Menú
4 maneras de combatir el cansancio

BAJA ENERGÍA

4 maneras de combatir el cansancio

El cansancio físico continuado nos está alertando de que algo va mal, y nos puede afectar a nivel emocional.

Iván Martínez de Miguel

No es raro sentir agotamiento o cansancio físico de vez cuando, hay muchos factores externos que producen una bajada en el rendimiento. La rutina diaria suele absorber parte del día, con tantas preocupaciones y cosas que hacer, a veces no hay un minuto libre y la energía va disminuyendo poco a poco. Pero tenemos las claves para evitar esta sensación, basta que sigas estos consejos básicos para combatir el cansancio.

Cansancio físico o cansancio mental

Antes de comenzar a escribir sobre esas formas de combatir el cansancio, hay que diferenciar los distintos tipos que existen. Por un lado está el cansancio físico, el más visible ya que supone una reducción de la energía capaz de alargarse durante horas, días o incluso semanas.

El cansancio físico continuado nos puede llevar a estados emocionales negativosEl cansancio físico continuado nos puede llevar a estados emocionales negativos

El cansancio físico, en ocasiones, deriva en otro tipo de problemas como el desánimo cuando realizar las actividades cotidianas del día a día se vuelve un inconveniente. Debilidad corporal, pérdida de apetito, bajada de las defensas, palidez o dolor muscular se podrían añadir como 'efectos secundarios' del cansancio físico.

Por otra parte existe el cansancio mental o emocional que afecta al cerebro y supone un 'bloqueo' mental, propiamente dicho. Cuando las musas no te acompañan en tu trabajo quizás es que estás tan agotado que no te has dado cuenta; se observa en síntomas como la falta de menoría, el bajo rendimiento o la dificultad de concentración.

El cansancio mental supone somnolencia, dolor de cabeza o de ojos, mareos o falta de optimismo, algo unido a su vez al cansancio emocional donde la depresión es uno de los primeros efectos. A ella se adhieren otros como el desánimo, la falta de optimismo, irritabilidad, vulnerabilidad emocional, llanto incontrolado e incluso ideas obsesivas con la muerte. Eso solo sucede en casos extremos, en las ocasiones más normales basta un poco de chocolate y desahogarte con un amigo para solucionarlo.

Cómo evitar el cansancio

Hay muchas maneras de evitar el cansancio físico (y mental), aumentar tu rendimiento y notar cómo se incrementa la energía necesaria para levantarte todos los días de la cama. Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

1. Dieta. Comer siempre lo que quieres influye en tu cuerpo y no solo a nivel estético, también lo hace internamente. Lo mejor es seguir una dieta saludable y equilibrada sin saltarse una comida, bebiendo muchos líquidos, controlando la ingesta masiva de calorías, evitando los alimentos procesados y aumentando al mismo tiempo el consumo de cereales, frutas y verduras. El alcohol no es buen compañero si quieres descansar bien y no notar el cansancio.

Paradójicamente, si estamos cansados el ejercicio nos ayudará a sentirnos mejorParadójicamente, si estamos cansados el ejercicio nos ayudará a sentirnos mejor

2. Descanso. Es uno de los consejos más obvios y a la vez imprescindibles para evitar el cansancio físico. Dormir entre 7 u 8 horas diarias en básico para tener la energía y el rendimiento adecuado al día siguiente. A veces el insomnio hace su aparición, por ello apuesta por acostarte y levantarte más o menos a la misma hora y buscar un lugar tranquilo y confortable para hacerlo, así las pilas se recargan solas.

3. Reducir el estrés. Es una de las principales razones porque las que cualquier persona siente cansancio. Si deseas mejorar el rendimiento, lo primero es dar con el motivo que origina ese estrés. Puede ser el trabajo, los amigos, la familia, la pareja... o todo ello junto, lo cual hace que no abarques más de lo que puedes y el cuerpo termine resintiéndose. Algunos métodos para liberar ese estrés son practicar técnicas de relajación, clases de meditación, donde yoga o pilates son grandes aliados.

4. Actividad física. Para evitar el estrés y combatir el cansancio otra clave efectiva es el ejercicio físico, es esencial para aumentar la energía y evitar el cansancio. Sin realizar ninguna actividad, el cuerpo tiende a sentirse más cansado de lo habitual. Intenta meter algo de ejercicio en tu rutina, no hace falta que te machaques en el gimnasio durante 3 horas, vale con caminar un rato, hacer senderismo o correr un par de vueltas alrededor de tu casa o barrio. Servirá para evitar el cansancio mental ya que el cerebro se activa y se mantiene alerta durante más tiempo.

Artículos recomendados