Menú
Mecanismos de defensa en la ansiedad para proteger la salud mental

ANSIEDAD

Mecanismos de defensa en la ansiedad para proteger la salud mental

Para proteger la propia salud mental es posible que utilices estos mecanismos de defensa para minimizar la ansiedad.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los mecanismos de defensa en la ansiedad ayudan a la persona a tener el control de la situación. Aunque si no se trabajan los motivos que causan esas ansiedades a la larga puede acabar empeorando la ansiedad. Algunos de los mecanismos de defensa que se utilizan para la ansiedad y que protegen la salud mental de la persona son los siguientes.

Intelectualización

La intelectualización se utiliza de forma inconsciente para reducir la ansiedad al pensar en las circunstancias de una manera fría y clínica. Este mecanismo de defensa te permite evitar pensar en el aspecto emocional y estresante de la situación y, en cambio, te centras solo en el componente intelectual. Por ejemplo, una persona que acaba de ser diagnosticada con una enfermedad terminal podría centrarse en aprender todo sobre la enfermedad para evitar la angustia y mantenerse alejado de la realidad de la situación.

Racionalización

La racionalización es un mecanismo de defensa que implica explicar un comportamiento o sentimiento inaceptable de una manera racional o lógica, evitando las verdaderas razones del comportamiento. Por ejemplo, una persona que es rechazada por una cita podría racionalizar la situación diciendo que de todos modos no se sintió atraído por la otra persona. Un estudiante puede culpar al profesor por una mala nota en lugar de aceptar que fue causado por su mala preparación para el examen.

La racionalización no solo previene la ansiedad, también puede proteger la autoestima y el autoconcepto de la persona. Cuando se enfrentan al éxito o al fracaso, las personas tienden a atribuir el logro a sus propias cualidades y habilidades, mientras que los fracasos se atribuyen a otras personas o fuerzas externas.

Los mecanismos de defensa en la ansiedad ayudan a la persona a tener el control de la situaciónLos mecanismos de defensa en la ansiedad ayudan a la persona a tener el control de la situación

Regresión

Cuando se enfrentan a eventos estresantes, las personas a veces abandonan las estrategias de afrontamiento y vuelven a los patrones de comportamiento utilizados anteriormente en el desarrollo. Anna Freud llamó a este mecanismo de defensa regresión, sugiriendo que las personas representan comportamientos desde la etapa del desarrollo psicosexual  en el que están obsesionados. Por ejemplo, una persona obsesionada en una etapa de desarrollo anterior puede llorar o enfadarse al escuchar noticias desagradables.

Los comportamientos asociados con la regresión pueden variar mucho dependiendo de la etapa en la que la persona está fijada. Un individuo obsesionado en la etapa oral  puede comenzar a comer o fumar excesivamente, o puede volverse muy agresivo verbalmente. Una fijación en la etapa anal puede resultar en un orden o desorden excesivo.

Formación reactiva

La formación de reacciones reduce la ansiedad al asumir el sentimiento, impulso o comportamiento opuestos. Un ejemplo de formación de reacción sería tratar a alguien que no te gusta de una manera demasiado amistosa para ocultar tus verdaderos sentimientos. ¿Por qué las personas se comportan de esta manera? Según Freud, están utilizando la formación de reacciones como un mecanismo de defensa para ocultar sus verdaderos sentimientos comportándose exactamente de la manera opuesta.

Un individuo obsesionado en la etapa oral  puede comenzar a comer o fumar excesivamenteUn individuo obsesionado en la etapa oral  puede comenzar a comer o fumar excesivamente

Otros mecanismos de defensa

Desde que Freud describió por primera vez los mecanismos de defensa originales, otros investigadores continuaron describiendo otros métodos para reducir la ansiedad. Algunos de estos mecanismos de defensa incluyen:

  • Actuación: en este tipo de defensa, el individuo hace frente al estrés realizando acciones en lugar de reflexionar sobre los sentimientos internos.

  • Afiliación: esto implica recurrir a otras personas para obtener apoyo.

  • Inhibición del objetivo: en este tipo de defensa, el individuo acepta una forma modificada de su objetivo original (es decir, convertirse en un entrenador de baloncesto de la escuela secundaria en lugar de un atleta profesional).

  • Altruismo: satisfacer las necesidades internas ayudando a los demás.

  • Evitación: Negarse a tratar o encontrarse con objetos o situaciones desagradables.

  • Compensación: Sobresalir en un área para compensar las fallas en otra.

  • Humor: Señalar los aspectos divertidos o irónicos de una situación.

  • Agresión pasiva: expresión indirecta de la ira.

  • Fantasía: Evitar la realidad retirándose a un lugar seguro dentro de la mente.

  • Remendar:  Esto implica tratar de compensar lo que uno siente son pensamientos, sentimientos o conductas inapropiados. Si hieres los sentimientos de alguien, puedes ofrecerte hacer algo bueno por ellos para aliviar tu ansiedad.

Si bien a menudo se considera que los mecanismos de defensa son reacciones negativas, todos los necesitamos para aliviar temporalmente el estrés y proteger la autoestima durante los momentos críticos. Algunas de estas defensas pueden ser más útiles que otras. Por ejemplo, utilizar el humor para superar una situación estresante que provoca ansiedad puede ser en realidad un mecanismo de defensa adaptativo. 

Artículos recomendados