Menú
Pastillas para dormir, ¿debería tomarlas?

BENZODIACEPINAS

Pastillas para dormir, ¿debería tomarlas?

Conoce las indicaciones y los riesgos de las benzodiacepinas o pastillas para dormir.

Sara P. Lorenzo

La mayoría de las personas seguramente habrán tenido problemas de sueño alguna vez en su vida. Es lo que comúnmente llamamos insomnio. Es una dificultad para iniciar el sueño, mantenerlo o despertarse muy temprano sin ser capaz de volverse a dormirse de nuevo. Es muy desagradable y puede llegar a trastocar la vida de una persona de manera considerable. Afectándole en las área laboral, familiar y social.

¿Qué hacer ante esta situación? Hay varios tratamientos que pueden seguirse:

- La fitoterapia: es el uso de elementos naturales que ayudan a la persona a que su cuerpo entre en un estado de relajación y le sea más fácil conciliar el sueño. Algunos de estos ejemplos son la Valeriana, el Estróbilo de Lúpulu y la Pasiflora. Lo bueno de estos métodos es que no tienen efectos secundarios. Lo malo es que en casos graves de insomnio no son muy efectivos.

- Tratamiento psicológico: las técnicas más empleadas en este caso son las conductuales. Están basadas en conseguir que la persona establezca una correcta rutina de sueño.

- Tratamiento farmacológico: es el tratamiento que nos prescriben cuando vamos al médico de cabecera. En este sentido, el médico nos receta distintos fármacos que nos ayudarán a relajarnos y conciliar el sueño.

Debemos ir reduciendo paulatinamente la dosis de pastills para dormir si no queremos agravar el insomnioDebemos ir reduciendo paulatinamente la dosis de pastills para dormir si no queremos agravar el insomnio

¿Cómo funcionan las pastillas para dormir?

Las benzodiacepinas son las comúnmente llamadas "pastillas para dormir". Hay de diferentes tipos dependiendo de otros factores (como por ejemplo la duración del efecto deseado), pero la estructura principal es la misma. Estas pastillas se encargan de poner nuestro cuerpo en "modo off", ralentizando nuestro sistema. Es decir, nos sedan. Sustituyen la función de los receptores GABA que son los que se encargan de preparar a nuestro cuerpo para el sueño. Las benzodiacepinas se utilizan principalmente para relajar los músculos, para inducir el sueño (efecto hipnótico), como anticonvulsivantes y como ansiolítico (para tratar la ansiedad en general, tanto la física como la psicológica).

El efecto que nos interesa es el hipnótico y nos centraremos en analizar el tipo de pastillas dirigidas a lidiar con el insomnio ocasional. Como hay diferentes tipos de insomnios cada pastilla se centra en uno u otro:

1.Insomnio inicial: personas a las que les cuesta quedarse dormidas o que se despiertan varias veces durante la noche. Se recomienda el triazolam y el fármaco zolpidem, que son de fácil absorción y tarda muy poco en hacer efecto. Uno de sus nombres comerciales es Stilnox. El problema principal de este tipo de fármacos es que los primeros días es muy efectivo pero a medida que va pasando el tiempo pierde eficacia y la persona puede acabar dependiendo de ellos. Por eso no se recomienda su uso pasados los 10 días.

2.Insomnio terminal: personas que no tienen problemas al ir a la cama pero se despiertan muy temprano y no son capaces de volver a dormirse. Suele recetarse lormetazepam (Minias o Loramet entre otros).

3.Aparte de dormir mal la persona tiene ansiedad. Se suele recomendar clonazepam y lorazepan. Este fármaco aparte de ayudar al sueño se usa para tratar los ataques de pánico. Se encarga de disminuir la actividad eléctrica del cerebro.

¿Tienen las pastillas efectos secundarios?

Pues como todos los medicamentos. Sí tienen, y no son pocos. Los que aparecen en una gran parte de los pacientes son sobre todo el adormecimiento al día siguiente. El primer día tras haber utilizado el fármaco seguramente te vas a sentir cansado y con problemas de concentración. Esto es porque el fármaco está hecho para que la persona descanse de manera seguida entre 7-8 horas. Pero claro, no todos somos iguales ni tenemos a misma constitución. Lo que para unos es poco para otros puede ser mucho, los efectos dependerán de cada uno.

Por otro lado, una de las mayores preocupaciones que tienen los pacientes es de si pueden llegar a "engancharse". Esto está un poco mitificado pero sí que es cierto que tu cuerpo acaba desarrollando cierta tolerancia a las pastillas para el insomnio. Es decir, al cabo de unos días con la misma cantidad de sustancia te va a costar más dormir que al principio. Las personas que tuvieron algún tipo de dependencia a drogas en el pasado tienen que ser muy sinceros con el médico porque son más propensos a "engancharse". Es común que algunos mezclen las pastillas con alcohol u/y otras drogas. Está combinación puede ser mortal.

