Menú
¿Por qué se produce la disfonía?

ALTERACIÓN DE LA VOZ

¿Por qué se produce la disfonía?

Los resfriados, el consumo de tabaco o los pólipos pueden alterar nuestras cuerdas vocales y, en consecuencia, nuestra voz.

Ana Cristina Martín Crespo

En relación con el lenguaje, podemos distinguir gran variedad de trastornos. Generalmente, se engloban en tres áreas diferentes:

-Trastornos del habla: Se caracterizan por las dificultades en la producción de los sonidos que conforman las palabras

-Trastornos del lenguaje: Son alteraciones en la comprensión o en el uso del lenguaje hablado y/o escrito.

-Trastornos de la voz: Son alteraciones en las cualidades de la voz, como el tono, el timbre, la intensidad...

La disfonía, comúnmente conocida como ronquera, es una de las alteraciones de la voz más frecuente.

Características de la disfonía

La disfonía o ronquera se caracteriza por una alteración en las cualidades de la voz propia. Pueden producirse sonidos más roncos, agudos, débiles, con un tono diferente... En definitiva, la calidad de la voz cambia y entorpece la comunicación oral.

Generalmente se le conoce también como afonía, pero este término es erróneo. La afonía es la pérdida total o parcial de la voz. En cambio, en la disfonía, la voz se mantiene, pero es de peor calidad. . Además, puede ir acompañada de dolor en la zona de la garganta.

La voz se produce en la laringe. Los ligamentos vocales, más conocidos como cuerdas vocales, vibran con el paso del aire espirado a través de la glotis. Esta vibración produce el sonido laríngeo, que posteriormente se modula en los diferentes órganos resonadores: faringe, cavidad bucal, fosas nasales... Los diferentes timbres de voz que cada persona tiene y que hacen que la voz sea algo característico de cada individuo, dependen de la forma, estructura o tamaño de estas estructuras.

La disfonía se produce generalmente cuando las cuerdas vocales se ven alteradas.

Causas de la disfonía

Esta alteración de la voz puede deberse a diferentes causas.

La causa más común de la disfonía, que hace que la mayoría de las personas la suframos a lo largo de la vida, es el resfriado. Un resfriado común, una gripe o una infección de las vías respiratorias altas generalmente ocasionan una inflamación de las cuerdas vocales, con su consecuente disfonía o ronquera característica. Sin embargo, en estos casos la disfonía termina por resolverse sola tras unos días o unas pocas semanas, cuando los síntomas de la enfermedad desaparecen.

También es frecuente, especialmente en los varones, sufrir disfonía durante la pubertad. Los cambios hormonales y los cambios que se producen en la laringe, que se hace más grande al modificarse los cartílagos que la forman, hacen que durante una temporada los chicos sufran cambios en la voz. Estos episodios de disfonía también terminarán por resolverse por sí mismos una vez superada la pubertad.

DescripcionLa disfonía se debe a una inflamación de las cuerdas vocales, que lleva a alteraciones en la voz

Sin embargo, existen otra serie de causas que pueden ocasionar disfonías más difíciles de resolver.

-La tos crónica suele desembocar en una disfonía e incluso en afonía, al forzar demasiado y de forma continuada las cuerdas vocales.

-Cualquier otro tipo de sobrecarga de la voz, como gritar excesivamente o cantar de forma continuada, puede también inflamar las cuerdas vocales, además de generar dolor en la garganta. Si se trata de un abuso puntual de la voz, probablemente la disfonía se resolverá sola. Si, en cambio, el patrón de intensidad de la voz es siempre muy elevado o si la voz se ve forzada habitualmente, es posible que el problema de disfonía se agrave.

-Las alergias pueden ocasionar también disfonía, de una forma semejante a los procesos gripales o catarrales que antes comentábamos. Sin embargo, si los síntomas de la alergia son constantes, las cuerdas vocales también podrán ser dañadas.

-La inhalación de sustancias irritantes son dañinas para las cuerdas vocales. Cualquier tipo de gas o sustancia química, incluida la contaminación ambiental, suele generar dolor y problemas de disfonía. Si esta situación se mantiene en el tiempo, el problema puede agravarse.

-Como consecuencia de lo anterior, se entiende que el humo del tabaco es especialmente dañino para la voz. Es frecuente que la voz de los fumadores sea ronca y seca, es decir, que padezcan una disfonía crónica. Dejar de fumar y seguir una serie de pautas e intervenciones adecuadas ayudarán a recuperar la voz original.

-Otras sustancias como el alcohol empeoran también los síntomas de la disfonía y el dolor de garganta.

-La presencia de nódulos o pólipos en las cuerdas vocales, alteran también su funcionamiento ocasionando disfonía. El abuso de la voz o el consumo excesivo de tabaco pueden ocasionar estos problemas.

Otra serie de causas menos frecuentes pueden ocasionar también disfonías complicadas. Por ejemplo:

-Tumores en la glándula tiroides, en la laringe o en cualquier otra estructura cercana a la garganta.

-Lesiones ocasionadas tras algún tipo de intervención quirúrgica, como las pruebas mediante broncoscopia.

-La presencia de cuerpos extraños que pueden verse alojados en el esófago o en la tráquea.

-Daños ocasionados en los nervios que inervan la laringe y las estructuras adyacentes o en los propios músculos de la laringe. Estas lesiones pueden estar causadas por traumatismos o bien ser consecuencia de algún tipo de cirugía.

DescripcionEl tabaco es especialmente dañino para la voz

Diagnóstico

Tal y como hemos visto, las causas de la disfonía son tremendamente abundantes y variadas. Para poder plantear un tratamiento, es necesario llevar a cabo un diagnóstico certero sobre la causa que está desencadenando la disfonía.

Los otorrinolaringólogos, los foniatras y los logopedas serán los profesionales más adecuados para diagnosticar la disfonía y plantear el tratamiento a seguir.

Generalmente, el otorrinolaringólogo llevará a cabo una historia clínica general y un examen del paciente, examinando las cuerdas vocales de la laringe para detectar cualquier tipo de anormalidad mediante una laringoscopia. También pueden ser necesarios un cultivo de garganta o pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento a seguir será diferente en función de la causa que origine la disfonía. Algunas de las pautas recomendables a seguir, sea la causa que sea son:

-Evitar cantar, gritar o forzar la voz y hablar lo menos posible, para dejar descansar las cuerdas vocales.

-Evitar fumar y consumir alcohol.

-Procurar respirar aire húmedo y evitar los ambientes secos o contaminantes.

-Beber mucho líquido.

-Evitar bebidas, alimentos o ambientes muy fríos.

Además de estas pautas más caseras, los especialistas serán los encargados de determinar el tratamiento a seguir. Puede ir desde una intervención, si es necesario extirpar algún tipo de tumor o nódulos de la garganta o bien llevar a cabo un tratamiento logopédico que permita rehabilitar la voz.

Artículos recomendados