Menú
Menopausia tardía, ¿supone más riesgos o beneficios?

DESPUÉS DE LOS 55

Menopausia tardía, ¿supone más riesgos o beneficios?

La menopausia tardía llega después de los 55 años. Te explicamos qué pasará y a qué cambios debes prestar atención en esta nueva etapa.

Sara G. Rizzotto

Sentir una ola de calor en el pecho y cuello que hace sudar por todos los poros, aun cuando nadie más parece sentirse lo más mínimamente incómodo ante la temperatura. Palpitaciones que vienen y van. Cambios de humor que no parecen tener justificación en ningún hecho, palabra o pensamiento. Tampoco se lubrica como antes y el sexo puede llegar a ser algo incómodo e incluso doloroso...Llegada una edad en la vida de una mujer, todos estos síntomas son señales casi inequívocas de que el cuerpo se está acercando a la menopausia.

Se conoce como menopausia - que procede de la combinación de las palabras griegas "mens" (mes) y "pausi" (cese) - al cese permanente de la menstruación de una mujer, preparándola para una etapa que pondrá fin natural a su edad fértil. El cuerpo produce menos estrógenos y progesterona, lo que causa que los ovarios dejen paulatinamente de producir óvulos. Normalmente, se considera que una mujer ha llegado a la menopausia doce meses después de su último período y lo más habitual es que dicha fecha ocurra entre los 45 y los 55 años, si bien los síntomas descritos al principio de este artículo, que marcan la pre-menopausia pueden aparecer desde los 40.

Síntomas habituales de la menopausia

A pesar de que ya hemos descrito algunos de los síntomas más comunes del climaterio de manera superficial, no está mal recordar con una lista a todas las mujeres lo que pueden esperar de su cuerpo llegado el momento:

Sofocos: Ya mencionados anteriormente, son con diferencia el síntoma más habitual y más precoz de la menopausia. Se producen por la vasodilatación de los capilares de la piel que causa una sensación de ardor por pecho, cuello y cara, además de sudoración. Pueden durar desde unos segundos hasta varias horas y verse acompañados de malestar general. Su intensidad decrece con el paso de los meses.

Palpitaciones: También considerada una de las señales más frecuentes, la taquicardia es consecuencia de los desajustes hormonales propios del climaterio y no presentan riesgo para la salud, pese a la incomodidad que suponen.

Alteraciones psicológicas: Cambios frecuentes de humor, insomnio, disminución de la libido y dificultad para concentrarse son algunos de los síntomas que pueden afectar la calidad de vida de la mujer en la menopausia.

Cambios en la figura: Debido a la menor producción de estrógenos referida antes, la grasa deja de depositarse en caderas y muslos para pasar al abdomen, por lo que normalmente una mujer ve cambiada la forma de su cuerpo al pasar por el climaterio.

Sofocos, palpitaciones, aumento de la grasa abdominal o cambios de humor, son algunos de los síntomas de esta etapaSofocos, palpitaciones, aumento de la grasa abdominal o cambios de humor, son algunos de los síntomas de esta etapa

Menopausia tardía: ¿Qué es?

Tal y como se indicaba al principio, la menopausia suele producirse, como muy tarde, en torno a los 40 y los 55 años. No obstante, toda regla tiene su excepción, y hay veces que el climaterio se hace de rogar, llegando a considerarse, cuando por fin hace acto de aparición, una menopausia tardía. Pero, ¿cuándo exactamente puede considerarse que una mujer está pasando por una?

Se considera menopausia tardía cuando ésta se presenta más tarde de los 55 años, ya que el cuerpo ha tardado más de lo habitual en dejar de producir tanto estrógenos como progesterona. Las razones para este retraso en el cese hormonal pueden ser diversas:

Obesidad: Es bastante común que la menopausia tarde en llegar a mujeres con un alto índice de sobrepreso. La razón principal es que el exceso de peso puede cambiar sus ciclos, provocando que el cuerpo produzca más hormonas.

Fibroides uterinos: Este tipo de tumor benigno es uno de los más habituales en mujeres. Para parar su crecimiento, el cuerpo produce más progesterona y estrógenos, lo que resulta, como ya se ha visto, en menopausia tardía.

Trastornos en la glándula tiroidea: Como ya es sabido, el tiroides es el responsable de la regulación del metabolismo. Por tanto, cuando no desempeña su labor como es debido, afecta al sistema reproductivo, incluida la llegada del climaterio.

Antecedentes familiares: Al igual que con muchos otros aspectos de la salud, es posible heredar de madres o de abuelas la tendencia al retraso en la menopausia.

Embarazos múltiples o tardíos: Las mujeres que hayan experimentado embarazos en los que venían en camino varios bebés, o aquellas que han sido madres más tarde de lo habitual, también tienen muchas posibilidades de tener menopausias tardías.

Menopausia tardía: Ventajas e inconvenientes

A pesar de lo que se pueda pensar, la llegada de la menopausia y el proceso del climaterio son exactamente iguales sin importar a la edad que esto ocurra. Para bien o para mal, todas las mujeres pasan por los mismos síntomas y su grado de comodidad durante esta etapa no está directamente vinculada a los años.

 No debemos descuidar nuestras visitas al ginecólogo No debemos descuidar nuestras visitas al ginecólogo

Sin embargo, sí que existen diferencias entre la menopausia normal y la tardía en cuánto a los beneficios y los riesgos asociados. Y es que, debido a que las mujeres que tardan más en empezar el climaterio, están más tiempo produciendo progesterona y estrógenos, resulta más difícil que sufran problemas de salud relacionados con la baja producción de hormonas femeninas, como la osteoporosis o varias enfermedades cardiovasculares.

Estas ventajas anteriores, sin embargo, no significan que no haya ningún inconveniente. La menopausia tardía también significa que hay mayor riesgo de cáncer de mamá y cáncer cervical. Pero que nadie se alarme, puesto que "mayor probabilidad" no quiere decir, ni mucho menos, "con certeza". Seguir un estilo de vida saludable, realizar auto-exploraciones, hacerse chequeos médicos y evitar sustancias cancerígenas como el tabaco, son acciones muy recomendables para toda mujer si quiere prevenir el cáncer de mama, independientemente de la edad a la que la menopausia hizo su aparición.

Una nueva etapa

Por último, no está de más recordar que aunque en Occidente se estigmatice este periodo de la vida femenina - usándose muchas veces la expresión "estar menopaúsica" con connotaciones negativas, convirtiéndola en sinónimo de irracionalidad y de tristeza - la menopausia es algo tan natural como la primera menstruación. Ninguna mujer debería concebirla como algo que le reste valor como persona. De hecho, en Japón a la menopausia se la conoce como "konenki", que significa "transición a la vejez" y se considera un proceso de cambio hacia una etapa renovada de la vida, llena de posibilidades.

Artículos recomendados