Por otro lado, con algunas pastillas como el Stilnox, la retirada del fármaco puede producir un insomnio de rebote, ¿qué es esto? pues que los síntomas del insomnio aparecen pero agravados. Además puede acompañarse con otros efectos secundarios como: cambios de humor, dolor de cabeza, ansiedad, nerviosismo, etc. Por eso es recomendable ir reduciendo la dosis paulatinamente.

Hay otros efectos secundarios que dependerán del tipo de pastilla y son menos comunes: agresividad, alucinaciones, agitación, psicosis, pesadillas e incluso cambios en el comportamiento. Si esto ocurre hay que retirar la medicación inmediatamente.

¿Entonces debería tomar pastillas para dormir?

La elección es totalmente libre. Si estás pasando por una etapa de insomnio aguda y el médico te las receta puede ser recomendable tomarlas, siempre y cuando se respeten sus instrucciones. Nunca debe excederse el periodo de tratamiento porque hay riesgo de desarrollar tolerancia e incluso agravar el insomnio. También hay que tener en cuenta que no podemos tomarlas si no estamos seguros de que vamos a poder dormir durante las siguientes 8 horas. Esto es importante porque se cae en un sueño muy profundo y si despertamos antes estaremos excesivamente cansados y con falta de concentración durante todo el día.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que las pastillas son un parche al problema pero no la solución. Tapamos los síntomas pero no atacamos directamente la causa del insomnio. Tenemos que descubrir de donde proviene la ansiedad que tenemos, que hay nuevo en nuestras vidas que nos está impidiendo descansar correctamente.

De todos modos, si al final decidimos tomarlas lo ideal sería aprender a la vez unas correctas pautas de sueño. De manera que podamos mantener esas pautas una vez que finalice el tratamiento con pastillas. Así no tendríamos que depender de ellas.

Relajarnos nos ayudará a dormir mejor son falta de medicaciónRelajarnos nos ayudará a dormir mejor son falta de medicación

Pautas para dormir correctamente

A continuación os dejamos algunas recomendaciones para conciliar el sueño de manera natural si estáis pasando por una fase de insomnio puntual.

1. Ejercicio físico aeróbico 4 horas antes de ir a dormir. Después de hacer ejercicio nuestro cuerpo va a permanecer activado la primera hora. Pero a medida que pasa el tiempo se va a ir relajando más y más, el punto máximo de relajación entre las 3-4h después del ejercicio. Si por ejemplo nos acostamos a las 23:00 la hora ideal para hacer deporte sería a las 19:00.

2. Irte a la cama solo a dormir. Si nos acostumbramos a ver la televisión, estar con el portátil o a leer, nuestro cuerpo asocia una actividad entretenida con la cama, cuando en realidad lo que queremos es lo contrario, que nuestro cuerpo "se desactive". Hay gente que dice que le ayuda a dormirse antes, pero lógicamente son personas que no están pasando por un periodo de insomnio y se lo pueden permitir.

3. Control de la respiración y relajación: aprender a realizar ejercicios de respiración es una de las formas más rápidas, efectivas y baratas para el control de la ansiedad.

4. No te quedes dando vueltas en la cama. Si ha pasado 30-45 minutos desde que te has ido a dormir y aun no has pegado ojo, no te quedes en la cama. Sal a otra habitación y haz una actividad muy aburrida, por ejemplo ponte a leer el diccionario. Cuando te entre sueño vuelve a intentarlo, si sigues sin dormir vuelve a levantarte y haz otra cosa. Lo que nunca debes hacer es quedarte en la cama pensando en lo mucho que deseas dormir, porque entonces no lo conseguirás nunca (estarás más presionado y te pondrás más nervioso).

5. Crea una rutina antes de ir a la cama. Intenta hacer siempre las mismas actividades antes de acostarte (cenar, ordenar material para el día siguiente, colocar la ropa, darte una ducha caliente, etc). Asimismo es recomendable irse a dormir y despertarse aproximadamente a la misma hora todos los días, o por lo menos que no haya mucho desfase entre unos y otros.

6. No realices actividades estimulantes un par de horas antes de acostarte (videojuegos, discutir con alguien, trabajo...). Tampoco es recomendable tomar teína y cafeína las horas antes.

Esperamos que os hayan servido de utilidad. Felices sueños a todos.

Artículos recomendados