Menú
Cómo reducir calorías sin pasar hambre

PERDER PESO

Cómo reducir calorías sin pasar hambre

Reducir las calorías en una dieta está asociado a pasar hambre, pero no tiene que ser así ni mucho menos.

Mª José Roldán Prieto

Cuando empieza el buen tiempo muchas personas quieren verse bien físicamente para poder lucir la poca ropa que se suele llevar en verano. Si no te gusta lo que ves en el espejo, ahora es el momento para empezar a tomar medidas y dejar a un lado esos kilos de más que puede que hayas cogido durante el invierno. Pero claro, perder unos kilos de más no significa que debas pasar hambre para conseguirlo.

Piensa en lo que comes y bebes durante el día y piensa qué es aquello que no es necesario que consumasPiensa en lo que comes y bebes durante el día y piensa qué es aquello que no es necesario que consumas

De hecho, privarte de nutrientes y calorías solo hará que tu cuerpo note que tienes hambre y que empiece a almacenar grasa en lugar de quemarla. La naturaleza es sabia y si piensa que estás en un momento de carencia hará lo posible para sobrevivir más tiempo aunque signifique almacenar grasa en tu cuerpo. Pero no te preocupes, a continuación vas a poder encontrar algunas formas de poder reducir las calorías en tu dieta sin necesidad de pasar hambre.

Reduce las calorías adicionales que no sean necesarias

Piensa en lo que comes y bebes durante el día y piensa qué es aquello que no es necesario que consumas y que solo está añadiendo calorías adicionales a tu cuerpo. Por ejemplo, quizá quieras poner leche condensada a tu taza de café, ¿es necesario poner ese extra de 100 calorías por taza de café?

Quizá seas de la que unta demasiada crema de queso en la tostada... tres calorías de crema de queso son 150 calorías... Piensa bien lo que comes e intenta reducir las calorías. Y además, no te olvides de lo que bebes. La única bebida que te quita la sed es el agua, el resto solo te proporcionará calorías innecesarias, ¡di adiós a los refrescos!

Tentempiés inteligentes

Morir de hambre entre comidas no es beneficioso para tu cuerpo, y si pasas hambre es probable que en la siguiente comida acabes comiendo demasiado. Un tentempié inteligente es una buena idea para aguantar entre horas y que no pases ese hambre que después te hará comer cualquier cosa o ponerte de mal humor.

La fruta, humus en pan integral, verduras para comer sin cocinar, hortalizas como una o dos zanahorias... Son algunas ideas de tentempiés inteligentes que llenarán tu estómago, estarás más saludable y además de ser nutritivos y saludables, también te ayudaran a mantener el hambre a raya.

¿Cuál es el tamaño de tus porciones?

Las porciones de las comidas son muy importantes para saber si te estás pasando de calorías. Comer en plato pequeño es una buena forma de reducir las calorías de tu ingesta de comida y que además, engañes a tu cerebro y piense que estás comiendo normal. Si comes porciones más grandes estarás comiendo más calorías de las necesarias.

Eso sí, si quieres comer verduras o comida saludable, puedes comer toda la cantidad que quieras porque las calorías son muy reducidas. Un gran plato de verdura te saciará mucho más que una hamburguesa con queso y además es mucho más saludable para tu organismo.

Un gran plato de verdura te saciará mucho más que una hamburguesa con quesoUn gran plato de verdura te saciará mucho más que una hamburguesa con queso

Mucha agua

Las personas suelen beber solo cuando tienen sed... pero en ocasiones, el cuerpo puede engañar a las personas y confunden la sed con el hambre. Si sientes hambre no cojas comida, bebe un gran vaso de agua en primer lugar. Después, espera 15 minutos y si no sientes más hambre es porque tu cuerpo solo necesitaba agua en ese momento.

El agua te ayudará a sentirte lleno y por si fuera poco también es buena opción para eliminar las toxinas de tu cuerpo. El agua es el elixir de la vida así que no escatimes su consumo. Recuerda que es necesario beber entre 8 y 12 vasos de agua, ¡diarios!

¡No te saltes el desayuno!

Si eres de las personas que no comen apenas nada por la mañana, entonces necesitarás cambiar esos hábitos. El desayuno es el combustible más importante que necesitas durante el día y deberás consumir cereales integrales, lácteos, proteínas... Busca las combinaciones que quieras, pero recuerda que no te puedes saltar el desayuno. Las personas más obesas tienden a no comer nada a primera hora de la mañana... ¡Disfruta de un buen zumo natural de naranja y tostadas con aceite y tomate natural!

Artículos recomendados