Menú
Mi bebé tiene muchos mocos, ¿cómo puedo aliviarle?

MUCOSIDAD INFANTIL

Mi bebé tiene muchos mocos, ¿cómo puedo aliviarle?

Los bebés suelen tener mocos a menudo, pero, ¿cuándo y cómo es necesario aliviarle para que deje de estar molesto?

Sergio Gallego Uvero

Si eres padre sabrás que los mocos es uno de los grandes problemas de salud que sufren los más pequeños. Es raro el día que el niño no tienen mocos y es que a tan corta edad suelen entrar en contacto con una gran cantidad de agentes de tipo infecciosos que hacen que aparezcan los temidos mocos. Dichos mocos no son más que una respuesta del aparato respiratorio frente a la amenaza que supone la infección. En la mayoría de los casos los mocos salen al exterior arrastrando a todos los microorganismos que tienen en su interior.

El problema se da cuando los mocos se quedan en la nariz del bebé dificultando que el pequeño pueda respirar correctamenteEl problema se da cuando los mocos se quedan en la nariz del bebé dificultando que el pequeño pueda respirar correctamente

El problema se da cuando los mocos se quedan en la nariz del bebé dificultando que el pequeño pueda respirar correctamente y sienta una molesta sensación de ahogo. Es por ello que resulta esencial el quitarle todos esos mocos lo antes posible. Acto seguido te daré una serie de pautas para que puedas eliminar la mayor cantidad de mocos posible y el bebé pueda respirar correctamente.

Cómo aliviar al bebé de los mocos

La mejor forma de terminar con dichos mocos es mediante los lavados nasales con un poco de suero fisiológico o mediante el uso de aspirador nasal. Lo importante es ver cuando el bebé tiene cierta dificultad a la hora de respirar y aliviarle rápidamente. En el caso de que el pequeño tenga mocos pero come normal y respira bien, no hace falta eliminar dichos mocos.

Tanto el lavado nasal como el aspirador suelen ser unos remedios bastante eficaces pero molestos para el bebé por lo que es mejor usarlos como última medida. Un uso excesivo de ambos puede provocar una gran irritación en el interior de las fosas nasales del bebé y que tenga muchos más mocos que antes.

Cuándo quitar los mocos

Los bebés suelen respirar casi todo el tiempo por la nariz ya que todavía no tienen el acto reflejo de respirar por la boca como las personas adultas. Es por ello que si tienen bastante mocos es normal que mientras estén dormidos les cueste respirar y experimenten una sensación de ahogo bastante molesta. En este momento deberás limpiarle las fosas nasales para que consigan descansar lo más posible y no se ahogen cuando están tumbados en la cuna.

En el caso de que el bebé se encuentre especialmente molesto y llorando continuamente, es el mejor momento para aliviarloEn el caso de que el bebé se encuentre especialmente molesto y llorando continuamente, es el mejor momento para aliviarlo

En el momento en el que están comiendo tienen la boca tapada ya sea por el pecho de la madre o por la tetilla del biberón, por lo que en el caso de que tengan la nariz bastante congestionada y con muchos mocos se quedarán sin aire y no podrán comer bien. El exceso de mocos suele acarrear también que vomiten mucho más, sobretodo en el momento de comer.

En el caso de que el bebé se encuentre especialmente molesto y llorando continuamente, es el mejor momento para aliviarlo y quitar la mayor cantidad de mocos posible. Es bastante importante que el bebé beba mucha agua en todo momento, ya que la propia agua le ayudará a que los mocos se ablanden más de la cuenta y pueda expulsarlos mucho mejor.

Como puedes ver, el tema de los mocos es algo bastante habitual entre los más pequeños por lo que no tienes preocuparte en exceso y dejar que mejoren con el tiempo. Suele ser algo pasajero que desaparece con los días por lo que en el caso de que el problema vaya a más debes acudir a la pediatra para que pueda tratar al bebé de la mejor manera posible. Si sigues todos estos consejos el bebé podrá sentirse mucho mejor y sobrellevar de la mejor manera el problema tan habitual que supone el tener la nariz habitualmente congestionada y con muchos mocos.

Artículos recomendados