Menú
Veganismo ¿Saludable o no?

ESTILO DE VIDA

Veganismo ¿Saludable o no?

La dieta vegana forma parte de un estilo de vida donde el respeto por los animales es su máxima. Conoce si la dieta vegana es saludable o si por el contrario, no lo es.

Héctor Félix Lasheras Diez

Le dieta vegana y la filosofía veganas se han ido extendiendo muchísimo en los últimos años. Una dieta que empezó como parte del movimiento hippie en su época, que apostaba por una convivencia más armónica con los animales y una vida más saludable y espiritualmente limpia, está haciendo mella en la sociedad de hoy en día. Y es que cada vez más gente toma conciencia de los horrores que ocurren en las granjas y de la explotación animal que se tiene que llevar a cabo para alimentar a toda la población humana que es, en un 85%, consumidora de productos animales y derivados.

Sin embargo, prevenir la explotación animal no es la única razón para volverse o no vegano, aunque para muchos éste es el detonante que enciende la chispa para volverse y quedarse siendo vegano.

Tener lazos emocionales con los animales puede formar parte de la razón por la que decidieron cambiar su dieta, mientras que otros simplemente tienen la firme convicción de que todos los seres vivos tienen el mismo derecho a vivir y a la libertad.

 La dieta vegana se ha vuelto muy popular en los últimos años La dieta vegana se ha vuelto muy popular en los últimos años

Partiendo de esta base, es cierto que evitar los productos animales es uno de los caminos más obvios que puedes tomar para tomar parte en contra de la crueldad y la explotación animal en todas partes.

Sin embargo, ésta decisión no es solo saludable para la convivencia con los demás seres vivos, sino que también reporta muchos beneficios para tu salud:

¿Qué beneficios aporta ser vegano?

Una dieta vegana aumentar tu energía, conseguir un aspecto de la piel más juvenil y notarse rejuvenecido son algunas de las razones por la que muchos consumidores de vegetales y verdura se quedan en la dieta vegana.

Parece que lo de que puedes llegar a parecer más joven puede ser algo optimista ¿verdad? Pues lo cierto es que hay beneficios científicamente probados que demuestran que la calidad de vida mejora con respecto a la gente que consume carne en una dieta estándar:

El riesgo de padecer cualquier tipo de cáncer, diabetes, o muerte prematura disminuye.

Es una dieta que tiene altas dosis de fibra, por lo que se reduce la posibilidad de tener cáncer colono rectal. Además, los veganos tienden a comer mucha fruta y verdura, por lo que la dieta y la salud mejora considerablemente respecto a los que si consumen carne y poco más de una pieza de fruta al día. Además, las comidas al no incluir carne ni derivados contienen pocas calorías y poca grasa, lo que hace al vegano más estilizado, con una mejor figura y con poca grasa corporal sobrante, por lo que se reducen las posibilidades de padecer diabetes o problemas cardíacos (e incluso cáncer de próstata).

Hay otros beneficios de la dieta vegana, sin embargo, que no están científicamente probados pero que constituyen los testimonios de un montón de personas veganas cuya dieta se basa en fruta, verdura, legumbres y hortalizas como, por ejemplo, una disminución de los efectos de la alergia hasta casi desaparecer, un aumento de la energía diaria, piel más limpia y con menos puntos negros, uñas y pelo más fuertes y alivio de las migrañas.

Las dietas vasadas en vegetales, fruta y verdura son ricas en proteína, hierro, calcio y otras vitaminas y minerales esenciales que son antioxidantes.

Además, no solo hay beneficios para tu salud y los animales, si no que gran parte de la contaminación ambiental terrestre se debe al mantenimiento de los animales de las empresas cárnicas y a la polución que produce su tratamiento y producción.

¿Y por qué es la carne tan mala para el medio ambiente?

La producción de carne y otros productos animales constituye realmente una lacra para el ecosistema, porque la cantidad de agua requerida para mantener a los animales en cautividad, el grano que se transporta constantemente para alimentarlos (que es el principal factor de la deforestación mundial y destrucción del hábitat y de las especies autóctonas) y el transporte que implica el movimiento propio del producto hasta nuestras casas es incalculablemente costoso. Solamente en brasil, se emplean cientos de hectáreas para cultivar grano para los animales que están destinados a la producción de carne que luego es transportada a Europa. Lo cual choca con la malnutrición que sufre la gente del lugar, que en vez de dedicar esa tierra para un cultivo que sirva para alimentarse a ellos mismos, lo usan para pienso de animales. Por ello, convertirse al veganismo puede ser una de las decisiones que más influya a la hora de darle un giro a ésta cadena de producción que no atiende a razones.

La dieta vegana tiene algún que otro inconvenienteLa dieta vegana tiene algún que otro inconveniente

No todo es bueno.

Es cierto que no comer carne y alimentarse a base de fruta, verdura, hortalizas y demás productos que no se deriven de los animales puede ser beneficioso en muchos sentidos, pero si te decides a ser vegano has de tener en cuenta algún que otro handicap:

La vitamina B12, esencial para el organismo, se encuentra naturalmente en la carne, y al no consumir productos de procedencia animal, es mucho más difícil obtenerla por vías naturales, por lo tanto, los veganos deben tener siempre presente que pueden tener carencias de ésta vitamina y prestar mucha atención a los alimentos que consumen y si en algún momento se debieran tomar suplementos vitamínicos que ayuden con ésta carencia.

El consumo muy bajo de B12 puede acarrear problemas como la anemia o incluso producir daño al sistema nervioso, además de que puede producir enfermedades cardiovasculares o causar complicaciones en un posible parto.

Por suerte es muy sencillo adquirir estos suplementos en cualquier parte del mundo desarrollado, y consisten en unas cápsulas que se ingieren una o dos veces al día (dependiendo de su concentración) y que suplen las carencias de la alimentación vegana.

Así que, si en algún momento te planteas la posibilidad de transformar tu dieta, no te preocupes, porque la información está en todas partes y no te resultará difícil el acceso a información de salud o incluso a la parte más divertida, como son las recetas con nada de carne y las nuevas experiencias culinarias.

Artículos recomendados