Menú
Controla el estrés para mejorar tu vida

ESTRÉS

Controla el estrés para mejorar tu vida

Para tener una buena calidad de vida, deberás ser consciente que el estrés puedes controlarlo y sacarle provecho.

Mª José Roldán Prieto

Si el estrés maneja tu vida, solo encontrarás caos a tu alrededor. Además, el estrés puede causarte malestar y consecuencias físicas y emocionales que hagan que tu vida sea bastante más complicada de lo que podría ser realmente. Aunque la realidad es que el estrés es una parte importante del desarrollo humano, solo hay que aprender a controlarlo para que sea productivo en lugar de destructivo.

Con un estrés saludable podrás crecer, afrontar tus propios límites y encontrar tu talento. Pero en la otra cara de la moneda, cuando el estrés te controla, será poco saludable y será perjudicial para tu cuerpo, tu mente, tu salud y tus emociones. El estrés puede afectar a todas áreas de tu vida. Cuando un área de tu vida está llena de preocupación, se filtrará en otras partes causando un terrible efecto dominó.

Cuando sientes que hay una situación que te reta, detiene todo lo que estás haciendo durante un minutoCuando sientes que hay una situación que te reta, detiene todo lo que estás haciendo durante un minuto

Por todo esto, es crucial que aprendas a controlar el estrés para mejorar tu vida y que sepas estabilizar tu esfuerzo para estar bien por dentro y por fuera. Pero, ¿cómo se controla el estrés para que no te controle a ti? No pierdas detalle.

Consejos para controlar el estrés

Hay un viejo dicho que dice: 'A lo que te resistes, persiste'. Hay investigaciones que muestran como el comportamiento cuando repite los patrones de estrés en la vida de una persona suele ser predecible (a no ser que sea a causa de traumas repentinos). Por tanto, para controlar el estrés es necesario cambiar esos patrones. ¿Cómo conseguirlo? No pierdas detalle...

El desafío del minuto

Cuando sientes que hay una situación que te reta, detiene todo lo que estás haciendo durante un minuto. Utiliza estos sesenta segundos para respirar profundamente y permitir un cierto espacio emocional entre tú y la situación que tienes que vivir, así controlarás también tu reacción.

La renuncia

Si te resistes a un sentimiento, a un pensamiento o incluso a un evento... éste se intensificará dentro de ti. Renunciar a este sentimiento no significa que toleres lo que ocurre, sino que empiezas a ser consciente de que no puedes cambiar algunas cosas, sobre todo que no dependen de ti. No puedes cambiar el pasado y necesitas abrir la oportunidad para hacer una elección consciente sobre el momento presente.

La gratitud

La gratitud es una de las rutas más rápidas a los cambios de la química en el cerebro y la revitalización de las células y el sistema nervioso. En cada situación, no importa lo negativo que ocurra, siempre hay cosas que puedes ver como positivas o beneficiosas. Escribe 5 ventajas de la situación estresante que estás viviendo y la verás de un modo diferente, y mejor.

Si el estrés maneja tu vida, solo encontrarás caos a tu alrededorSi el estrés maneja tu vida, solo encontrarás caos a tu alrededor
Libera el estrés repentino

Es posible que notes que estás viviendo una situación de estrés repentino, entonces es importante conocer algunas técnicas fáciles de usar rápidamente para calmar tu sistema nervioso. La primera técnica citada en este artículo del reto de los 60 segundos es un buen ejemplo para seguir. Además puedes seguir estas estrategias:

- Calma tu cuerpo. Inhala lenta y profundamente tres veces, mantén el aire 5 segundos y exhala lenta y profundamente durante cuatro segundos. Después deberás repetir el proceso durante dos minutos hasta que empieces a sentir que te relajas.

- Calma tu mente. Frota tu esternón con cuatro dedos, hacia arriba y hacia abajo con fuerza. Es necesario frotar justo por encima de donde se encuentra tu caja torácica. Repite esto dos minutos hasta que sientas como tu mente (que deberás tener en blanco) empieza a relajarse.

- Calma tus emociones. Mantén una mano en la frente y otra en la base del cráneo. Respira profundamente y así el aumento de la sangre y el oxígeno estimularán la corteza prefrontal y aportará equilibrio a tu cerebro consciente e inconsciente.

Artículos recomendados