Menú
Remedios naturales para que no se vean tanto las cicatrices

REMEDIOS PARA LA PIEL

Remedios naturales para que no se vean tanto las cicatrices

Existen algunos remedios caseros para que las cicatrices que tienes en tu piel no se vean tanto y puedas disimularlas.

Ainoa Poveda García

Si hay algo que puede molestar a una persona sobre su aspecto son las cicatrices. A muchos les puede parecer un rasgo distintivo de la persona o incluso resultar sexy, pero lo cierto es que no todas son ideales. Muchas de ellas nos recuerdan sucesos que nos gustaría no rememorar, sentimos que estamos marcados por esa etapa concreta o que simplemente incomodan.

Muchas de ellas están producidas por problemas de saludMuchas de ellas están producidas por problemas de salud

Pero, como todo en esta vida, hay una solución para dejar de preocuparse por estas marcas sobre la piel. Y como no podía ser de otra manera, te presentamos algunos de los remedios caseros que más se practican a la hora de reducir considerablemente el tamaño, color o visibilidad de las cicatrices.

Muchas de ellas están producidas por problemas de salud, ya sea durante la infancia con la varicela o por temas de acné con la adolescencia. Otras son a causa del tratamiento postoperatorio, como en el caso de la realización de una intervención estética o la cesárea practicada en algunos partos. Finalmente, las quemaduras son aquellas que más incomodan a la gente, porque suelen ser más visibles y dejan una zona poco lisa, con una tonalidad más fuerte que el resto de la piel y un recuerdo imborrable.

Los métodos que mejor funcionan

La poción de miel y sábila es la más extendida. Dos cucharadas soperas grandes de miel, otra de avena seca y cinco de sábila se mezclan bien, para más adelante colarlas en un recipiente. Tras darnos una ducha o baño con agua caliente procederemos a aplicarnos el mejunje sobre la marca y dejaremos actuar durante dos horas, para que así nos abra bien los poros y penetre mejor en la piel.

Al igual que el procedimiento anterior, que podemos utilizar de manera diaria, productos como el aceite de lavanda, el virgen extra que utilizamos en la cocina o la manteca de cacao natural son tres cosméticos que cada vez están más de moda. Sobre todo por su efectividad. Tres factores que nos ayudan y que son fáciles de encontrar. Estos podemos dejarlos actuar sobre la piel a lo largo de toda la noche y, a la larga, veremos cómo nuestra dermis mejora de aspecto.

Si nos hacemos con una planta de aloe vera, sus utilidades serán diversas. En el caso de las cicatrices, durante el periodo de cicatrización de una herida ayuda a que esta se cierre y evite marcas a la larga. Por el contrario, si ya tenemos una en nuestra piel, lo que podemos conseguir con este vegetal es que se elimine casi la totalidad de la cicatriz y que, además, dispongamos de una piel más suave y reluciente.

Para cualquiera de estos casos, lo que debemos hacer es sencillo: cortar un trozo pequeño de la planta -que más adelante rebrotará sin problemas- y abrirlo, dejando al descubierto la sabia. Esta es la que aplicaremos directamente sobre la piel y dejaremos actuar durante un par de horas.

El zumo de limón es otro de los aspectos que más se conocen. Exprimiendo un limón, aprovecharemos su líquido gracias a un algodón, que nos ayudará a extender el zumo por la cicatriz. Masajeando un poco la zona, dejaremos que actúe sobre nuestra dermis durante unos 10 o 15 minutos. Eso sí, hay que andar con ojo de no exponernos al sol, ya que nos aparecerían manchas.

La cualidad de la paciencia

Eso sí, esta serie de tratamientos deben realizarse de manera continua, sin perder la paciencia. Ya que suponen una práctica que podría alargarse semanas o incluso meses hasta conseguir que las cicatrices desaparezcan, si no en su totalidad, sí en gran medida.

Existen medicamentos que pueden ayudarnos de manera directa con las cicatricesExisten medicamentos que pueden ayudarnos de manera directa con las cicatrices

Si lo que queremos evitar es tratar las cicatrices una vez ya fijadas en nuestra dermis, lo que debemos procurar es cuidar de las heridas en su proceso de cicatrización. Es decir, antes de que se nos vaya a quedar una posible marca de por vida o por mucho tiempo, lo mejor es tratar las zonas afectadas antes de quedarse cicatrices para no tener que utilizar métodos durante tanto tiempo.

Existen medicamentos o cremas farmacéuticas que pueden ayudarnos de manera directa y más rápida con estas incómodas inquilinas de la piel. Pero también hay que atenerse a posibles consecuencias por la ingesta o el uso de estos, porque suelen tener efectos secundarios en algunos casos, mientras que también resultan caros y poco accesibles para la mayoría de las personas.

Artículos recomendados