Menú
Qué son las parálisis del sueño
PARÁLISIS DEL SUEÑO

Qué son las parálisis del sueño

Siendo un trastorno de lo más común, provoca muchos temores entre quienes lo sufren aunque se puede evitar con técnicas de relajación, ejercicio y descanso.

Bea R

Estar durmiendo plácidamente y despertarse de repente es un suceso que, aunque no lo parezca o no se sepa, ocurre con bastante frecuencia. En muchos casos, cuando esto sucede, la persona en cuestión se da cuenta de que es incapaz de movilizar un solo músculo, se encuentra con la imposibilidad de respirar con normalidad e incluso siente una extraña presencia en su habitación que rápidamente relaciona con un ser diabólico. Lejos de lo que se pueda pensar, todo lo descrito anteriormente nada tiene que ver con un episodio paranormal pues tiene una razón lógica y un hombre: parálisis del sueño.

Temas relacionados
Los seres humanos sueñan al dormir y mientras lo hacen, el cerebro es capaz de jugarles una mala pasada. Los sueños suponen un desplazamiento hacia el subconsciente de cada uno y durante este trance, el cerebro se comporta de una manera totalmente diferente a cómo lo haría si estuviera despierto. La parálisis del sueño es un trastorno muy común que a continuación Bekia te lo explica con detalle.

En la parálisis del sueño se paraliza el cuerpo pero la mente se despiertaEn la parálisis del sueño se paraliza el cuerpo pero la mente se despierta

¿Qué es la parálisis del sueño?

Como bien señala su propio nombre, la parálisis del sueño es una alteración de este que se caracteriza por la paralización del cuerpo justo en el momento en el que una persona se despierta. Este trastorno es muy común entre la población y sucede justo cuando la mente humana se encuentra en unafase intermedia de soñolencia y desvelo. Las sensaciones sentidas al sufrir este trastorno se pueden resumir en ansiedad y temor.

El hecho de despertarse bruscamente teniendo conciencia de los pensamientos propios pero sin capacidad de moverse sume a la persona que padece parálisis del sueño es un estado de enclaustramiento y atrapamiento dentro de su propio cuerpo. Por si la frustración de no poder emitir sonido alguno o de mover el cuerpo no fuera suficiente, el estado cerebral de la persona en cuestión hace que esta tenga alucinaciones auditivas y visuales.

La mente humana, al encontrarse en un estado de limbo, mezcla espacios y elementos del subconsciente con la realidad creando sensaciones, formas e incluso seres infrahumanos. La angustia y el temor invaden el cuerpo de quien sufre este trastorno llegando incluso a hacer que la persona en cuestión crea que ha vivido una experiencia extrasensorial de verdad o que sufre de algún tipo de enfermedad.

¿Por qué ocurre?

Este trastorno supone un fenómeno que se origina cuando el cuerpo y la mente de la persona que lo sufre no se encuentran sincronizados. Primero de todo, para entender las causas de este problema es indispensable saber en qué consiste la fase REM del sueño. La fase REM es una etapa del sueño en la que todos los humanos sueñan y dejan volar su subconsciente mientras su cuerpo y músculos están totalmente paralizados y relajados.

La parálisis en la que el cuerpo se encuentra sumido durante esta quinta etapa del sueño (fase REM) es normal durante el período de pernocta. Puesto que una parte del cerebro sigue activo para general los sueños, la otra suministra al cuerpo dos químicos llamados glicina y GABA con la única función de evitar que, mientras la persona esté soñando, se mueva a su antojo sin ser consciente de sus movimientos.

Siendo la fase REM un estado del sueño muy importante y en la que la persona más profundamente dormida se encuentra, una intrusión a esta etapa antes de que finalice significará que el cuerpo no conseguirá recuperar a tiempo su función motora y su sincronización normal con la mente. Literalmente, esta persona tendrá despierto un lado de su cerebro (y por eso será consciente de sí mismo) mientras que el otro todavía seguirá sumido en el sueño y por ello no será capaz de articular movimiento o hablar.

Es necesario no ponerse nervioso para poder salir de esa faseEs necesario no ponerse nervioso para poder salir de esa fase

¿Qué hacer durante la parálisis del sueño?

Al igual que es bastante común que este trastorno se produzca con frecuencia, también lo es que quienes lo sufren tiendan a entrar en pánico. Un consejo rápido para solucionar este problema es respirar con tranquilidad y concentrarse en el movimiento del cuerpo. En un primer momento, los músculos no responderán pero poco a poco la lengua y los dedos de los pies empezarán a doblegarse hasta adquirir total movimiento al igual que el resto de partes del cuerpo.

Algo que ayudará muchísimo a quien sufra parálisis del sueño, y más si es la primera vez, será concentrarse en su propia respiración para poder controlarla y mantener un ritmo pausado. Un movimiento diafragmático consciente puede llegar a ser una excelente técnica de relajación que auxiliará en los momentos más angustiosos. Si quien ha sufrido este trastorno no quiere volver a pasar por el mal trago de repetir experiencia, conocer todos los efectos y causas de la parálisis del sueño será de una gran ayuda para mantener el control si se repite el episodio.

¿Cómo se puede evitar?

Sufrir de parálisis del sueño no es algo que implique no estar cuerdo o sufrir algún tipo de enfermedad. Algo muy relevante y que influye en el simple hecho de que este trastorno se produzca es estar sometido a un alto nivel de estrés o cansancio. Todas aquellas personas que pueden llegar a sufrirlo alcanzan la fase REM o fase profunda del sueño con una rapidez demasiado inmediata, es decir, aproximadamente dos horas antes de decidir echarse a dormir.

Descansar lo suficiente es un consejo que ayudará a resolver, en gran medida, este problema. La parálisis del sueño no es un fenómeno que se vaya a producir todos los días ya que solo aparece de forma periódica pero, no obstante, si hay que prestarle especial atención en aquellas personas que puedan sufrir de bipolaridad, ansiedad, depresión o trastornos de estrés postraumáticos.

Algo que ayudará a evitar sufrir la parálisis del sueño será realizar una serie de prácticas y actividades que harán que el cuerpo no esté tan susceptible a este trastorno o a otros referidos al sueño. Un consejo imprescindible será el de dormir regularmente y mantener un mismo horario de sueño, es decir, acostarse y levantarse siempre a la misma hora. Si se sufre de insomnio, lo recomendable será consultarlo con el médico y averiguar cómo será más factible el quedarse dormido con facilidad.

Dormir de lado, no consumir cafeína y hacer actividad física son otras dos prácticas recomendables. Aparte de lo saludable que es llevar un estilo de vida activa, hacer ejercicio regularmente servirá para evitar cualquier trastorno referido al sueño. No hará falta machacarse en el gimnasio pues un paseo o simplemente un poco de actividad de bajo impacto marcarán la diferencia en cuanto llegue la hora de relajarse y dormir.

Artículos recomendados