Menú
Por qué bostezas cuando haces ejercicio

EJERCICIO

Por qué bostezas cuando haces ejercicio

¿Solo bostezas mucho cuando estás haciendo ejercicio? Descubre si es normal o si tienes que ir al médico...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Todas las personas bostezan y este acto es algo que tenemos en común con otros animales. Podemos bostezar por aburrimiento, por sueño, dicen que también se puede bostezar por contagio social o para enfriar el cerebro... Bostezar es involuntario, no puedes evitarlo... ¿Alguna vez viste a alguien bostezar y luego también te encontraste a ti mismo bostezando? Pero bostezar durante el ejercicio puede ocurrir por una variedad de razones, incluida la fatiga o el nivel de esfuerzo. 

Aunque la mayoría de las razones para bostezar son inofensivas, algunas pueden indicar una condición más grave. Si te das cuenta que bostezas más de la cuenta tendrás que ponerte en contacto con tu médico lo antes posible, sobre todo si bostezas de manera excesiva mientras estás haciendo ejercicio y no te ocurre en otras circunstancias. A continuación vamos a explicarte algunas cosas que pueden estar ocasionando que bosteces más de la cuenta para que de esta manera, vayas al médico si lo consideras oportuno.

Todas las personas bostezanTodas las personas bostezan

Fatiga

Como la respuesta natural de tu cuerpo a la fatiga, bostezar durante el ejercicio puede indicar que necesitas dormir más. Los cambios en tu rutina normal, como el exceso de trabajo, el desfase horario o un horario demasiado ocupado, pueden causar fatiga y bostezos durante el ejercicio. 

Programa el ejercicio a la misma hora todos los días para evitar bostezos durante tu entrenamiento. Esto también permite que tu cuerpo se adapte a un programa de ejercicios y hace que sea más fácil ir al gimnasio. Ajusta tu horario de sueño, también, para asegurarte de tener siete o más horas de sueño por noche.

Aburrimiento

Si experimentas bostezos frecuentes durante el ejercicio, puedes aburrirte con tu rutina. Si tu entrenamiento es repetitivo, como correr en la máquina para correr, es posible que no lo estés desafiando lo suficiente mentalmente, lo que te puede aburrir. Considera cambiar tus rutinas asistiendo a una clase de gimnasia, ciclismo o entrenamiento en circuito, cualquier cosa en la que tengas que concentrarte en otras cosas.

Temperatura

Bostezar puede ayudar a enfriar tu cerebro. La temperatura del cerebro aumenta cuando tu cuerpo experimenta estrés por el ejercicio o la falta de sueño. Tu cuerpo reacciona sudando en un intento de equilibrar la temperatura de tu cerebro. Si la sudoración no funciona, tu cerebro estimula un bostezo, lo que aumenta el flujo sanguíneo y la frecuencia cardíaca y permite la entrada de aire fresco, todo lo cual puede ayudar a regular la temperatura en tu cerebro. La naturaleza es sabia y por eso, si bostezas mucho quizá es porque pasas demasiado calor y la sudoración no está siendo suficiente para ti.

Esfuerzo físico

Un entrenamiento más vigoroso puede ayudar a eliminar el bostezo durante el ejercicio. El bostezo es probablemente causado por compuestos químicos o neurotransmisores en el cerebro, como la dopamina, el óxido nítrico o la serotonina. Por otro lado, las endorfinas pueden reducir los bostezos, y hacer ejercicio a un nivel más intenso libera endorfinas.

Bostezar no es nada maloBostezar no es nada malo

Preocupaciones de salud

Aunque la mayoría de las razones para bostezar no son motivo de preocupación, el bostezo excesivo puede ser una indicación de que tu bostezo es de naturaleza vasovagal. La reacción vasovagal puede hacer que tu corazón se ralentice y que tu presión arterial disminuya y puede ser una condición médica grave. Las preocupaciones médicas como la depresión, la diabetes, el insomnio severo y las condiciones suprarrenales también pueden aumentar el bostezo durante su entrenamiento.

Como ves, bostezar no es nada malo y en muchas ocasiones no tienes por qué preocuparte porque no tiene por qué ser un indicador de nada malo en tu salud. En cambio, si te das cuenta de que cuando bostezas algo no marcha bien, entonces es importante que acudas a tu médico y le expliques tus preocupaciones para salir de dudas sobre lo que te puede ocurrir.

Artículos recomendados