Menú
8 maneras de combatir el insomnio y el desvelo
INSOMNIO

8 maneras de combatir el insomnio y el desvelo

Desvelarnos en medio de la noche es una situación tormentosa, te ayudamos a evitarlo y combatirlo.

Héctor Félix Lasheras Diez

Estas cansado/a, te tumbas en la cama y aunque te apetece mucho dormir, no consigues conciliar el sueño. Puede que logres dormirte, pero súbitamente te despiertas, no ha pasado ni una hora y ya vuelvas a tener los ojos abiertos. Hablamos del insomnio y el desvelo, no estás solo/a, este es uno de los trastornos más extendidos entre las sociedades occidentales.

Puede que no le demos mayor importancia, que sea un caso puntual, o una mala noche, pero padecer insomnio está catalogado como enfermedad y trastorno grave del sueño. En este artículo de Bekia hablaremos de las causas y consecuencias, así como de algunos remedios y sobre todo técnicas, que podemos aplicar para conseguir conciliar el sueño.

No dormir nos causa irritabilidad y falta de concentración y de energíaNo dormir nos causa irritabilidad y falta de concentración y de energía

El insomnio puede ser tanto por: tardar mucho en conciliar el sueño, tener un desvelo en mitad de la noche, o hacerlo de forma brusca e intempestiva. Este trastorno afecta hasta a un 30% de la población, estos porcentajes varían según el diagnóstico dado, por eso no es una cifra fija. Sea como fuere, todas las personas que padecen insomnio tienen algunos puntos en común:

- Sueño excesivo durante el día

- Falta de energía

- Angustia

- Depresión

- Irritación

- Falta de concentración

Todos estos factores suelen estar relacionados con episodios de estrés. Puede que nosotros no lo notemos, o no consideremos que estemos estresados, pero esto se manifiesta tanto a nivel psicológico como físico.

Causas del insomnio

Lo primero que deberemos conocer son algunas de las causas físicas y psíquicas que generan insomnio, para tratar de evitarlas y así no tener que recurrir a otros remedios más agresivos y con posibles efectos secundarios.

1. Alcohol. Al contrario de la creencia popular, consumir alcohol por la noche dificulta conciliar el sueño, así como compromete la calidad del mismo.

2. Pesadillas. Aunque no las recuerdes, la mala sensación con la que nos despertemos puede indicar que hemos sufrido una pesadilla. Ser propenso a sufrirlas así como tener miedo a la hora de irse a dormir a padecer una, influirán en nuestro sueño.

3. Condiciones y enfermedades. Personas que sufren otras dolencias como asma, acné, impotencia, síndrome de colon irritable, alergias u otras causas relacionadas con alguna enfermedad pueden influir en nuestra propensión a la hora de padecer insomnio.

4. Alteración de horarios. Sufrir cambios bruscos y repentinos en nuestros horarios habituales de dormir, también puede desencadenar episodios de insomnio y hacer que nos despertemos súbitamente en mitad de la noche sin razón aparate.

5. Ruidos y luces.

Si, por el motivo que sea, dormimos en espacios con muchos ruidos (trafico nocturno, ruido de vecinos, ruidos del colchón al movernos, etc.) seremos más propensos al insomnio. Del mismo modo dormir en una habitación con la persiana abierta, con luces encendidas o incluso la luz que emiten diversos dispositivos de stand-by tales como: ordenadores, televisores, teléfonos e impresoras prolongará el tiempo que necesitamos para quedarnos dormidos y también seremos más propensos a despertamos súbitamente. También, ver la televisión tumbado durante más de 20 minutos en la cama dificultara que conciliemos el sueño máxime si nos quedamos dormidos con ella encendida.

Ahora que ya conocemos algunas de las causas que pueden estar generando nuestro malestar os proponemos una serie de técnicas y remedios que os ayudaran a dormir más y mejor.

Con estos remedios podrás evitar desvelarte y dormir toda la nocheCon estos remedios podrás evitar desvelarte y dormir toda la noche

Remedios contra el desvelo

1. Vete a la cama siempre a la misma ahora, trata de fijarte un horario y modifícalo lo menos posible, incluso si lo logras mantener los fines de semana te ira mejor.

2. La cama es solo para dormir, generalmente. Si realizas otra acción como ver la tele, o leer busca otro espacio de la casa como el salón, debemos educar a nuestro cuerpo y asociar cama con descanso.

3. Limita tus siestas y trata de cansarte lo máximo posible durante el día.

4. Disminuye el consumo de estimulantes y bebidas alcohólicas.

5. Cuando cierres los ojos y te vayas a dormir, no pienses en dormirte. Trata de tener pensamientos agradables, haz un repaso del día, imagínate viajando, lo que sea, menos concentrarte en dormir, pues tendrá el efecto contrario.

6. Haz ejercicio, pero siempre dejando una diferencia de 2 o 3 horas entre hacerlo e irte a dormir. Puedes combinar esto con un baño relajante antes de la hora de la ir la acama para espaciar e ir relajando el cuerpo.

7. Limita las comidas copiosas para cenar. Irte con el estómago lleno a la cama solo hará que duermas mal y tengas una muy mala digestión.

8. En caso de que nos encontremos en medio de la noche sin pegar ojo, lo mejor es levantarse de la cama, dar un paseo por la casa, preparase una taza de lo que queramos mientras que no sea estimulante, estirarnos y al rato volver a la cama.

Finalmente, si esta serie de consejos y técnicas no te han servido y sigues padeciendo desvelo o continuas tardando mucho en quedarte dormido o te despiertas súbitamente por la noche. Deberías consultar con tu medico el problema. Existe un amplio abanico de medicamentos tanto farmacológicos como naturales que ayudan a combatir el insomnio. Desde tomar miel con limón disuelto en agua, pasando por relajantes como la dormidina, hasta medicaciones más fuertes como el lexatin, o parocin.

Artículos recomendados