Menú
¿Cuáles son los tipos de eutanasia que existen?

FIN DE VIDA

¿Cuáles son los tipos de eutanasia que existen?

El final de vida de una persona que se encuentra sumida en una enfermedad terminal e irreversible puede darse de distintas maneras.

Lara Fernández Díaz

La eutanasia o como es conocida por algunos, muerte dulce, es la intervención voluntaria que provoca la muerte de un persona terminal con el fin de evitarle sufrimiento ya que su situación es irreversible. Es decir, se trata de darle a las personas un final de vida menos agónico evitando la prolongación del sufrimiento. Existen diferentes leyes sobre la eutanasia en cada país. En el caso de España, por el momento, está prohibida y llevarla a cabo acarrea consecuencias y penas de cárcel.

Aun así, en la actualidad se pueden distinguir varios tipos de eutanasia:

  1. Eutanasia directa: Se trata de dar muerte a una persona que presente una enfermedad que sea irreversible y no tenga curación, no prolongando tal y como se ha comentado en un principio el sufrimiento de esta. No obstante, se distinguen dentro de esta clasificación dos tipos de eutanasia directa: La activa, que es aquella que tiene lugar cuando es el enfermo quien pide que se le anticipe la muerte y por lo tanto, el cese del sufrimiento. Para llevarlo a cabo se le suministran ciertas sustancias que provocan la muerte. La pasiva, que es aquella en la cual se le dejan de suministrar ciertos medicamentos con los que se le estaba tratando y manteniendo con vida de tal manera que la persona, al no recibir su cura, terminar por morir. En definitiva, es dejar morir a la persona.
  2. Eutanasia indirecta: Se trata de suministrar al paciente una serie de sustancias o llevar a cabo ciertas acciones que tienen como consecuencia o efecto la muerte del enfermo en cuestión. Por ejemplo, aplicar morfina que tiene como efecto secundario la reducción de la vida y pérdida de la conciencia. En este tipo de eutanasia, a diferencia de la anterior, se busca aliviar el dolor de los pacientes y no simplemente acortarles la vida. Aunque de cierta forma, la consecuencia que deriva del deseo u objetivo sea la muerte.

La eutanasia o como es conocida por algunos, muerte dulceLa eutanasia o como es conocida por algunos, muerte dulce

Además de los dos tipos de eutanasia mencionados previamente, es necesario conocer otro tipo de conceptos para poder hablar con propiedad sobre este asunto:

  • Suicidio asistido: Consiste en darle al enfermo o paciente las herramientas necesarias para que este pueda provocarse la muerte de manera intencionada. Es decir, dicho de una manera más coloquial significaría ayudar a alguien a suicidarse. Por lo tanto, es el enfermo quien toma esta decisión.
  • Cacotanasia: Es llevar a cabo la eutanasia pero sin el permiso del enfermo o paciente. Es decir, es la familia quien decide por el.
  • Ortotanasia o muerte digna: Se trata del derecho que tiene el enfermo a morir de forma digna. Por lo tanto, en el caso de enfermedades que no tengan cura y sean terminales se deberán de aplicar los medicamentos o tratamientos necesarios para evitar cualquier sufrimiento y que finalmente acaben por conducir, de forma digna, hasta su muerte. La ortotanasia se distingue de la eutanasia en que la primera nunca pretende o tiene como objetivo primero la muerte del paciente.
  • Existen diferentes leyes sobre la eutanasia en cada paísExisten diferentes leyes sobre la eutanasia en cada país

  • Distanasia: Se trata de emplear todas las herramientas o medios posibles para coneguir mantener con vida al paciente y retrasar su muerte, con el fin de aferrarse a la esperanza de curación hasta el último momento. Es decir, se busca posponer el momento de la muerte. Esto en ocasiones ha sido muy criticado por muchas personas ya que aseguran que, al practicar la distanasia, muchas personas llegan a la muerte en condiciones que no son de carácter humano o dicho de otra forma, indignas. Por lo general, suelen ser los familiares los que toman esta decisión ya que tal y como se ha comentado con anterioridad, se aferran a la idea de seguir viendo con vida a su ser querido. Por lo tanto, se puede asegurar que la distanasia sería como la opción opuesta a la eutanasia ya que a diferencia de esta, hay un rechazo a provocar la muerte del enfermo.

Sea cual sea la opción que se lleve a cabo es fundamental tener en cuenta que en cada país las leyes rigen de una manera distinta y por lo tanto, no es un tema que pueda tratarse de la misma manera en todos los lugares del mundo. Además, hay que tener en cuenta la seriedad del asunto pues se trata de decisiones de las que depende la vida de una persona. Es importante, por lo tanto, en cada caso en particular, que las personas tengan en cuenta:

  • Las leyes del propio país acerca de este tema.
  • La opinión de los especialistas, médicos o expertos sobre el caso concreto del paciente sobre el cual se está planteando esta opción.
  • El pensamiento u opinión del enfermo en el caso de que se encontrara en las circunstancias adecuadas para poder darlo ya que en ocasiones, su estado es tan grave y terminal que ni siquiera puede comunicar o manifestar su deseo acerca del fin de su propia vida.
  • La opinión y deseo de los familiares, seres queridos o personas que se encuentran al cargo del enfermo.

Artículos recomendados