Menú
9 cosas que no sabes sobre acupuntura

ACUPUNTURA

9 cosas que no sabes sobre acupuntura

Descubre algunos datos que seguramente no conocías sobre la acupuntura, ¡realmente te sorprenderás!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Un nuevo estudio muestra que la acupuntura alivia el dolor inducido por el tratamiento en mujeres con cáncer de mama. Esto y muchas otras cosas más es posible que no conozcas sobre las pequeñas agujas clavadas en la piel. Descubre algunas cosas que no sabías sobre la acupuntura, ¡te sorprenderás!

1- Alivia el dolor de cáncer de mama

Existe una forma popular de acupuntura que puede aliviar los dolorosos efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama, según una nueva investigación publicada en el Journal of the National Cancer Institute Monographs publicó.

Si crees que por ser agujas te va a doler, estás totalmente equivocadoSi crees que por ser agujas te va a doler, estás totalmente equivocado
Temas relacionados

El estudio, fue dirigido por investigadores de la Universidad de Pensilvania y examinó los efectos de la electroacupuntura, una forma de acupuntura en la que se pasa una pequeña corriente eléctrica entre pares de agujas. Lo hizo en 41 pacientes con cáncer de mama. Los investigadores encontraron que redujo la rigidez y el dolor articular en hasta un 40%, independientemente de si el paciente esperaba que la terapia funcionara o no. (La rigidez y el dolor articular son efectos secundarios comunes del inhibidor de la aromatasa, una terapia hormonal utilizada para tratar el cáncer de mama).

2- No duele

Si crees que por ser agujas te va a doler, estás totalmente equivocado. La acupuntura no duele. Las agujas de acupuntura son diferentes de las agujas médicas, ya que son muy pequeñas, lisas y cónicas. No tienen un borde afilado ni un agujero interior para cortar la piel. En algunos lugares, como la zona lumbar, muchas personas ni siquiera sienten las agujas.

3- No deja cicatrices

Aunque a veces parezca mentira ya que en ocasiones las agujas pueden ocasionar un poco de sangrado o hematomas, la realidad es que esas marcas no durarán mucho. Y ni mucho menos provocan cicatrices.

4- Se usa la acupuntura desde hace miles de años

La acupuntura se usa desde hace miles de años y se piensa que se originó en China. En la antigüedad se utilizaban piedras afiladas y huesos para hacer la acupuntura y las primeras veces datan de nada menos que 6000 a.C.

5- Te hace sentir bien

Después de una sesión de acupuntura hay personas que afirman que se sienten mucho mejor. La razón es sencilla, cuando se insertan las agujas, el cuerpo libera endocrinas y neurotransmisores que promueven la sensación de bienestar y alivian la tensión y el dolor muscular.

6- Puede reducir el acné

La acupuntura también ayuda a reducir los granitos y a prevenirlos. Su capacidad de combatir la inflamación y fortalecer el sistema inmune puede desempeñar un buen papel.

Las técnicas varían según el origenLas técnicas varían según el origen

7- Te ayudará a perder peso

Existe una investigación publicada en Acupuncture in Medicine que encontró que la acupuntura en las orejas promueve la pérdida de peso. Las filosofías de la acupuntura conectan la oreja con el estómago, el sueño, el sistema endocrino y, al final, con el apetito.

8- No todas las acupunturas son iguales

Si te piensas que todas las acupunturas son iguales, estás bien equivocado/a. Las técnicas varían según el origen y la filosofía que hay detrás del tratamiento. Las tradiciones orientales, por ejemplo, típicamente colocan agujas a lo largo de los meridianos del cuerpo (un sistema similar a una red de canales que mueve la energía por todo el cuerpo), mientras que las escuelas europeas abordan la energía de manera más general. Además, algunos médicos tratan las enfermedades insertando agujas en el área afectada y otras lo hacen colocando agujas en otra parte del cuerpo, como la oreja o el cuero cabelludo.

9- Las sesiones varían

Además, también es importante recordar que el número de sesiones varias según el tratamiento que se quiera llevar a cabo, pero la media está entre 3 y 10 sesiones por tratamiento, pero varía dependiendo de la dolencia y el paciente.

Artículos recomendados