Menú
Qué debes saber sobre los quistes vesicales

QUISTES

Qué debes saber sobre los quistes vesicales

Los quistes vesicales se pueden formar sobre o alrededor de la vejiga urinaria. ¿Qué más debes saber?

Mª José Roldán Prieto

Los quistes vesicales se pueden formar sobre o alrededor de la vejiga urinaria. Son comunes solo cuando una persona ha experimentado otros problemas relacionados con el sistema urinario. Hay carios tipos de quistes vesicales y la mayoría de ellos no son causa de cáncer. Los quistes vesicales no suelen presentar síntomas. Una persona puede experimentar una micción dolorosa o frecuente, y la condición puede confundirse con cistitis.

¿Qué son los quistes de la vejiga?

Los quistes son bolsas de tejido llenas de aire,, pus u otros tipos de líquido. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, interna o externamente. Los quistes vesicales tienden a formarse en el revestimiento de la vejiga. Son relativamente raros en personas que tienen un tracto urinario que funciona bien. Estos quistes tienden a formarse como crecimientos pequeños y benignos que pueden pasar desapercibidos. Un médico a menudo los encuentra solo al diagnosticar otros problemas pélvicos.

En la vejiga, los quistes pueden causar síntomas similares a los póliposEn la vejiga, los quistes pueden causar síntomas similares a los pólipos

En la vejiga, los quistes pueden causar síntomas similares a los pólipos, que son crecimientos celulares anormales. A diferencia de los quistes, los pólipos no se llenan con ningún otro material. Pueden ser benignos o cancerosos.

¿Los quistes vesicales son cancerosos?

Los quistes vesicales casi siempre son benignos, lo que significa que no son cancerosos y por tanto no hay peligro de desarrollar un cáncer que ponga en peligro tu vida. Un médico debe determinar si un bulto recién formado es un quiste o un tumor, ya que es más probable que los tumores se vuelvan cancerosos. Si un bulto comienza a crecer anormalmente o indica que puede ser cáncer, un médico explorará otras pruebas y opciones de tratamiento. Las infecciones crónicas de la vejiga o las irritaciones pueden aumentar el riesgo de cáncer de vejiga de una persona. 

Síntomas de los quistes vesicales

La mayoría de los quistes de la vejiga son pequeños y no causan síntomas. Una persona tiende a experimentar solamente síntomas cuando los quistes se han hecho grandes, han explotado o tienen una infecicón. Las condiciones subyacentes pueden conducir a síntomas adicionales.

Si aparecen los síntomas, pueden incluir: dolor al orinar, sangre en la orina, dolor mientras se micciona, necesidad urgente de orinar, incapacidad de control de la vejiga, orinar mucho por la noche, dolores en la zona lumbar o pélvica, orina que huele mal.

Síntomas similares pueden indicar otros problemas en la vejiga como cálculos renales o infecciones. Algunos de estos síntomas también indicar que se tiene cistitis.

Diagnóstico

Solo un médico puede comenzar haciendo preguntas sobre los síntomas recientes y el historial médico individual y familiar de una persona. También pueden evaluar la orina en busca de una posible infección. Recibir un diagnóstico correcto es la clave. Puede garantizar que una persona reciba el tratamiento adecuado y evite complicaciones.

Los médicos a menudo descubren quistes en la vejiga cuando realizan pruebas de imágenes del área pélvica por otras razones. Un médico general que sospecha que tienes un quiste en la vejiga o una afección similar puede derivarte a un urólogo para que realice más pruebas.

La mayoría de los quistes son pequeños y asintomáticosLa mayoría de los quistes son pequeños y asintomáticos

Tratamiento

La mayoría de los quistes son pequeños y asintomáticos. Estos no siempre requerirán tratamiento. Cuando los quistes de la vejiga causan síntomas y deben eliminarse, existen varias opciones. Un médico puede recomendar el drenaje de quistes más pequeños, en un procedimiento menos invasivo. Para quistes más grandes o aquellos que se han roto o infectado, un médico puede recomendar la extirpación quirúrgica. El tratamiento también puede implicar abordar cualquier complicación relacionada, como una infección del tracto urinario.

En cualquier caso, si notas que tienes algún tipo de quiste, será necesario que acudas a tu médico rápidamente para que pueda valorar la gravedad del mismo y orientarte para la recuperación. No te preocupes en exceso y consulta a tu médico para salir de dudas y saber si es si es un quiste benigno o canceroso.

En este artículo hablamos de: Infección de orina

Artículos recomendados