Menú
Qué es la eutanasia y en qué consiste

MUERTE

Qué es la eutanasia y en qué consiste

La eutanasia supone para muchas personas enfermas, la única forma de acelerar el irremediable camino hacia la muerte.

Antonia Torres Gutiérrez

La eutanasia supone para muchas personas enfermas, la única forma de acelerar el irremediable camino hacia la muerte.

En muchas ocasiones, personas que padecen enfermedades dolorosas, terminales y por lo tanto, imposibles de curar, sufren terribles dolores y una muy baja calidad de vida. Esta horrible espera solo tiene un final, que es la muerte. Es en estos casos cuando la eutanasia se convierte en la única solución, una manera de acelerar ese duro camino sin retorno.

La eutanasia consiste en acelerar el proceso de la muerte La eutanasia consiste en acelerar el proceso de la muerte

Qué es la eutanasia

La palabra eutanasia procede del griego y es el resultado de la unión de los vocablos eu, cuyo significado es "bien" y tanathos, que significa "muerte". Es decir, la traducción más realista de la definición de eutanasia según su procedencia es "la buena muerte". No en vano, la eutanasia se conoce como la "muerte dulce" ya que de alguna manera, el procedimiento de la eutanasia ayuda a reducir una terrible espera.

En definitiva, la eutanasia consiste en acelerar el proceso de la muerte a personas que padecen enfermedades terminales, donde la recuperación es inviable y con el objeto de reducir el sufrimiento físico.

Existen dos tipos de eutanasia aplicadas en casos de enfermedad:

  • La eutanasia directa: en este caso se aplica la eutanasia para acelerar el proceso hacia la muerte, siempre en el caso de pacientes con una enfermedad en estadio avanzado e incurable. Dentro de la eutanasia directa se encuentran dos alternativas, la activa, con la cuál se aplican medicamentos al paciente con los que se obtendrá la muerte de la persona. Y la eutanasia pasiva, que supone la suspensión de cualquier tratamiento médico, además de la eliminación de la alimentación del paciente, con lo que finalmente sucederá la muerte.
  • La eutanasia indirecta: Por otra parte, la eutanasia indirecta consiste en suministrar fármacos al paciente para reducir cualquier tipo de dolor físico mientras se produce la muerte natural. En algunos casos, estos mismos fármtexto enlaceacos son los que producen el fallecimiento del paciente.

Por otra parte, en función de la posibilidad del paciente de decidir sobre su futuro, la eutanasia puede ser:

  • Voluntaria: En este caso el paciente es el que solicita la aplicación de la eutanasia, puede hacerse de viva voz o mediante el medio escrito.
  • Involuntaria: La eutanasia se aplica en este caso sin que exista el consentimiento del paciente.

En cualquiera de los casos, la aplicación de la eutanasia debe ser consentida por los familiares del paciente e incluso, por el propio paciente mientras que se encuentre en condiciones médicas para tomar esa decisión. Los médicos y especialistas son los únicos autorizados a aplicar cualquiera de las técnicas de la eutanasia, siempre bajo las condiciones judiciales y legales que rigen en el país en cuestión.

Otros tipos de eutanasia

En diferentes periodos de la historia, la eutanasia ha sido utilizada como método para eliminar determinados grupos sociales. Por ejemplo, los líderes nazis promovían la aplicación de la eutanasia en personas con diversas discapacidades, físicas e intelectuales, ya que eran considerados seres inferiores. Siempre por supuesto, con la excusa de que la eutanasia se aplicaba por el bien de estas personas.

Esta es la llamada eutanasia eugenésica, que tristemente fue utilizada por Hitler en el año 1939 y con la que se exterminó a más de 80 mil personas que padecían diversas discapacidades y enfermedades de diversa índole.

La aplicación de la eutanasia tiene tantos detractores como defensoresLa aplicación de la eutanasia tiene tantos detractores como defensores

La eutanasia y el debate moral

A pesar de estar prohibida en la mayoría de los países, cada vez más personas solicitan este procedimiento como única forma de acortar el sufrimiento de la enfermedad. Son muchos los casos que se hacen conocidos a nivel mundial, ya que en la mayoría de estos casos, lograr que los médicos apliquen la eutanasia pasa por un largo proceso judicial.

La aplicación de la eutanasia tiene tantos detractores como defensores. La mayoría de las personas que se oponen con la ética como justificación, seguramente nunca se habrán tenido que enfrentar a una situación tan dolorosa como la de tener a una persona querida sufriendo terribles dolores en espera de la muerte. En el caso contrario, personas que han podido vivir situaciones similares y hubieran preferido la eutanasia antes que vivir el largo y doloroso proceso de perder a un ser querido añadiendo un dolor y sufrimiento inhumano.

La realidad es que la eutanasia, supone una alternativa al sufrimiento físico que supone una enfermedad incurable. El único proceso médico legal que permite disfrutar de una muerte digna, cuando ya no existen medios posibles con los que tratar la enfermedad que irremediablemente lleva a la muerte.

Quizá la visión de cualquier persona es que la vida prima por encima de todas las cosas, pero es importante colocarse por un momento en los zapatos de los demás. Cuando una persona padece una enfermedad incurable, terminal, cuyo final será la muerte y además, durante todo ese proceso tiene que vivir insufribles dolores físicos y emocionales, la eutanasia supone la única oportunidad de disfrutar de una muerte digna. El derecho a decidir cómo quieres morir ¿debe ser un derecho de todos? Tú que crees..

Artículos recomendados