Menú
Labios cortados: por qué ocurre, prevención y remedios

ROSTRO

Labios cortados: por qué ocurre, prevención y remedios

Cuando los labios se secan más de la cuenta pueden aparecer grietas y que se queden los labios cortados. Descubre por qué ocurre, cómo prevenirlo y algunos remedios para curarlos.

Marta Cabrera Benito

Los labios cortados o agrietados se producen cuando esta parte de la cara de una persona tiene un aspecto de sequedad que hace que pueda presentar grietas. No es exclusivo de ningún tipo de personas en concreto, sino que cualquiera es susceptible de poder padecerlo. Aunque sí que es verdad que los climas fríos favorecen el hecho de tener los labios secos, hay muchas otras causas que lo provocan como describiremos a lo largo de este artículo. Se trata de una sensación bastante molesta para aquella persona que la padece.

 Los climas fríos favorecen el hecho de tener los labios secos Los climas fríos favorecen el hecho de tener los labios secos

Causas de los labios cortados

Como una causa general de por qué se tienen los labios secos, se podría decir que es porque los labios no retienen la suficiente humedad para no quedarse deshidratados, lo que provoca que se acaben agrietando. Aun así, existen causas que pueden explicar esto y que nos muestran otras razones por las que podemos llegar a tener los labios secos.

1. Clima frío y seco. En los meses de invierno más fríos, es posible que notemos cómo nuestros labios tienden a secarse más de lo debido. Esto se debe a que los labios, por sí solos, no segregan ninguna sustancia que les proteja de las bajas temperaturas. Además, si el clima aparte de frío es seco, será aún más complicado mantener nuestros labios hidratados en todo momento.

2. Rayos UV. Cuando llega el verano, al igual que protegemos gran parte de nuestro cuerpo de los rayos solares, los labios también requieren de esta protección. El sol puede ejercer un doble efecto sobre estos. Por un lado, es posible que se quemen al no tener la protección necesaria contra los rayos UV y, por otro, que se deshidraten por el calor que estos producen.

3. Deshidratación. En muchos artículos se ha hablado de la importancia de beber agua durante todo el día para el mejor funcionamiento de nuestro cuerpo. Los labios, como una parte más de nuestro cuerpo, necesitan de esta hidratación para poder estar en el mejor estado posible.

4. Viento. No sólo las temperaturas bajas pueden afectar al estado de nuestros labios, el viento puede llegar a resecarlos también. Suele ser más agresivo el viento de invierno porque se junta con las bajas temperaturas.

5. Tabaco. El tabaco tiene cantidad de sustancias nocivas que pueden afectar al estado de nuestros labios. El continuo contacto de estas sustancias con nuestros labios hará que puedan llegar a irritarse. Éste será un efecto más a tener en cuenta a la hora de buscar prevenir la sensación de labios secos.

6. Frutos secos. Muchos de estos, tienen un alto contenido en sales que hacen que nuestros labios se vayan secando paulatinamente al entrar en contacto con ellos hasta convertirse en lo que se llama labios cortados.

Prevención y remedios de los labios cortados

Cuando tenemos los labios cortados, como ya se ha dicho, el problema viene por la falta de hidratación y humedad de nuestros labios. Por ello, deberemos ponerle remedio, ya sea utilizando cremas o con soluciones más naturales. Una de las soluciones más simples es mojarse los labios de manera continua.

En primer lugar, se podría decir que evitar todo lo que hemos enunciado antes como causas. Pero, en algunos casos como los referidos al clima, es necesario que la ayuda se complemente con el empleo de determinados productos. Dentro de estos nos encontramos los cacaos y las vaselinas. Estos ayudan a que nuestros labios se hidraten cuando nuestro propio cuerpo no los protege.

 Es recomendable beber alrededor de dos litros de agua al día Es recomendable beber alrededor de dos litros de agua al día

Es muy importante la hidratación, como ya se ha dicho, por lo que beber la suficiente cantidad de agua al día ayudará a que nuestros labios tengan un mejor aspecto. Normalmente, es recomendable beber alrededor de dos litros de agua al día, cantidad que puede ser dividida a lo largo de todo el día en pequeñas dosis.

Artículos recomendados