Menú
¿Son necesarias las fajas postparto?

POSTPARTO

¿Son necesarias las fajas postparto?

Muchas mujeres utilizan las fajas postparto para recuperar la figura, pero, ¿realmente son necesarias para tener una buena recuperación?

Sara Poyo Lorenzo

Desgraciadamente, después del embarazo la tripa de una mujer ya no es la que era, su volumen es mayor y se queda más flácida porque pierde tono muscular. Es normal teniendo en cuenta que ha estado estirada durante 9 meses. Debido a eso muchas mujeres se sienten acomplejadas respecto a su barriga, aunque no deberían porque es un proceso natural y ley de vida. Aun así, muchas optan por utilizar fajas postparto, pero ¿qué son? ¿realmente vale la pena dejarse dinero para comprar una de éstas?

¿Qué son y para qué sirven las fajas postparto?

Las fajas postparto son unas fajas especiales que suelen comprar muchas mujeres después de haber dado a luz, con la idea de que ayude a su barriga a recuperar su forma original, antes del embarazo. Tienen forma de corsé y las hay de varios tipos según la zona que sostengan, algunas llegan hasta parte de la entrepierna (con forma de braga), otras son las tubulares que se centran en reforzar la barriga y la zona lumbar de la espalda.

Hay médicos que dicen que las fajas postparto pueden ser beneficiosas para la mujer Hay médicos que dicen que las fajas postparto pueden ser beneficiosas para la mujer

Estas últimas son tal vez las mejores porque no dan calor y estarás más fresca en verano. Además, son mejores para las mujeres que han sufrido una episiotomía y le han tenido que poner puntos tras el parto. Si hay falta de ventilación la herida tardará más en cicatrizar y su cierre será más lento.

¿Qué opiniones médicas hay al respecto?

Opiniones a favor

Hay médicos que dicen que las fajas postparto pueden ser beneficiosas para la mujer en el sentido de que mitigan los dolores y dan sostén a la espalda. Según esta línea pueden usarla a los pocos días de dar a luz e ir aumentando poco a poco su tiempo de utilización. Las ventajas que refieren son:

-Disminuye la sensación de estómago flácido o distendido.

-La mujer se siente más segura de si misma porque se ve con mejor aspecto.

-Disminuye los posibles dolores tras el parto y mejora la movilidad de la madre.

-Te ayuda a corregir malas posturas porque da estabilidad a la espalda.

Opiniones en contra

Hay otra línea de médicos que opinan que las fajas postparto si bien es cierto que pueden ayudar a mitigar el dolor no son recomendables si quieres recuperar la figura que antes tenías. ¿Motivos? Se debilitan los músculos abdominales porque no se ejercitan (es la faja la que trabaja por ellos). Es como cuando te ponen una escayola, al quitarla tienes que hacer una lenta rehabilitación hasta que vuelves a recuperar la movilidad, no es fácil y lleva tiempo, pero no puedes usar la escayola toda la vida. Lo cierto es que tras el parto los órganos y músculos del cuerpo necesitan un tiempo para volver a su sitio, y con el paso de los meses poco a poco el cuerpo lo va gestionando solo, por lo tanto, las fajas postparto no son tan necesarias y si realmente quieres recuperar tu figura no te quedará otra que practicar ejercicio. Según esta corriente de opinión:

-Las fajas debilitan los músculos abdominales porque se acostumbran a no trabajar por si solos.

-Las fajas en forma de braga no dejan transpirar y dificultan la cicatrización si a la mujer se le practicó una episiotomía.

-No se deberían poner nunca la faja inmediatamente después de un parto mediante cesárea, necesariamente hay que esperar a que cicatrice.

-Nunca se ha demostrado que ayuden a recuperar antes la figura.

Si aun tienes dudas de que es mejor para ti siempre puedes preguntar a tu médico y que él te recomiende, el tipo de cuerpo que tengas y el parto por el que pasaste hacen que haya mucha variabilidad de casos por lo que puede que lo que sea recomendable para otras mujeres no lo sea para ti y viceversa.

Cómo usar correctamente la faja postparto

Si al final te has decantado por usar la faja postparto deberías saber que...

-Los médicos que recomiendan su uso tras el alumbramiento coinciden que su uso tiene que ser bajo durante los primeros días, no se debe superar las dos horas diarias y mejor si es de tipo tubular. Más adelante se puede alargar su uso hasta las 7-8 horas diarias.

-Puedes ponerlas durante 3 o 4 meses tras el parto pero no se debe mantener su uso a largo plazo para no debilitar los músculos de la zona.

-El perineo tarda una media de siete semanas en recuperarse totalmene de una episiotomía y no se debería usar fajas tubulares en ese tiempo.

-Debes asegurarte de que estás utilizando la talla correcta, debe fijar nuestra espalda pero tampoco comprimirnos en exceso. Asegúrate de llevar una que se ajuste a ti y no solo que te apriete. Si la compras de velcro podrás ajustarla mejor a tu cuerpo a lo largo de los meses.

-Ten en cuenta el tipo de material de la faja. Son mejores los materiales transpirables que no te hagan sudar en exceso, sobre todo en verano.

Puedes ponerlas durante 3 o 4 meses tras el partoPuedes ponerlas durante 3 o 4 meses tras el parto

El ejercicio será tu mejor aliado

Sabemos que no suena muy prometedor, pero nadie dijo que fuese a ser fácil. Si realmente quieres recuperar tu figura no te queda otra que entrenar de nuevo tus músculos con el fin de que recuperen su tonicidad lo antes posible.

Los primeros meses parece imposible sacar algo de tiempo para ti, pero en realidad con media hora al día basta. Media hora al día para correr o caminar deprisa hacen mucho. Si no tienes a nadie que pueda hacerse cargo del bebé siempre puedes sacarlo a dar un largo paseo con el calzado adecuado (al menos una hora). También hay clases de pilates con bebés de forma que puedes hacer gimnasia y cuidarle al mismo tiempo. Además, una vez que aprendas estos ejercicios siempre puedes practicarlos por tu cuenta en casa los fines de semana o cuando no puedas ir. Otros ejercicios que puedes hacer desde casa y que no cuestan nada son los ejercicios hipopresivos especialmente recomendados para las madres.

Por último recuerda que para recuperar tu figura más pronto es recomendable dar el pecho, la pérdida de peso será mayor porque fabricar leche materna es un proceso que demanda muchas calorías y con una dieta equilibrada se acelera el proceso.

Artículos recomendados