet no se considera de forma oficial como un trastorno mental, aunque cada vez se valora más el tratamiento como un área especializada. Existen tres subtipos de adicción a Internet: adicción a videojuegos, cibersexo, pornografía, adicción al sexo online y la adicción al juego online. También existen adicciones a redes sociales como Facebook o Instagram.

Señales de que puedes ser adicto a Internet

Como la adicción a Internet no se reconoce formalmente como un trastorno adictivo, puede ser difícil obtener un diagnóstico por parte de un profesional. Sin embargo, varios expertos destacados en el campo de la adicción conductual han contribuido al conocimiento actual de los síntomas de la adicción a Internet. Todos los tipos de adicción a Internet contienen los siguientes cuatro componentes clave.

La adicción a Internet es cada vez más reconocidaLa adicción a Internet es cada vez más reconocida

Uso excesivo de Internet

¿Cuánto tiempo es excesivo? Esto es relativo. Si bien las pautas sugieren no más de dos horas de tiempo de pantalla por día (de ocio), esto no es realista para las personas que usan los ordenadores e Internet para trabajar o estudiar. Algunos autores añaden la advertencia "para uso no esencial", pero para un adicto a Internet, todo uso de Internet puede sentirse esencial. Para saber si tu uso es excesivo tendrás que preguntarte lo siguiente sobre la frecuencia:

  • ¿Pasas más tiempo en Internet de lo que pretendíais antes de conectarte?
  • ¿Escuchas a otras personas de tu vida quejarse porque pasas demasiado tiempo en Internet?
  • ¿Quieres un poco más de tiempo siempre en Internet?

Si alguna de estas situaciones se te presenta a diario, puedes ser adicto a Internet.

Síntomas de abstinencia

Los síntomas comunes de abstinencia de Internet incluyen ira, tensión y depresión cuando el acceso a Internet no está disponible. Estos síntomas pueden percibirse como aburrimiento, falta de alegría, mal humor, nerviosismo e irritabilidad cuando no se puede usar cualquier dispositivo con acceso a Internet.

Repercusiones negativas

Si la adicción a Internet no causara daño, no habría problema. Pero cuando el uso excesivo del uso de dispositivos con conexión a Internet se vuelve adictivo, algo comienza a ir mal. Es posible que no tengas relaciones personales reales, o que las que tengas puedan ser descuidadas o sufrir discusiones sobre su uso de Internet.

Si la adicción a Internet no causara daño, no habría problemaSi la adicción a Internet no causara daño, no habría problema

Es posible que comiences a tener problemas en los estudios o en el trabajo o incluso que tengas poca energía para hace cualquier otra cosa que no sea estar en Internet. También es posible que tengas problemas económicos, sobre todo si tienes adicción a los juegos o compras online o cibersexo.

¿Te has sentido identificado?

Si reconoces estos síntomas sobre la adicción a Internet en ti o en una persona que está a tu cargo, tendrás que hablar con el médico para poder tener ayuda cuanto antes. Además de que te puede proporcionar referencias a otros profesionales para tratar tu adicción, también puede recetarte medicamentos o terapia para tratar el problema que tengas subyacente como posiblemente: depresión o un trastorno de ansiedad social. La adicción a Internet también puede superponerse con otras adicciones de comportamiento, como la adicción al trabajo , la adicción a la televisión y la adicción a los teléfonos actuales.

Este tipo de adicción a Internet puede tener efectos devastadores en las personas, sus familias y especialmente en niños y adolescentes en crecimientoEncontrar ayuda puede ser complicado al principio, sobre todo cuando no se reconoce la adicción como un problema, pero puede mejorar considerablemente la calidad de vida.

Artículos recomendados