Menú
¿Cómo prevenir y tratar la aparición de escaras?

CUIDADO DE LA PIEL

¿Cómo prevenir y tratar la aparición de escaras?

En muchas ocasiones, es inevitable que una persona permanezca encamada. Te contamos cómo evitar la aparición de escaras y su tratamiento.

Jesús Castaño Pérez

¿Que son las escaras?

Las personas encamadas largos periodos de tiempo, suelen ser las que sufren la aparición de las escaras o también llamadas úlcera por presión.

Se denominan escaras o úlcera por presión a las heridas debidas al encamamiento prolongado.

Las escaras son un quebradero de cabeza para la enfermería, ya que este estamento sanitario es el que suele realizar las curas de las escaras, bien sea en el hospital, en el consultorio, o en el domicilio del paciente.

¿Cómo aparecen las escaras?

Las escaras aparecen como decíamos anteriormente, por un encamamiento prolongado, y si esta persona es mayor, o tiene una enfermedad que debilite sus defensas, esta mal hidratado, etc.

Estas escaras se producen por la presión que ejercen los huesos contra la cama, entre ellos esta una piel fina que se queda sin riego sanguíneo debido a la presión. Esta falta del riego sanguíneo, va produciendo una necrosis en la zona dando como resultado la escara.

No solo por la presión se produce una escara, la humedad de la incontinencia urinaria produce una maceración de la zona del sacro, que unida a la presión de estar acostado boca arriba puede producirse la escara.

Realizar cambios posturales cada dos horas es fundamental en la prevenciónRealizar cambios posturales cada dos horas es fundamental en la prevención

Las escaras se clasifican por números dependiendo la cantidad de capas de piel que afecte, no vamos a clasificarlas ahora, solo decir que van desde un enrojecimiento de la piel a una afectación del hueso.

¿Cómo prevenir las escaras?

1-Cambios posturales cada 2 horas, es recomendable cambiar de posición al paciente encamado rotando las posiciones para que la sangre circule libremente. Para que el paciente encamado no este todo el día boca arriba, se puede poner de lado se introduce una almohada a lo largo de la espalda y se deja caer sobre ella, de esta forma el paciente quedara ladeado levemente y la presión sera aliviada. Esto se repite en ambos lados.

2-Reducir los puntos de presión en las zonas óseas con cojines para aliviar la presión.

3- Evitar que las rodillas estén en contacto una con la otra con un cojín.

4- Evitar la humedad, vigilar la incontinencia y mantener la piel seca.

5- Mantener la piel hidratada, existen multitud de cremas hidratantes especializadas en la prevención de las escaras.

6- Hidratar al paciente para que su piel este hidratada, su cuerpo tiene que estar hidratado, existen gelatinas para esos pacientes encamados que no pueden tragar bien los líquidos.

7- Estar bien alimentado: un cuerpo alimentado y con buen nivel de aporte en proteínas, será menos propenso a la ulcera por presión.

8-Evitar que los talones estén en contacto con la cama, se pueden poner una almohada en la zona del gemelo para que los talones queden en el aire, este es el mejor tratamiento para la ulcera por presión en los talones, y sorprendentemente no cuesta ni un euro, todos tenemos una almohada de más en nuestra casa. Al realizar esto debemos procurar que las sábanas de la cama no opriman los dedos de los pies, dejándolas lo suficientemente holgadas para ello.

Es fundamental mantenernos hidratados por dentro y por fuera, tomando líquidos y aplicando cremas específicasEs fundamental mantenernos hidratados por dentro y por fuera, tomando líquidos y aplicando cremas específicas

¿Cómo aparecen las escaras?

Aparecen por culpa de esa presión ejercida de los huesos como el trocánter del fémur, las rodillas, el sacro, los talones, los tobillos. Estas son las zonas en las que más frecuentemente aparecen.

Se empieza a observar en esas zonas un enrojecimiento de la piel, en un día solamente puede derivar en una escara importante, ese enrojecimiento se tornará en un color blanquecino que acabará por rasgar la piel, dejando el músculo al aire, si no se trata, se volverá de color negro, que es la necrosis de esa piel y ese músculo. Esta necrosis si no se recorta y se trata, producirá una infección.

Como se realiza su tratamiento.

Lo primero para tratar las escaras es encontrar la causa que las produce. Lo más probable es que sea por la presión, como comentada anteriormente, realizar los cambios posturales, cada 2 horas y aliviar la presión con parches hidrocoloides que tienen una especie de almohadilla.

Si la piel está sin herida, se debe hidratar la herida y proteger con parches especiales que el equipo de enfermería posee.

Si la piel esta con herida habrá que iniciar una serie de curas por personal de enfermería, que junto con el medico será el que planifique las curas y el tratamiento en el tiempo y observe, si es necesario recortar la herida, o tratarla con antibióticos, ya que las escaras son una fuente de infecciones muy grande, pensad, que al ser una herida abierta, sin riego sanguíneo con el que poder regenerarse, la piel se necrosa y pudre, produciendo todo esto una infección que puede llegar a ser generalizada. Muchas personas con escaras suelen padecer fiebres generalizadas debido a la infección de las mismas.

Yo siempre que veo una escara comento a la familia que la sangre para la ulcera por presión es como el agua para las plantas, si no llega a la zona no cura. Por lo tanto, el mejor tratamiento para la ulcera por presión es el alivio de esa presión, una vez realizado esto comenzaremos el tratamiento de la herida en sí.

Así que recordar, el mejor tratamiento es la prevención, no cuesta nada y nos evita en el futuro multitud de complicaciones.

Artículos recomendados