Menú
Las grasas saturadas, ¿son tan malas para tu salud?

GRASAS PARA LA SALUD

Las grasas saturadas, ¿son tan malas para tu salud?

Descubre si las grasas saturadas son malas para tu salud o si no es necesario quitarlas todas de la dieta.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Ya habrás escuchado que las grasas saturadas no son buenas para nadie, pero en realidad comer demasiado de cualquier tipo de comida es mala idea. Para tener buena salud lo ideal es tener una dieta equilibrada, solo de esta manera podrás tener un corazón sano y una salud estupenda. Para conseguirlo es necesario que comas una variedad de alimentos diferentes, pero siempre, en las porciones adecuadas.

Para tener buena salud lo ideal es tener una dieta equilibradaPara tener buena salud lo ideal es tener una dieta equilibrada

Tendrás que equilibrar las frutas y las verduras con alimentos ricos en almidón, lácteos, carne y grasas buenas. Sin embargo, no todo el mundo es consciente de que debe lograr ese equilibrio en su dieta y que el consumo excesivo de grasas saturadas da muchos problemas de salud. No es necesario evitar las grasas saturadas por completo, pero sí reducir al máximo su consumo.

Pero entonces, ¿por qué las grasas son malas para ti en comparación con las grasas insaturadas?

Una guía rápida de las grasas que consumes

No todas las grasas son malas. Una dieta sana y equilibrada incluirá una cierta cantidad de grasa, puesto que es necesario para el organismo. Hay dos tipos de grasas, las grasas saturadas o conocidas también como grasas malas, y las grasas insaturadas o grasas no saturadas, conocidas también como grasas buenas.

Es recomendable consumir más grasas insaturadas que las saturadas. Un adulto promedio necesita 70 gramos de grasa al día, de los cuales 50 gramos deben ser de grasas no saturadas y los 20 gramos restantes puede ser de grasas saturadas. Por tanto, las grasas saturadas no deben sobrepasar una tercera parte de las grasas necesarias en el organismo por día.

¿Por qué las grasas saturadas son malas para el colesterol en comparación con las grasas insaturadas?

Reemplazar grasas saturadas en la dieta con grasas no saturadas ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de colesterol. Esto es importante porque el colesterol alto es uno de los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, por lo que conocer el equilibrio de tu ingesta de grasas saturadas e insaturadas, así como la cantidad de grasa total, es una buena manera de ayudar a cuidar el corazón y tu salud en general.

Por eso, es importante que te hagas esta pregunta: ¿Cómo puedo comer menos grasas saturadas? Conocer los tipos de alimentos que contienen altas cantidades de grasas saturadas y aquellos que no lo hacen es la mejor manera de tomar buenas decisiones cuando se trata de planificar una dieta saludable. Aunque no es posible ni necesario eliminar por completo la grasa saturada de tu dieta (está presente en muchos alimentos, aunque a veces en cantidades muy pequeñas), podrás tomar decisiones inteligentes mientras compras y preparas tus comidas.

Los alimentos con alto contenido en grasas saturadas incluyen: productos lácteos con grasa como la leche entera, el queso, mantequilla o la crema. La mayoría de carne y productos cárnicos también tienen altas grasas saturadas. Pero donde más encontrarás las grasas saturadas son el pasteles o galletas.

Los alimentos con alto contenido en grasas insaturadas incluyen los aceites vegetales, el pescado azul, las nueves, el aguacate y las semillas. Tendrás que aprender a cocinar de forma inteligente para poder reemplazar tu infesta total de grasas saturadas por las no saturadas.

Compra lácteos reducidos en grasa para reducir las grasas saturadas en tu dietaCompra lácteos reducidos en grasa para reducir las grasas saturadas en tu dieta

Hay algunos consejos que debes tener en cuenta: cocina con aceite de oliva, opta por pastas blandas con base de aceite vegetal, en lugar de comer pasteles o chocolate intenta tomar almendras o nueces ya que contienen muchas grasas buenas (pero que no sea más de 16 gramos). Compra lácteos reducidos en grasa para reducir las grasas saturadas en tu dieta.

Estos pequeños cambios no son difíciles de hacer en tu vida y a la larga te aportará grandes beneficios en tu salud. ¡Empieza con los cambios hoy mismo! Tu calidad de vida se verá aumentada.

Artículos recomendados