• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias Antena 3, favorita en el seguimiento del incendio de Valencia
SALIR A CORRER

Por qué sales a correr y no pierdes peso

Por qué sales a correr y no pierdes peso
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 16 Marzo 2019
¡Comenta!
¿Sales a correr y no pierdes peso? Aunque pueda parecer algo frustrante, estos son las posibles causas.

Muchas personas comienzan a correr para adelgazar.  Es una estrategia inteligente ya que correr puede quemar hasta 100 calorías por kilómetro. Es normal que pienses que si empiezas a correr perderás peso... aunque las cosas no siempre funcionan así. Incluso hay personas que a pesar de su esfuerzo, aumentan de peso. Si esto te ocurre a ti, descubre por qué puede que te esté sucediendo.

Ingieres demasiadas calorías

Perder peso se trata de quemar más calorías de las que consumes. Si comes más de lo que tu cuerpo puede metabolizar, aumentarás de peso. Es posible que no te des cuenta de las calorías extras que estás consumiendo ya que cuando corres o hacer ejercicio tendrás más hambre... tu cuerpo te pedirá más calorías para seguir funcionando correctamente. Si no tienes cuidado con esto y comes demasiado de los alimentos equivocados, entonces te estarás excediendo en tus demandas de energía.

Para que esto no te ocurra sigue estos consejos:

  • Mantén un diario de los alimentos que ingieres. Calcula las calorías que consumes por día e intenta recortar aquello que te sobra.

  • Come comidas más pequeñas. Distribuye tus calorías en cinco o seis comidas más pequeñas en lugar de tres grandes. Así podrás estabilizar tu metabolismo y prevenir el hambre que te puede hacer que comas en exceso.

  • Cuidado con las calorías líquidas. No necesitas tomar bebidas deportivas que tienen demasiadas calorías. El agua es el mejor remedio para quitar la sed y mantenerte hidratado, lo demás, sobra.

  • Recorta los carbohidratos en tu dieta. En general, el adulto promedio no debe consumir más de 130 gramos de carbohidratos por día. Si te excedes de esto tendrás que reducirlos para poder perder peso y reemplazarlo por proteínas magras.

Mantén un diario de los alimentos que ingieresMantén un diario de los alimentos que ingieres

Estás aumentando tu masa muscular

Otra razón por la que no pierdes peso es porque estás construyendo masa muscular. El músculo es más denso que la grasa. A medida que su grasa corporal disminuye con el ejercicio regular, tu masa muscular magra aumentará invariablemente a medida que aumentes fuerza y resistencia. 

Por lo tanto, si bien es posible que no estés perdiendo peso de forma activa, tu porcentaje de grasa corporal se habrá reducido y estará más tonificado que nunca. Esto es algo bueno. En lugar de centrarte en el número de la báscula es mejor que te tomes medidas para saber cómo está cambiando tu cuerpo, a mejor.

Aumentas el peso del agua

Es posible que los gramos que ganas no son grasa ni músculo, sino agua. Esto ocurre sobre todo cuando te prepararas para una carrera y estresas demasiado a tus músculos. En respuesta a esto, tu cuerpo comenzará a retener agua para reparar las fibras dañadas y poner tener energía suficiente para que tus músculos funcionen mejor.

Al hacer ejercicio puede que bebas más agua de lo normal Al hacer ejercicio puede que bebas más agua de lo normal

También, al hacer ejercicio puede que bebas más agua de lo normal con lo que puede hacer que estés acumulando un exceso de peso de agua que después eliminarás a través de la micción.

Otras causas de la retención de agua o líquidos en tu cuerpo puede ser por tener demasiada sal en la dieta, la retención premenstrual de agua, el uso de esteroides anabólicos y ciertos medicamentos como el control de la natalidad a base de estrógenos, los bloqueadores beta y las altas dosis de antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o el naproxeno.

El aumento de peso del agua generalmente se revertirá solo una vez que dejes de entrenar fuertemente Evita el uso de diuréticos para recortar rápidamente, ya que esto puede causar el agotamiento de los electrolitos necesarios para el entrenamiento, lo que provoca mareos, dolores de cabeza, reducción de energía y calambres musculares.

Ahora que ya sabes esto, podrás entender mejor por qué quizá aunque salgas a correr puedes aumentar de peso o no bajarlo. Pero hacer ejercicio es bueno y por eso, ¡sigue y con constancia encontrarás los resultados que buscas!

Artículos recomendados