Menú
Ejercicios de relajación para hacer en cualquier momento

RELAJACIÓN

Ejercicios de relajación para hacer en cualquier momento

La relajación es fundamental para tener una buena salud mental, no te pierdas estos 3 ejercicios de relajación para realizar en cualquier momento.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si eres de las personas que viven constantemente estresadas, ha llegado el momento de que eches el freno de mano. El estrés a largo plazo puede hacer que te sientas mal y que además, tu salud se deteriore. Necesitas cuidar tu estado mental para poder tener una mejor salud y poder llegar a todas las responsabilidades que puedas tener durante el día. Si permites que el estrés o la ansiedad se apoderen de ti, solo conseguirás desestabilizarte.

Quizá pienses que para poder relajarse se necesita mucho tiempo libre, como cuando se quiere meditar. Pero nada más lejos de la realidad. Hay muchas formas de relajación y debes aprender cuál es la que mejor va contigo. Es importante que encuentres cómo puedes relajarte para poder hacerlo siempre que sea necesario. Tu bienestar mental depende de ello, y recuerda que si tú te sientes bien, todo lo demás, también estará bien.

Tómate unos momentos para soñar despiertoTómate unos momentos para soñar despierto

No te pierdas estos consejos que te ayudarán a relajarte y que puedes hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. ¿Estás preparado/a? No pierdas detalle.

Sueña despierto

Tómate unos momentos para soñar despierto y escapar del ajetreo de la realidad con solo tu mente. Soñar despierto permite que tu imaginación fluya y que te cause un alivio instantáneo del estrés que puedas estar sufriendo ahora mismo.

Para conseguirlo solo deberás pensar en un lugar o experiencia que te haga sentir feliz o tranquilo, imagina cómo huele ese lugar, cómo sientes el aire y quién está cerca a tu lado. Puedes disfrutar de recuerdos o de imaginarte cómo serán tus próximas vacaciones.

Después de cinco minutos de relajación mental, te sentirás mucho más tranquilo/a, revitalizado y listo para enfrentarte al mundo real otra vez.

Sonríe

A veces, sentirse relajado es tan fácil como sonreír. Aunque la sonrisa deba ser un poco forzada en algunas ocasiones. Está más que comprobado que la sonrisa ayuda a relajar y rejuvenecer el cuerpo. Cuando salgas a la calle, sonríe a las personas que te encuentras. Si caminas por la calle o en cualquier otro lugar y sonríes a las personas, la cara del otro también se iluminará, porque la sonrisa, es contagiosa. Pero sonríe a personas que conoces o personas que te atiendan en comercios por ejemplo, ya que si no, quizá otras personas que no conozcas pueden incomodarse si les sonríes mirándoles y sin conocerles ni tener una relación de nada.

Cuando estés en el trabajo, sonríe a tus compañeros. Esto te ayudará a relajarte y también ellos se relajarán. Podrás tener una armonía muy reconfortante dentro de la oficina gracias a la sonrisa.

Ríete a carcajadas

Si sonreír es bueno, reírte es aún mejor. Hay estudios que demuestran que la risa es un alivio instantáneo del estrés. Aunque es cierto que reírse a carcajadas sin motivo puede parecer algo delirante y que para hacerlo en contextos inapropiados es mejor no hacerlo. Pero cuando puedas, involucra a alguien en la risa contigo.

Por ejemplo, puedes contar una broma o una historia divertida a un compañero de trabajo (siempre en el momento apropiado, claro). También puedes jugar a un juego divertido o cantar una canción que tenga una letra cómica mientras conduces. Otra idea para reírte es mirar vídeos de risa en Youtube o en la televisión.

Otra forma de relajarte en cualquier momento u en cualquier lugar es tomando respiraciones profundasOtra forma de relajarte en cualquier momento u en cualquier lugar es tomando respiraciones profundas

Respiraciones profundas

Otra forma de relajarte en cualquier momento u en cualquier lugar es tomando respiraciones profundas. Las respiraciones ayudan a que tu cuerpo se oxigene de aire limpio y que por tanto la sangre fluya mejor en tu organismo llena de oxígeno que te aportará energía y te hará sentir mejor casi al instante.

Si sientes nervios, estrés, ansiedad o cualquier malestar que te desestabilice emocionalmente, echa el freno de mano y comienza a respirar profundamente, tantas veces como necesites.

Como has podido ver, son 3 técnicas sencillas y cotidianas para relajarte en cualquier momento. No necesitas apenas tiempo para hacerlas, y tendrán un gran impacto en ti.

Artículos recomendados