Menú
Qué es la parálisis facial

PARÁLISIS FACIAL

Qué es la parálisis facial

¿Sabes qué es la parálisis facial? Descubre las causas, los síntomas y mucho más sobre esta afección.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando una persona tiene parálisis facial es una pérdida del movimiento facial que es causado por el daño del nervio. Los músculos faciales pueden parecer debilitados o rígidos. Una parálisis facial puede ocurrir en uno o ambos lados de la cara. Es una afección que afecta no solo física si no también emocionalmente a las personas que lo padecen.

Una parálisis facial puede ocurrir por varios motivosUna parálisis facial puede ocurrir por varios motivos

Causas de la parálisis facial

Una parálisis facial puede ocurrir por varios motivos, y es necesario saber cuál es el problema de raíz para saber si tiene tratamiento y mejora. Algunas de las causas más comunes que provocan una parálisis facial son:

-Infección o inflamación del nervio facial

-Un trauma en la cabeza

-Un tumor en la cabeza o en el cuello

-Accidentes cerebrovasculares

-Fractura de cráneo o lesión en la cara

-Infección del oído medio u otro daño en el oído

-La enfermedad de Lyme (enfermedad bacteriana transmitida a los humanos por la picadura de una garrapata)

-Síndrome de Ramsay-Hunt (reactivación viral que afecta al nervio facial)

-Enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y el síndrome de Guillain Barré

La parálisis facial puede aparecer repentinamente o producirse gradualmente durante varios meses, sobre todo cuando la causa es un tumor en la cabeza o en el cuello. Dependiendo de la causa que lo origine, la parálisis puede durar poco tiempo o que la persona afectada tenga parálisis facial durante un período prolongado de tiempo.

El nacimiento puede causar parálisis facial temporal en algunos bebés. Sin embargo, el 90% de los bebés con este tipo de lesiones se recuperan completamente sin tratamiento. También puede tener parálisis facial al nacer debido a ciertos síndromes congénitos, como el síndrome de Mobius y el síndrome de Melkersson-Rosenthal.

Síntomas de la parálisis facial

El inicio de los síntomas pueden aparecer repentinamente o poco a poco. En cualquier caso, en cuanto notes algunos de los síntomas deberás acudir a tu médico tan pronto como sea posible, porque necesitará evaluar por qué ocurre eso. Es importante que tengas un diagnóstico claro de la causa para que recibas el tratamiento y el asesoramiento correctos.

Los síntomas de la parálisis facial son los siguientes:

-La parálisis facial normalmente afecta solo a un lado de la cara, aunque en casos raros puede afectar a ambos lados. No causa debilidad en sus brazos o piernas. Si experimenta debilidad en tus brazos o piernas, así como debilidad en un lado de tu rostro, deberás buscar atención médica inmediata. Estos síntomas pueden indicar que estás padeciendo un accidente cerebrovascular.

-Una parálisis facial completa en un lado de la cara afecta la a ceja, el ojo, la mejilla y la boca. Esto significa que las señales del nervio facial que controlan el movimiento en estos músculos no funcionan. La cara puede aparecer aplanada y se puede perder el movimiento de la cara.  Los síntomas pueden mejorar o empeorar con el tiempo según el tipo y el grado de daño del nervio facial y la causa de su parálisis facial.

-Algunos tipos de parálisis facial afectarán la sensibilidad, incluido el dolor, así como el movimiento facial. Esto puede significar que el nervio que es responsable de la sensación (nervio trigémino) se ha dañado, así como el nervio facial. El nervio facial controla el movimiento, la producción de lágrimas, la producción de saliva y el sabor.

-Pérdida de sensibilidad (no puedes sentir tu cara cuando la toca).

-Incapacidad para pestañear o cerrar los ojos.

Clasificación de las lesiones del nervio facial

En la parálisis del nervio facial hay tres tipos de grados diferentes:

Algunos tipos de parálisis facial afectarán la sensibilidadAlgunos tipos de parálisis facial afectarán la sensibilidad

-Lesión en primer grado: cuando el nervio facial está dañado y se recupera en pocas semanas.

-Lesión en segundo grado: cuando el nervio facial está gravemente dañado pero aún conserva su capa externa. El nervio comienza a mostrar las primeras señales de recuperación más o menos a los cuatro meses, ya que se repara lentamente (a un ritmo de un milímetro por día).

-Lesión en tercer grado: cuando el nervio facial está gravemente dañado y cualquier recuperación es lenta e incompleta. En ocasiones, el nervio se corta por completo y se necesita una reparación quirúrgica para restaurar la función facial.

Artículos recomendados