Menú
Helados "light", ¿buena opción para tu dieta?

HELADOS

Helados "light", ¿buena opción para tu dieta?

Es posible que te gusten mucho los helados, pero para no sentirte mal con tu dieta los consumas de tipo "light", ¿es buena opción?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Hay personas que toman helados durante todo el año, ¡no es para menos! Su sabor y su disfrute no tiene por qué estar reservado solo para los meses de verano. Quizá, si quieres perder peso en tu congelador existan helados catalogados con "light", bajos en azúcares que tomas sin sentimiento de culpa. Pero, ¿realmente son la respuesta correcta a poder comer helado sin sentimiento de culpa?

El helado

El helado se fabrica a partir de una crema espesa con azúcar para darle un buen sabor. Algunas versiones caseras de helado también pueden incluir yemas de huevo. Además de los ingredientes básicos, los helados también pueden incluir trozos de chocolate, dulces, frutas u otras cubiertas que lo hacen más bueno.

Los helados producidos comercialmente no están libres de aditivos y espesantes. De esta manera se conservará el sabor, la textura y que dure más tiempo aunque no se consuma. Un helado siempre tendrá mucha azúcar y grasas nada saludables para ti.

Un helado completo puede tener unas 1000 calorías, 64 gramos de grasa, 16 gramos de proteína (la misma cantidad de proteína que se encuentra en un plato de pollo). Tiene mucha azúcar y esto aumenta las calorías (y aún más si se añaden trozos de chocolate y otros dulces).

Un helado completo puede tener unas 1000 caloríasUn helado completo puede tener unas 1000 calorías

¿Existen helados saludables?

Después de leer esto, no es de extrañar que quieras una versión más saludable de helado en tu vida... ¿Es posible? En realidad, pueden haber helado con menos calorías, pero eso no significa que sean más saludables para ti. Quizá tengan ingredientes más bajos en grasa cuando se fabrica el helado de chocolate (como leche desnatada) o más fibra en los ingredientes para hacerlos más "saludables"... pero las calorías seguirán siendo desproporcionadas y además, los ingredientes no serán muy saludables para tu dieta.

Si realmente quieres un helado que sea adecuado para tu salud, con menos calorías y que además, te ayude a perder peso... ¡deberás hacerlo por tu cuenta de forma natural en casa! Evita comprar helados que se comercializan en tiendas de comestibles porque ninguno será una buena opción para perder peso.

Los helados saludables los tienes que hacer tú

En caso de que quieras hacerlo por tu cuenta tienes varias opciones, en Internet tienes muchas recetas de helados caseros saludables que te pueden ayudar a perder peso y a disfrutar del buen sabor de un helado. Si no los haces tú, es posible que no sean helados saludables.

Los helados producidos comercialmente no están libres de aditivos y espesantesLos helados producidos comercialmente no están libres de aditivos y espesantes

Cuando compras helados "light", se utiliza azúcar en menor cantidad o se le echan edulcorantes. Mientras que pequeñas cantidades de estas sustancias da sabor dulce (sustancias que también se encuentran en el chicle y otros alimentos parecen causar problemas menores) grandes cantidades se han asociado con aumentos de azúcar en la sangre y malestar estomacal.

Aunque es cierto que un helado saludable hecho por ti no tendrá la misma consistencia que un helado "light" comprando en el supermercado, merece la pena hacer el esfuerzo para tomar un helado que realmente merece la pena para tu salud.

Además, estos helados que se comercializan también tienen polvos con sabor o proteínas de leche que se añaden para aportar textrua, pero también proporcionan un refuerzo de proteína suplementario, para darle "más valor nutricional", pero que en realidad no tiene ningún valor nutritivo que realmente merezca la pena.

Antes de comprar helados en el supermercado, si quieres perder peso o mantener una alimentación saludable, es mejor que leas las etiquetas y que compares los ingredientes. Si tienes dudas sobre los nombres de los ingredientes o no sabes qué significan, puedes hablar con tu nutricionista o dietista para saber qué es lo que estás comiendo exactamente. Toma decisiones saludables sobre lo que comes o lo que come tu familia. Aunque no hay nada malo en comerlo de manera esporádica, recuerda que es mejor no abusar y si te gustan muchos los helados, mejor hacerlos de forma casera en tu hogar.

Artículos recomendados