Menú
¿Tienes antojo o adicción al azúcar?

ALIMENTACIÓN

¿Tienes antojo o adicción al azúcar?

No es lo mismo tener antojo o ganas de tomar dulce con azúcar o tener un adicción al azúcar... ¿qué es lo que te ocurre a ti?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Sientes que a veces tienes deseos irremediables de comer dulces o cualquier alimento que lleve azúcar? Si quieres cambiar tu alimentación pero te preocupa lo mal que lo puedes pasar cuando no comas galletas, dulces u otro tipo de alimentos azucarados, entonces es una señal de que hay algo que no marcha bien.

¿Por qué quieres tomar azúcar?

Nada menos que el 97% de las mujeres y el 68% de los hombres suelen querer alimentos azucarados habitualmente. El chocolate es el alimento más deseado a nivel mundial. Se ha creído durante mucho tiempo que los antojos de carbohidratos y otros alimentos azucarados son impulsados por el deseo de mejorar el estado de ánimo debido a que el consumo de dulces aumenta los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor cerebral que aumenta tu sensación de bienestar, por lo que tiene sentido que si un alimento te hace sentir mejor, querrás comer más.

También es posible que quieras más dulce de lo normal por diferentes motivos:

Nada menos que el 97% de las mujeres y el 68% de los hombres suelen querer alimentos azucarados habitualmenteNada menos que el 97% de las mujeres y el 68% de los hombres suelen querer alimentos azucarados habitualmente
  • Tienes estrés emocional. Si tienes estrés de cualquier tipo es posible que quieras buscar confort emocional a través de la comida. El efecto del azúcares tus hormonas te ayudan a sentirte bien.
  • Desequilibrio de macronutrientes. Si tienes una dieta con pocas proteínas, grasas saludables o fibra, puede que tengas cambios bruscos en tus niveles de azúcar en la sangre y que tengas ganas de comer dulce de forma impulsiva.
  • Duermes mal. Si tienes falta de sueño es posible que quieras comer alimentos dulces o con almidón. Si estás cansado o duermes mal, comerás peor.
  • No comes las calorías adecuadas. Si no has comido suficientes calorías es posible que quieras comer más azúcar.
  • Dietas bajas en carbohidratos. Consumir una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos puede aumentar los antojos de alimentos de sabor dulce.
  • Eres una mujer. Los antojos de azúcar son comunes sobre todo en las mujeres. Por su constitución las mujeres pueden querer alimentos con más contenidos de azúcar y alto contenido en grasa.
  • Alto consumo de azúcar. Existe una fuerte correlación entre el consumo habitual de un sabor de una persona y su intensidad preferida para ese sabor. Eso significa que mientras más azúcar consumas, más azúcar querrás.
  • Uso frecuente de edulcorantes artificiales. Los edulcorantes de cero calorías pueden cambiar tu sentido del gusto en lo que respecta a los dulces, lo que hará que tengas más ansiedad de aumentar tu cantidad de azúcar.
  • Deficiencia de micronutrientes. Una deficiencia de magnesio puede conducir a un aumento de querer más azúcar. Aunque no hay evidencia clínica que respalde esta teoría.
Las adicciones requieren el apoyo de profesionales capacitados para superarloLas adicciones requieren el apoyo de profesionales capacitados para superarlo

Antojos de azúcar vs adicción al azúcar

Quizá si lo leído hasta ahora te resulta demasiado familiar, es posible que ahora estés preocupado/a por si eres adicto/a al azúcar. Los investigadores deben tener en cuenta que la evidencia científica no prueba claramente el concepto de adicción al azúcar. Pero no todos los científicos están de acuerdo. Una verdadera adicción requiere que tengas una fuerte compulsión por usar esta sustancia, experimentes un consumo descontrolado del azúcar y que experimentes síntomas físicos de abstinencia cuando dejas de tomarla.

La adicción al azúcar puede explicarse como una dependencia de los productos químicos para sentirse bien que se liberan con la ingesta de azúcar. Aunque otros investigadores que no están de acuerdo y creen que la sacarías no es físicamente adictiva.

Si bien puede parecer que tus antojos de azúcar son lo suficientemente fuertes como para adaptarse a la descripción clínica de una adicción, es importante mantener tus hábitos alimenticios en perspectiva. Comprender la diferencia entre la adicción al azúcar y los antojos de azúcar puede ayudarte a dejar tu hábito de consumir demasiada azúcar.

En general, las adicciones requieren el apoyo de profesionales capacitados para superarlo. Y, de hecho, podría beneficiarse del apoyo de un nutricionista o dietista cualificado para tener una buena alimentación saludable.

Artículos recomendados