Menú
Síndrome de Asperger: un trastorno de genios

SÍNDROME DE ASPERGER

Síndrome de Asperger: un trastorno de genios

Conoce más sobre el Síndrome de Asperger para ayudarles a desarrollar todo su potencial.

Carolina Avedano

¿Sabes qué tienen en común Isaac Newton, Albert Einstein, Bill Gates, Steven Spielberg y Tim Burton? Además de que son personajes célebres y todos ellos genios, coinciden en una tercera cuestión: tienen Síndrome de Asperger.

Este síndrome, aún poco conocido a pesar de que 1 de cada 500 personas lo padecen, se caracteriza por el déficit en la capacidad de socialización de las personas que lo poseen, afectando la comunicación que establecen con su entorno. No por ello, las personas con estas condición no pueden vivir con normalidad en nuestra sociedad: siempre que se tenga el apoyo adecuado, es posible.

De los principales rasgos de los Asperger, destaca la literalidad interpretativa, siendo incapaces de comprender el doble sentido o los sarcasmos. Tampoco entienden la comunicación no verbal (gestos o expresiones) ni las emociones ajenas, es decir, carecen de empatía emocional. Su vida se basa en rituales de todo tipo, teniendo graves dificultades para cambiarlas o comenzar cosas nuevas. Por otro lado, no entienden las reglas sociales y son incapaces de mentir. Hay que tener en cuenta de que hay distintos grados dentro del espectro Asperger, por lo que no todas estas características pueden responder al perfil de una misma persona.

A las personas con Síndrome de Asperger les cuesta mucho interpretar ciertos aspectos no lingüísticos del lenguajeA las personas con Síndrome de Asperger les cuesta mucho interpretar ciertos aspectos no lingüísticos del lenguaje

Una característica general de las personas con Síndrome de Asperger es que suelen centrarse en su interés por un tema concreto, en el cual se hacen expertos. Se cree que su CI es superior a la media, precisamente por esta capacidad de centrar su atención y conocimientos en un tema, sin embargo, este índice se suele encontrar en los límites normales.

La inserción laboral de las personas con Asperger

Los "aspis" (como se autodenominan) tienen ciertas cualidades idóneas para desempeñar cualquier tipo de trabajo, siempre que se adapte a su condición. Son personas sinceras, transparentes, puntuales, perfeccionistas, rutinarias... y tienen una capacidad inmensa para memorizar datos de los temas que les interesan.

Entre las variables del entorno que deben tenerse en cuenta, es destacable que las personas con Asperger tienen mucha sensibilidad a la luz y a los sonidos fuertes. Les relajan las actividades repetitivas y tienen dificultades en coordinar movimientos.

Con respecto a la realización de su trabajo, éste debe ser de interés para la persona. Las tareas a realizar deben ser concretas y tangibles, nada de asuntos abstractos. Entienden y memorizan mejor si se explica el trabajo mediante rutas visuales y en etapas. Este trabajo debe tener un principio y un fin definido. Debido a su incapacidad para establecer prioridades, dejar claro cuando, dónde y cómo debe entregar la tarea, además de explicitar muy claramente cómo se requiere el trabajo. Hay que evitar los horarios abiertos y flexibles.

Por último, con respecto a sus compañeros, una persona con Síndrome de Asperger debe sentirse integrada. Que no entiendan los códigos sociales y éticos no significa que no sientan o que no tengan emociones. Aunque no les guste ser el centro de atención, son orgullosos y como a todos, les gusta que se reconozca su trabajo y que se tengan gestos amables con él/ella. Deben sentirse motivados por el tema del trabajo en cuestión, pero también por el entorno en el que realizan su día a día. Estas personas tienen un gran mundo interior y por lo general son solitarios. Son muy cariñosos con las personas que tienen en su círculo más cercano (familia) y con los que consiguen traspasar las barreras iniciales. Sin embargo, les encanta conversar (o más bien monopolizar la conversación) sobre los temas que les apasionan.

Las peculiaridades de las personas con Síndrome de Asperger no deben dificultar su integración a nivel escolar y laboralLas peculiaridades de las personas con Síndrome de Asperger no deben dificultar su integración a nivel escolar y laboral

Para que un persona con Síndrome de Asperger pueda integrarse sin dificultad al mundo laboral debe primero haber recibido apoyo en el colegio o instituto, o mediante algún programa de integración. Eso sería lo óptimo y en la actualidad hay muchos centros educativos en los que se están llevado a cabo este tipo de apoyos, como en el instituto público La Senda, en el sur de Madrid. Esto les proporciona entendimiento del mundo y de las reglas que deben de seguir, además de ciertos "trucos" para poder convivir sin tener grandes dificultades. Muchas personas han pasado por raras o incomprendidas, no pudiendo desarrollar todo su potencial, debido al escaso conocimiento de este trastorno del desarrollo.

Poco a poco la palabra "asperger" dejará de sonar extraña y se conseguirá una adaptación idónea de estas personas al mundo laboral.

Artículos recomendados