Menú
Consejos saludables para sobrevivir al estrés de fin de año

FIN DE AÑO

Consejos saludables para sobrevivir al estrés de fin de año

Llegar a fin de año puede ser bastante estresante para muchos, para que no te afecte más de la cuenta, no te pierdas estos consejos saludables.

Mª José Roldán Prieto

Cuando se acerca el final del año es posible que te traiga vacaciones, o quizá no. Hay personas que disfrutan de vacaciones, otras que tienen que hacer exámenes, otros tienen que hacer más trabajo a causa de las vacaciones, otros ven como sus ingresos disminuyen a causa de tener que cerrar sus negocios en Navidad por vacaciones... son muchos los motivos que pueden hacer que sientas estrés a final de año.

El cerebro, al igual que cualquier otra parte del cuerpo, necesita nutrición, estimulación y un descanso adecuadoEl cerebro, al igual que cualquier otra parte del cuerpo, necesita nutrición, estimulación y un descanso adecuado

Todo esto puede causar agotamiento, estrés, falta de concentración e incluso aumentar el mal humor. Cuando esto ocurre ha llegado el momento de que comiences a alimentar a tu cerebro con alimentos adecuados, a beber más agua y a dormir todo lo que realmente necesitas.

El cerebro, al igual que cualquier otra parte del cuerpo, necesita nutrición, estimulación y un descanso adecuado. Sin embargo, a menudo es la parte más descuidada del cuerpo.

Cómo evitar el agotamiento

Son muchas las personas que sufren agotamiento cuando se acerca el final del año, esto es algo generalizado en cualquier parte del planeta. Existen dos síntomas principales que incluyen el agotamiento: el agotamiento emocional y el rendimiento reducido a causa del cansancio. Pero hay una manera de evitarlo: haciendo pequeños cambios en la dieta y en tu estilo de vida. Así, podrás ser más saludable todos los días y estarás combatiendo el estrés y la fatiga casi sin darte cuenta... ¡para empezar el año con buen pie!

Come alimentos ricos en omega 3

Es importante que en tu dieta diaria no falten las nueces y las semillas, los huevos y el pescado. Así estarás proporcionándote los nutrientes correctos para que tu cerebro esté bien alimentado. Los ácidos grasos Omega 3 forman parte de la estructura de las células cerebrales, lo que es esencial para que formen parte en tu plan de alimentación habitual.

Obtén vitamina B

Las vitaminas B incluyen también B1, B3, B6 y B9 todas muy importantes para las funciones esenciales en el cuerpo. Son importantes para los sistemas inmunitarios, para tu sistema nervioso, para el metabolismo, para la piel y también para los músculos. La vitamina B se encuentra en los huevos, en el pescado, en la carne y en las legumbres. ¡Tienes muchos alimentos para poder disfrutar de la vitamina B en tu dieta!

Bebe agua suficiente

Es imprescindible que te mantengas hidratado/a durante todo el tiempo, es muy importante. No solo ayuda a que tu hidratación sea adecuada, sino que también podrás tener una mejor absorción de vitaminas. Pero beber agua también es importante y necesario para una gran variedad de procesos bioquímicos que están involucrados con funciones de aprendizaje del cerebro.

La deshidratación afecta directamente a los niveles de energía de una persona, ya que las toxinas no son expulsadas del cuerpo y pueden causar efectos secundarios como dolores de cabeza leves.

La deshidratación afecta directamente los niveles de energía de una persona, ya que las toxinas no son expulsadas del cuerpo y pueden causar efectos secundarios como dolores de cabeza leves.

Muévete

Cuando se trata de hacer ejercicio, no es necesario que tengas que estar 2 horas en el gimnasio cada día. En ocasiones subir escaleras en lugar de tomar el ascensor para ir a tu oficina puede marcar la diferencia. Es un pequeño esfuerzo diario que puede mejorar tu salud notablemente.

Tu cuerpo necesita descansar para que tu cerebro se recargue adecuadamente.Tu cuerpo necesita descansar para que tu cerebro se recargue adecuadamente.

Duerme bien

Por último, pero no menos importante, es dormir lo suficiente cada día. Tu cuerpo necesita descansar para que tu cerebro se recargue adecuadamente. Incluso cuando el cerebro duerme sigue estando activo para procesar y almacenar la información. Es recomendable que los adultos duerman por lo menos 8 horas seguidas por la noche.

Con estos consejos podrás disfrutar de un buen cierre de año... ¡y no te pases con el alcohol en las reuniones sociales!

Artículos recomendados