Menú
¿Cuáles son las consecuencias de la falta de sueño?

SUEÑO Y SALUD

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de sueño?

Una mala rutina de sueño puede acelerar el envejecimiento y bajar de forma significativa las defensas.

Irmina Merino Vidal

Aunque no todo el mundo lo crea, dormir bien es muy importante para que podamos funcionar a la perfección en nuestro día a día. Puede que puntualmente no puedas dormir tantas horas como necesitarías, pero si eso se convierte en un hábito y no descansas lo suficiente esto podría tener efectos nocivos para tu salud, no solamente física, sino también mental.

Por eso, en Bekia te contamos cuáles son las consecuencias de la falta de sueño para que le prestes más atención a la necesidad de descansar, tener un sueño de calidad Fy cómo conseguirlo si tienes dificultades para ello.

Cuáles son las consecuencias de la falta de sueño

Las consecuencias por la falta de sueño son muchas, pero las que vamos a nombrar a continuación son las más frecuentes tras más de dos días seguidos sin dormir las horas necesarias o sin un descanso continuo:

-Irritabilidad: nuestro cerebro y nuestro cuerpo descansan durante la noche, por eso si no dormimos estos no pueden reposar como necesitan por consecuencia del insomnio y harán que al día siguiente nos sintamos exhaustos. Nuestro cuerpo se nos mostrará pesado y nuestra mente será incapaz de centrarse, por lo que cualquier ruido nos puede parecer molesto y nos encontremos altamente irritables.

-Diabetes: mientras dormimos nuestro cuerpo procesa la glucosa la cual evita que podamos padecer enfermedades relacionadas con el azúcar, como la diabetes. Sin embargo, si no descansamos y padecemos insomnio las horas necesarias aumentaran los niveles de azúcar en sangre lo que puede hacer que tengamos más posibilidades de sufrir esta enfermedad.

-Envejecimiento: nuestro cuerpo se regenera durante la noche, las células muertas se desprenden de la piel de nuestro rostro y cuerpo dando pie a nuevas. Por lo que es esencial lavarse bien la cara al despertarse. Si no dormimos las horas necesarias por el insomnio nos aparecen ojeras marcadas y oscuras que hacen que nos veamos con un peor aspecto físico. Si no dormimos bien con normalidad estas ojeras se harán más presentes y nuestro rostro tiene más posibilidades de envejecer más rápidamente al no contar con ese descanso regenerador que todos necesitamos.

Mujer ojerosaLa piel es uno de los órganos que más sufre la falta de sueño

-Bajas defensas: para que nuestro cuerpo pueda ser lo suficientemente fuerte para hacer frente a las enfermedades e infecciones que le acechan necesita descansar para recuperar las fuerzas gastadas durante el día. No obstante, al no dormir no puede cargarse como necesita y mientras más días pase sin descansar bien, más posibilidades tiene de enfermar porque sus defensas estarán mucho más bajas que de costumbre.

-No dormir bien o las horas necesarias es muy malo para nuestra salud, puesto que seremos más propensos a sufrir enfermedades como el cáncer, cardiovasculares, del cerebro o de obesidad, ya que el cuerpo humano necesita su descanso diario y constante con tal de poder hacer frente a todos los peligros que se le presentan a su salud. Sin embargo, el peor caso presentado por no dormir bien es la muerte, ya que si no dormimos en absoluto por insomnio durante más de tres días seguidos nuestro cerebro deja de funcionar, sufriendo alucinaciones y mareos que ayudarán a la persona que sufre este desorden del sueño a sufrir enfermedades psicológicas debido a la falta de descanso, que puede terminar en muerte si no se corrige a tiempo.

Consejos para mejorar la cantidad y la calidad del sueño

Es, por lo tanto, obvio que dormir bien es esencial para nuestra vida diaria y, sobre todo, para nuestro cerebro. De lo contrario podemos sufrir muchos problemas tanto físicos como psicológicos. Mejorando tanto la cantidad como la calidad de nuestro sueño conseguiremos sentirnos más fuertes y sanos para poder afrontar todos aquellos retos que se nos presenten.

Estos son algunos de los consejos que te damos para mejorar tanto la cantidad como la calidad del sueño, pero también es conveniente que acudas a un profesional del sueño (como un médico especializado o un psicólogo) con tal de que te dé las claves esenciales para mejorar tu descanso y sentirte mejor contigo mismo.

DescripcionSi se tiene dificultad para conciliar el sueño, es mejor sustituir las bebidas estimulantes por otro tipo de infusiones

-Dejar de lado los aparatos electrónicos. Está demostrado que mirar la televisión, exponerse a la pantalla del móvil o del ordenador justo antes de ir a dormir afecta negativamente la calidad de nuestro sueño. Además puede que nos dificulte conciliarlo, puesto que estaremos pensando en eso que acabamos de ver y no dejará que nuestro cuerpo y nuestra mente se relajen completamente. Por lo tanto, deberemos leer un libro o hablar con alguien antes de ir a dormir. Los aparatos electrónicos también hacen que la luz que irradian afecte a nuestra vista y nos dificulten conciliar el sueño.

-La temperatura de la habitación. Tanto si hace mucho frío como mucho calor en tu habitación te sentirás incómodo y no podrás conciliar el sueño. Así pues, no dudes en cambiarte de ropa si tienes frío o calor antes de meterte en la cama y asegúrate de que la temperatura no cambiará a mitad de la noche, lo que hará que te despiertes y no puedas tener un sueño de calidad y continuado.

-Dejar de tomar alimentos con cafeína o estimulantes. Si eres una persona que tiene dificultad para conciliar el sueño o no descansas bien mientras duermes lo mejor es que evites tomar alimentos o bebidas estimulantes. Deja durante una temporada de beber colas, bebidas con gas, cafés y té, seguramente notes la diferencia al cabo de unos días y sientas que descansas mejor y durante más tiempo.

-Adapta una rutina del sueño. Acuéstate siempre a la misma hora y levántate también con un horario regular. El fin de semana intenta dormir hasta un poco más tarde y despiértate poco a poco. Está bien que dejes que los días de fiesta te despiertes de modo natural y sin prisa. Si tienes tiempo duerme entre 5 y 20 minutos después de comer, pero no más porque sino por la noche no podrás descansar bien y te sentirás cansado el resto de la tarde. Finalmente, si tienes mucha dificultad para conciliar el sueño asegúrate de que te vas muy cansado a dormir, realiza algún ejercicio físico como ir a correr o al gimnasio para que así tanto tu cuerpo como tu mente lleguen a relajarse por completo. Si sigues teniendo problemas para descansar o la calidad de tu sueño no es buena consulta con tu médico o tu psicólogo como descansar mejor y sentirte más sano y fuerte tanto física como mentalmente.

Artículos recomendados