Menú
Por qué tienes que quitarte los zapatos al entrar en casa

HIGIENE

Por qué tienes que quitarte los zapatos al entrar en casa

Descubre por qué debes quitarte los zapatos siempre que entras en casa, ¡a partir de ahora lo harás todos los días!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

En Japón las personas cuando llegan a su casa se quitan los zapatos y los dejan en la entrada, y esto es algo que deberíamos hacer todos en nuestros hogares. Sin embargo, curiosamente, muchas familias europeas y estadounidenses nunca se quitan los zapatos al llegar a casa e incluso los llevan puestos todo el día.

En Japón las personas cuando llegan a su casa se quitan los zapatos y los dejan en la entradaEn Japón las personas cuando llegan a su casa se quitan los zapatos y los dejan en la entrada

Pero a partir de ahora, quizá pienses diferente. La ciencia respalda esta práctica higiénica y dice que si no entras los zapatos a casa, estarás dejando fuera de tu hogar gérmenes y suciedad. Esto aún es más importante cuando tienes niños en casa, sobre todo si son bebés que gatean.

Bacterias que es mejor que no tengas en casa

Investigaciones de la Universidad de Houston, descubrió que alrededor del 40% de los zapatos llevaban la desagradable bacteria Clostridium difficile. Esta bacteria no solo se encontraba en las suelas de los zapatos, sino que también se diseminó por otras áreas del hogar, como inodoros, superficies y donde se encontró polvo en el suelo. Estas esporas pueden vivir en superficies secas durante mucho tiempo.

Puede causar infecciones resistentes a la mayoría de tratamientos con antibióticos. La recuperación puede ser complicada para las personas infectadas. Los revestimientos en los intestinos son atacados, lo que acaba en tu hogar. Si no quieres tener que lidiar con esta bacteria en casa, entonces lo mejor que puedes hacer es dejar las zapatillas de la calle en la entrada de tu hogar.

Lo que encuentras en la suela de tus zapatos

Además de bacterias indeseadas, en la suela de tus zapatos puedes encontrar polvo de la calle, cacas de animal, restos de hojas y materiales extraños. Las bacterias dañinas pueden sobrevivir en tus zapatos durante semanas.

Un estudio en Arizona evaluó la cantidad de bacterias que hay en la suela de un zapato, ¡y encontraron 421.000 bacterias diferentes! Vamos, toda una comunidad de bacterias viviendo en la suela de tus zapatos. Estas bacterias pueden causar infecciones en tu cuerpo y en el de tu familia.

Una de las bacterias conocidas es el organismo patógeno, E.coli, constituye aproximadamente un tercio de todas las bacterias, por lo que es un peso pesado. Las cepas de E. coli son en su mayoría inofensivas, pero las más desagradables no lo son. A menudo causan graves problemas estomacales e intestinales que provocan vómitos y diarrea. 

Existe otra bacteria presente en los suelos de los baños públicos. Se llama Klebsiella pneumoniae y esta bacteria causa daño severo en los pulmones y produce incluso, neumonía. La tasa de mortalidad de esta bacteria es del 50% y si la persona suele beber alcohol, entonces la tasa es del 100%.

Ten un hogar más limpio

¿Te das cuenta de la importancia de quitarte los zapatos cada vez que llegues a casa? Es tan fácil como quitarte los zapatos y ponerte las zapatillas de estar por casa. Así podrás limpiar la casa como menos frecuencia, tu suelo durará más y te ahorrarás dinero en casa, en zapatos, en limpieza y en salud.

 Si tienes niños pequeños podrán jugar en el suelo sin problemas Si tienes niños pequeños podrán jugar en el suelo sin problemas

Es tan fácil como tener un zapatero en la entrada de casa para que cuando todos lleguéis de la calle podáis quitaros los zapatos y poneros las zapatillas de estar por casa. Tendrás el hogar más saludable y limpio. Si tienes niños pequeños podrán jugar en el suelo sin problemas y sin miedo de que se infecten de alguna manera. Además, si te gusta estar desclavo en casa, ¡podrás hacerlo sin ensuciarte los pies con bacterias peligrosas para tu salud!

Y como valor añadido, si tienes vecinos debajo de tu casa... Entonces no notarán que estás caminando ni paseando. ¡No hay nada más molestos que escuchar tacones o zapatos ruidosos! Pero si te quitas los zapatos, esto no volverá a pasar.

Artículos recomendados