• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Aniversario FormulaTV cumple 20 años de historia y lo celebramos con la llegada de nuestros Premios
ALERGIA A LA PENICILINA

Alergia a la penicilina y medicamentos alternativos

Alergia a la penicilina y medicamentos alternativos
Héctor Félix Lasheras Diez
Última actualización: 6 Febrero 2015
¡Comenta!
La penicilina es uno de los ampliamente recetados para luchar contra las infecciones bacterianas.

Padecer de alergia a la penicilina se traduce por tener una respuesta desmedida por parte del sistema inmune a los medicamentos y a los antibióticos relacionados con él. Los síntomas relacionados con la alergia son muy variables, desde una erupción cutánea, hasta la anafilaxia, una enfermedad potencialmente mortal.

Qué es la penicilina

La penicilina es uno de los medicamentos ampliamente recetados para luchar contra las infecciones bacterianas y del que nacen una amplia gama de antibióticos. Pertenece a la familia de antibióticos beta-lactámicos, entre los que se incluyen a la penicilina y amoxicilina. Debido a su producción relativamente barata y su eficacia, son recetados de forma generalizada para combatir infecciones bacterianas como pueden ser las de piel, oídos, nasales y del tracto respiratorio superior.

Ya sea en forma oral o mediante inyección, la penicilina detiene el crecimiento bacteriano. Dado el amplio espectro dentro de la familia, cada infección se trata con uno u otro medicamento, ya sea, amoxicilina, ampicilina, diclixacilina, oxacilina, penicilina V, piperacilina o piperacilina y tazobactam conocido como zosyn.

Las pruebas cutáneas permiten diagnosticar alergia a la penicilinaLas pruebas cutáneas permiten diagnosticar alergia a la penicilina

Ser alérgico a la penicilina hace que estés en riesgo de serlo también a todos los anteriormente mencionados e incluso puede que seas alérgico a las cefalosporinas, un antibiótico relacionado con la penicilina.

Factores de riesgo

Aunque no está muy claro el porqué de esta alergia, sí se conocen algunos factores de riesgo que hacen que una persona sea más propensa a desarrollarla. Estos factores son: tener entre 20 y 49 años, tomar penicilina frecuentemente, tener VIH, sufrir de fibrosis quística y haber tenido reacciones alérgicas a otros fármacos en el pasado. Para conocer si estas dentro de los grupos de riesgo, lo mejor es consultar con tu médico o someterte a las pruebas de la alergia a la penicilina. Una vez sepas si eres alérgico o no, lleva siempre en tu cartera un documento escrito donde lo ponga en caso de accidente, pues podría salvarte la vida.

Respecto a las pruebas para diagnosticar alergia a este antibiótico, se suele realizar una prueba cutánea, que facilita el grado de sensibilidad a la penicilina. Consiste en inyectar una pequeña cantidad de penicilina en la piel del antebrazo que en caso de alergia desarrollará una erupción en la zona.

Síntomas de la alergia a la penicilina

Hay que diferenciar la reacción negativa a la penicilina con la alergia a dicho medicamento, pues es posible tener reacciones adversas que se manifiesten en forma de urticaria o erupción sin ser una reacción alérgica.

Los posibles síntomas son: urticaria, erupción, picazón en la piel, sibilancias, angiodema y reacciones anafilácticas. Aunque la alergia más grave a la penicilina se manifiesta como una respuesta anafiláctica que puede tener como resultado la muerte. Para detectar una reacción anafiláctica debemos de fijarnos en: dificultades para respirar, sibilancias, caída de la presión arterial, hinchazón de la garganta o la lengua, mareo, perdida de la conciencia y pulso rápido o débil.

Causas de la alergia a la penicilina

La alergia a la penicilina se da cuando nuestro organismo, concretamente el sistema inmune, emite una respuesta negativa a este medicamento. Esto desencadena una producción de inmunoglobulina para luchar contra la penicilina y las sustancias liberadas por las células del sistema inmune son las causantes de los síntomas relacionados a una reacción alérgica.

Tratamiento

Lógicamente, ante una seña de alergia a la penicilina lo primero es cesar el tratamiento de inmediato y consultar con tu medico la posibilidad de una alergia a este medicamento.

Dependiendo del grado de la reacción existen diferentes tratamientos. El caso más grave, como ya comentamos, es la anafilaxis, en esta circunstancia, la intervención ha de realizarse inmediatamente inyectando epinefrina y controlando la presión arterial y la respiración. En casos menos graves aunque también importantes, como puede ser las erupciones, estas se suelen tratar con antihistamínicos, como la difenhidramina. En los casos más graves de erupciones cutáneas o inflamaciones de vías respiratorias, se inyecta corticosteroides.

Cómo prevenir la alergia

En este caso no existen remedios caseros, lo mejor, una vez conocida nuestra alergia a la penicilina, es evitarla. Por eso recuerda cada vez que acudas al médico y este te recete algún medicamento, este no debe de pertenecer a la familia de las penicilinas.

Si somos alérgicos a la penicilina nuestro médico nos recetará antibióticos alternativosSi somos alérgicos a la penicilina nuestro médico nos recetará antibióticos alternativos

Uno de los peores casos que podemos tener es requerir de un tratamiento médico que incluya antibióticos de la familia de la penicilina y no existan alternativas. Por eso nos deberemos someter con antelación a un proceso de desensibilización. Dicho proceso supone que iremos recibiendo pequeñas dosis de penicilina que aumentarán de forma progresiva. Esto nos expone a una situación de posible reacción alérgica, por eso debe de realizarse en un medio controlado y bajo atención medica. El proceso solo es válido mientras reciba el tratamiento con penicilina, en caso de que tengas que dejarlo y reanudarlo más tarde deberás de volver a someterte a la desensibilización.

Medicamentos alternativos

Afortunadamente, hoy en día existen una amplia variedad de medicamentos que se postulan como alternativas a la penicilina y nos evitaran toda esta serie de riesgos y problemas. Estos medicamentos son:

- Macrólidos : Azitromicina, Claritromicina, Eritromicina, Espiramicina, Roxitromicina, Dietilmidecamicina, Troleandomicina, etc.

- Tetraciclinas: no recomendadas para niños menores de 16 años: Doxiciclina, Oxitetraciclina, etc.

- Sulfamidas: Trimetoprim-sulfametoxazol, etc.

- Quinolonas no recomendadas para niños menores de 16 años: Ácido nalidíxico, Ácido pipemídico, Norfloxacino, Ciprofloxacina, etc.

- Aminoglucósidos: Gentamicina, Tobramicina, Kanamicina, Amikacina, Netilmicina, Sisomicina, etc.

- Otros: Vancomicina, Lincomicina, Clindamicina, etc.

Artículos recomendados