Menú
Por qué hacer demasiadas abdominales puede no ser buena idea

ABDOMINALES

Por qué hacer demasiadas abdominales puede no ser buena idea

Si te gusta hacer deporte y las abdominales las haces sin importar la cantidad, entonces esta información es para ti.

Alicia Rebollo Sánchez

Todo el mundo en algún momento de su vida ha decidido hacer abdominales con la esperanza de poder conseguir un vientre plano y es que, aunque no hay ningún estudio que compruebe que este ejercicio consiga que tengamos la ansiada tableta de chocolate, ya que para esto interviene más la alimentación que el ejercicio, aún así cada año nos proponemos hacer ejercicio para conseguir nuestro cuerpo ideal.

Sin embargo, quizás no sepas que dejar el sedentarismo y ponerle a hacer ejercicio pueda llevarte a sufrir algún tipo de lesión, especialmente si no sabes cómo realizar los ejercicios, es por esto que en este artículo vamos a hablar de las abdominales y cómo realizarlas mal o de forma exagerada puede provocarte problemas de espalda.

¿Las abdominales pueden causar una hernia de disco?

Quizás una de las personas que más entrenan y cuidan su estado físico sean los militares. Precisamente un estudio publicado en 2005 en la revista Military Medicine comprobó que el 56% de todas las lesiones producidas en la Prueba de Aptitud Física del Ejército se debían a las abdominales. Esto no se debe exclusivamente a una repetición excesiva de este ejercicio, sino que también depende de la persona que lo realiza y su genética.

Hay mucho debate sobre este tema, ya que algunos expertos como Stuart McGill han realizado diversos estudios con cadáveres de cerdos (porque su columna vertebral es muy parecida a la de los humanos), que han demostrado que la realización continuada y excesiva de las abdominales puede provocar una hernia de disco que sería la causante de grandes dolores de espalda. Sin embargo, otros científicos han alegado que la columna vertebral de un cerdo no es exactamente igual a la nuestra por lo que este estudio no tendría validez y lo que si que han planteado es que una hernia de disco podría deberse al condicionamiento genético de cada persona. Es decir que, si haces una decena de abdominales al día no tienes por qué acabar sufriendo una hernia de disco, pero dependiendo de tu genética si que puedes desarrollar algún tipo de lesión, problema o dolor de espaldas que junto a la realización de este ejercicio puede empeorarlo.

La realización continuada y excesiva de las abdominales puede provocar una hernia de discoLa realización continuada y excesiva de las abdominales puede provocar una hernia de disco

Propicia los dolores de espalda

Según un estudio de 2006 la degeneración de los discos lumbares depende hasta un 74% de la carga genética de las personas. Este estudio ha podido comprobar que, si por tu genética eres más propenso a desarrollar un problema de espaldas, independientemente de su eres una persona dada al sedentarismo o si realizas ejercicio habitualmente, puedes desarrollar problemas de espalda, sin embargo, este estudio también pudo comprobar que, si por tu genética eres propenso a desarrollar este problema, ejercicios como las abdominales pueden empeorar tu estado.

No obstante, un estudio de 2011 de la Universidad de Tecnología de Auckland Bret Conteras que analizó todas las investigaciones sobre este ejercicio llegó a la conclusión que lejos de que las abdominales sean malas para la espalda, este ejercicio conseguía mejorar la flexibilidad y la fuerza muscular ayudando a mejorar la transmisión de nutriente a los discos lo que prevendría su rigidez.

Llegados a este punto, nos preguntaremos entonces si es bueno realizar este ejercicio o no y lo cierto es que, aunque aún no se hayan puesto de acuerdo con si es mejor apartarlo de nuestra rutina o incluirlo, el punto en común en que han llegado todos es que, si realizamos mal este ejercicio, esto puede ser contraproducente para la salud de nuestra columna vertebral.

Las abdominales necesitan un descanso para poder recuperarseLas abdominales necesitan un descanso para poder recuperarse

Cómo no debes hacer abdominales

Así es cómo debes hacer las abdominales correctamente:

  • Realizar abdominales a gran velocidad: Cuando realizamos este ejercicio a gran velocidad perdemos completamente nuestro equilibrio y no sabemos si estamos controlando la respiración, o la fuerza con la que subimos e impactamos en el suelo cuando descendemos. Elevar el tronco de forma rápida y lo que es peor dejarnos caer en el suelo puede causarnos problemas de espalda por lo que ambos movimientos deberemos de hacerlo de forma lenta y controlada.
  • Arquear la espalda: Este es un error muy típico cuando se hacen abdominales por elevación de piernas. La espalda cuando realizamos abdominales debe estar completamente apoyada en el suelo para que no dañemos la columna y que lo único que trabajen sean los músculos del abdomen.
  • No hagas demasiadas repeticiones: Normalmente nos centramos más en las repeticiones que hacemos que en la calidad de cada una de ellas, lo que puede desembocar en que cometamos errores como los citados anteriormente. Para obtener resultados y para no lesionarnos al realizar este ejercicio es mejor que trabajemos a baja intensidad haciendo las repeticiones de forma controlada, de esta manera no solo trabajaras mejor tu abdomen y verás mejores resultados sino que también evitaras lesiones.
  • Hacer todos los días abdominales: Como todos los músculos, las abdominales necesitan un descanso para poder recuperarse, ya que si no es así y realizamos todos los días este ejercicio a pesar de que notemos los músculos cansados, inconscientemente dejaremos de hacer fuerza en las abdominales para hacerla con la espalda lo que puede provocar problemas de lumbares.

Artículos recomendados