Menú
Cuántas grasas saturadas debes comer al día

GRASAS

Cuántas grasas saturadas debes comer al día

Las grasas saturadas están en un muchos alimentos de tu dieta, pero, ¿cuántas grasas saturadas debes comer diariamente para que estés saludable?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Es seguro que habrás escuchado que comer grasas saturadas es malo para tu salud, pero la grasa es importante para mantener una dieta saludable. El tipo de grasas que consumes es la clave para que tengas un corazón saludable y unos buenos niveles de colesterol. Lo que debes tener en cuenta cuando planifiques tus comidas diarias es cómo consumirás la cantidad y el equilibrio correcto de grasas saturadas e insaturadas.

Es cierto que puede resultar difícil saber la cantidad de grasas saturadas que debes comer por día, especialmente porque muchas de tus comidas favoritas es probable que contengan grasas saturadas o grasas malas. Por este motivo, a continuación podrás descubrir de una forma fácil cómo mantener una ingesta diaria de grasas saturadas correcta, sin pasarte.

La grasa saturada se encuentra en grandes cantidades en la carne y los productos lácteosLa grasa saturada se encuentra en grandes cantidades en la carne y los productos lácteos

Las grasas saturadas que debes comer al día

En cuanto a la ingesta recomendada de grasas saturadas, es necesario que sepas que el hombre promedio del e comer unos 30 gramos de grasa saturada al día y la mujer menos de 20 gramos de grasa saturada diaria.

Esto incluye todo lo que se consume durante el día, así que recuerda incluir todos sus aperitivos al calcular el consumo. También es fácil olvidar cosas como la mantequilla y la leche: es posible que añadas grasas saturadas a tu dieta cuando comes pan o algunas bebidas sin tan siquiera darte cuenta.

Estas cifras son solo pautas: tu ingesta diaria de grasas saturadas debe ser de aproximadamente 1/3 de tu ingesta total de grasa (tanto saturada como no saturada). Esto puede variar levemente dependiendo de tus circunstancias personales. Por ejemplo, si realizas una gran cantidad de actividad física, el consumo de energía puede ser ligeramente mayor. Si intentas perder peso, es posible que debas restringir la ingesta por debajo de las pautas estándar.

Las personas comen más grasas saturadas de las que se dan cuenta cada día. Están tan acostumbrados a comer de esa manera que se olvidan de lo importante que es pensar en comer mejor. A nivel poblacional, la mayoría de la gente está comiendo más grasas saturadas de lo que deberían consumir.

Comer demasiada grasa saturada es un problema

Comer demasiada grasa saturada se puede convertir en un problema porque gran parte de esta grasa "mala" puede conducir a niveles elevados de colesterol en la sangre. Se ha demostrado que el reemplazo de grasas saturadas con grasas insaturadas en la dieta reduce los niveles de colesterol malo, del tipo que se ha relacionado con las enfermedades del corazón.

Cómo mantener el equilibrio en el consumo diario de grasas saturadas

Para que te hagas una idea, la grasa saturada se encuentra en grandes cantidades en la carne y los productos lácteos, así como en muchos alimentos horneados y procesados. Las etiquetas nutricionales pueden ayudar. Todos los alimentos deben etiquetarse con la cantidad de grasas saturadas que se incluyen por cada 100 gramos. A veces, esta información también se incluye por porción, así que tienes que asegurarte de verificar cuál está leyendo antes de calcular tu consumo.

El tipo de grasas que consumes es la clave para que tengas un corazón saludable El tipo de grasas que consumes es la clave para que tengas un corazón saludable

A partir de ahora deberá ser más fácil para ti saber cuáles son las grasas saturadas que debes y tienes que comer por día. Podrás tomar decisiones más acertadas. Recuerda que reducir los niveles de grasas saturadas no significa que te debas deshacer de todas ellas, ya que también hay grasas insaturadas o grasas 'buenas' que tienen que representar dos tercios de tu ingesta total de grasa diaria.

Cuando vayas a comprar tus alimentos semanales, piensa bien qué vas a comer, qué comidas vas a hacer y qué cantidad de grasas aportarás a tu organismo. En este sentido, recuerda que no consiste en eliminar las grasas para siempre, si no más bien en saber racionalizarlas y escoger los alimentos más adecuados para ti.

Artículos recomendados