Menú
Por qué hacer deporte en otoño

EJERCICIOS

Por qué hacer deporte en otoño

El otoño puede ser una buena época para hacer deporte y conseguir mejorar tu estado de salud.

María Isabel Baena González

Hacer deporte es algo sano y recomendado en cualquier época del año, sin lugar a dudas. Independientemente del deporte, la actividad física es algo que todo el mundo debería practicar de forma habitual en su día a día. Ya sea correr, andar, hacer pesas o ir al gimnasio para entrar en cualquier clase colectiva, el deporte siempre es una buena idea. No obstante, sí es cierto que hay temporadas en las que hay que tener mucho más cuidado con el momento que se elige para practicar deporte, puesto que puede acabar siendo una mala idea. Por ejemplo, en verano no es recomendable hacer deporte durante las horas más calurosas, puesto que el calor podría acabar costándonos caro. Un golpe de calor podría provocar que no se rindiera lo suficiente o, incluso, que hubiera algún tipo de problema físico.

En ese sentido, una de las mejores épocas que se recomienda a la hora de empezar a hacer deporte es otoño. No solo porque con septiembre llegan todos esos nuevos objetivos, sino también porque el tiempo acompaña mucho más a la hora de hacer deporte al aire libre.

En otoño, hacer deporte al aire libre es mucho más agradable que hacerlo en inviernoEn otoño, hacer deporte al aire libre es mucho más agradable que hacerlo en invierno

El deporte al aire libre

En otoño, hacer deporte al aire libre es mucho más agradable que hacerlo en invierno, por ejemplo, cuando el frío aprieta. Además, practicar actividades en el exterior es algo muy beneficioso a nivel tanto físico como mental para la persona que lo realiza. Al hacer deporte, se generan endorfinas que, como seguramente sabrás, son las llamadas hormonas del placer, de la felicidad. Cuando estas endorfinas se suman con la sensación de aire libre, fresco y puro, todo es mucho más placentero.

Hay estudios, además, que han demostrado los beneficios que el deporte al aire libre tiene sobre las personas que lo realizan. La Universidad de Essex demostró que, durante el lapso de cinco minutos cuando se comienza a hacer una actividad en el exterior, el ánimo de la persona aumenta considerablemente. No solo eso, sino que también mejora su autoestima. La naturaleza es capaz de aportarnos mucho más de lo que creemos en un primer momento.

Esto no significa que solo debamos hacer deporte al aire libre, ni mucho menos. En otoño tendremos suerte, y podremos hacerlo, pero llegarán otras épocas en las que no será tan fácil salir a correr, a pasear o a patinar. Para esas ocasiones, siempre estarán los gimnasios o las clases específicas, a cubierto para poder hacer deporte independientemente del clima.

Mejorará tu calidad de vida

Una vez que comiences a hacer deporte, notarás cómo tu calidad de vida mejorará de una forma increíble. Respirarás mejor, te sentirás mejor con tu cuerpo, serás capaz de hacer muchas más actividades por el mismo esfuerzo, y todo eso hará que tu autoestima cambie por completo. Y eso hará que, una vez que hayas comenzado, seguir te sea pan comido.

Hay deportes que comenzará a ser más complicado practicar al aire libreHay deportes que comenzará a ser más complicado practicar al aire libre

Teniendo en cuenta los beneficios de realizar cualquier actividad deportiva, ¡siempre es un buen momento para comenzar! Pero, sin duda, el idóneo siempre será otoño: por la temperatura, por el estado de la naturaleza y por el ánimo que tendrás, por regla general. Da igual el deporte que te decidas a hacer. Si quieres patinar, será el momento perfecto, puesto que el sol te permitirá hacerlo sin pasar frío y, a la vez, la temperatura te permitirá hacerlo sin pasar calor.

Hay deportes que comenzará a ser más complicado practicar al aire libre, como la natación, o deportes que nunca podrías practicar al aire libre, como la musculación. Pero, aún así, el hecho de que en la calle haga buena temperatura te empujará a salir de casa e ir al gimnasio o a la piscina cubierta, puesto que tendrás menos ganas de quedarte en casa.

Lo positivo del otoño es, sobre todo, que no tendrás que pagar ninguna actividad si lo que quieres es hacer algo de deporte. Podrás quedar con amigos y salir a correr, o a andar si no te sientes preparado; podrás hacer senderismo, organizar acampadas con rutas por la montaña... ¡Las posibilidades son infinitas!

Artículos recomendados