Menú
Ansiedad en las fiestas navideñas: cómo combatirla
NAVIDAD

Ansiedad en las fiestas navideñas: cómo combatirla

Las fiestas navideñas pueden provocar ansiedad tanto por la reuniones familiares, las ausencias, los días libres... ¿Cómo combatir esta ansiedad para estar bien?

Sara Poyo Lorenzo

Las fiestas navideñas son una alegría para los pequeños de la casa, son quienes realmente disfrutan estas fechas, sin embargo, no ocurre lo mismo con los adultos. Está comprobado que siempre o casi siempre son un motivo de ansiedad y muchos tienen dificultades para gestionarlas. De repente se juntan muchas cosas: prisas por encontrar regalos, cenas con los compañeros de trabajo, discusiones sobre el reparto de los hijos en el caso de haber separación o divorcio, malentendidos con la familia y pareja... ¿Qué podemos hacer entonces? ¿Hay algún secreto para combatir la ansiedad que nos ahoga en estas fechas?

1- Lidiar con las cenas familiares

Las cenas o comidas familiares siempre han sido un motivo de preocupación para todos, sobre todo si supone reencontrarse con personas a las que hace tiempo que no veíamos y que no nos caen precisamente bien. Si este es tu caso piensa que si tienes pendiente un par de palabras con alguien de tu familia es mejor intentar limar asperezas antes de nochebuena. Si lo dejas pasar tarde o temprano acabará saliendo el tema en medio de la noche y será más probable si además hay alcohol de por medio.

Las cenas o comidas familiares siempre han sido un motivo de preocupación para todosLas cenas o comidas familiares siempre han sido un motivo de preocupación para todos

Por eso, no esperes más y decídete a dar tu el primer paso, no es signo de derrota, al contrario, estás demostrando madurez porque lo único que quieres es asegurarte de que esa noche solo habrá armonía. Evita las discusiones e ignora las malas caras o provocaciones, para ello piensa en las consecuencias que tendrás según como respondas a esa persona. ¿Merece la pena seguirle el juego? ¿Te vas a sentir mejor después o peor? ¿Se merecen los demás esa situación?

2- Has perdido a alguien cercano

Si has perdido a una persona cercana a ti estas fechas no van a ser precisamente las más felices del año. No intentes enterrar tus sentimientos, al revés, compártelos con alguien de confianza. Aparentar que todo va bien solo hará que a la larga te encuentres peor, acumules ansiedad y al final acabes explotando por cualquier tontería, lo que dejará a los demás desconcertados.

No se trata de que vayas publicando tus sentimientos a los cuatro vientos pero déjate ayudar y solo busca a alguien con quien poder sincerarte. Por otro lado, si tienes un familiar enfermo céntrate en pasar el mayor tiempo posible con esa persona y que se sienta cómodo durante esos días, será el mejor regalo para ambos.

3- Ansiedad por las compras

Muchas personas se agobian con todos los gastos que se afrontan en navidad: cenas caras, regalos, ocio familiar... todo esto nos puede dejar tiesos y más cuando la familia es numerosa. Por eso, debes prorizar y hacer una lista con lo necesario que vas a comprar y no salirte de ella. Puedes dejar un pequeño colchón apartado en caso de urgencia pero bajo llave, comprometiéndote a usarlo solo como último recurso. En la lista también debes apuntar los lugares donde harás las compras y cuándo para asegurarte de que te ahorras el máximo posible.

Es buena idea que te informes por adelantado de donde están los productos más baratos aunque tengas que ir a varios comercios y dar vueltas, es mejor que hacer una compra "grande" en el mismo sitio, tardarás más pero te ahorrarás unos cuantos euros. Respecto al tema de los regalos para los más pequeños es mejor pocos regalos pero que sean de calidad, incluso podéis poneros de acuerdo varios miembros de la familia para contribuir económicamente en un "mejor" regalo que le haga ilusión en vez de hacer regalos más pequeños por separado (que seguramente habrá más probabilidades de que se canse de ellos con el tiempo).

4- Aprende a decir no

No tienes que aceptar todos los compromisos sociales ni cenas que te propongan. Mira por tu economía pero también por tu salud emocional. Si sabes que en tal evento familiar lo vas a pasar mal tal vez deberías plantearte no ir antes que ir a disgusto y pasar un mal trago. Evita hacer las cosas por compromiso, si aun así es ineludible ve, pon buena cara y escápate en cuanto puedas. Estas fechas no deben suponerte un trauma, tienes derecho a poder descansar estos días y estar más tiempo con las personas que quieres.

No tienes que aceptar todos los compromisos sociales ni cenas que te proponganNo tienes que aceptar todos los compromisos sociales ni cenas que te propongan

5- Cuida tu cuerpo

Duerme una media de horas razonables, si no dormimos bien acumularemos cansancio y estaremos de mal humor. Para afrontar el día con buena cara tenemos que asegurarnos un mínimo de horas. Por otro lado, también debes cuidar la alimentación, está bien darse caprichos en las cenas y comidas principales pero intenta mantener un menú sano el resto de los días, no te notarás tan pesado y afrontarás con más energía tu rutina. Tampoco deberías abandonar el deporte completamente. Compensa los excesos con algo de ejercicio diario, aunque sea un paseo diario.

6- Aprende a relajarte

Una de las mejores maneras de lidiar con el estrés en las fechas navideñas es aprender una técnica de relajación y practicarla un poco todos los días. Una de las más efectivas es la relajación progresiva de Jacobson, rápida de aprender y fácil de realizar pero es recomendable que primero te supervise alguien experto para comprobar que los ejercicios los haces correctamente, en caso contrario no estarás consiguiendo nada.

Otra forma fácil de relajarse es mediante ejercicios de respiración diafragmática, aunque no son tan efectivos como la anterior puedes aprenderlos fácilmente por tu cuenta viendo tutoriales por Internet, tampoco te llevará mucho tiempo. Por otro lado, otra de las ventajas de la respiración diafragmática es que puedes aplicarla rápidamente en situaciones puntuales de crisis. Solo tienes que alejarte del evento estresante, apoyarte en una pared con la cabeza gacha y con las manos en tu barriga y pecho para ser consciente del tipo de respiración que estás realizando.

7-No busques la perfección

Si te obsesionas con que todo esté perfecto solo conseguirás tener ansiedad y no disfrutarás de las fiestas navideñas. ¿Y qué ocurre si las cosas no están perfectas? ¿Crees que alguien lo va a notar? Eres un ser humano y no puedes con todo tu solo... Pide ayuda, relega tareas y sobre todo busca tu bienestar físico y emocional, seguro que los demás preferirán disfrutar de una compañía agradable aunque ello suponga prescindir de algunas cosas.

Artículos recomendados

Comentarios