Menú
Cómo mantener a tus hijos adolescentes sanos
SALUD INFANTIL

Cómo mantener a tus hijos adolescentes sanos

Hoy en día parece imposible mantener a tus hijos sanos, pero con algunas recomendaciones es posible.

Mª José Roldán Prieto

Cuando los hijos son pequeños, los padres pasan mucho tiempo preocupándose por la salud y bienestar de sus pequeños. Los niños pequeños no saben lo que es correcto e incorrecto con respecto a su salud o a cualquier cosa que puedan necesitar. Es por esto que necesitan la orientación y guía de sus padres en todas las áreas de sus vidas.

Una alimentación saludable

Pero una vez que los hijos entran en la adolescencia, parece que sus preocupaciones se desplazan únicamente a las relaciones con los demás y a las notas del instituto. Mientras los adolescentes están en casa comerán todo lo que les pongas para que coman, pero deberás prestar atención para que puedan tener una nutrición adecuada. A los adolescentes les gusta demasiado la comida basura y muchos de ellos no entienden la necesidad y la importancia de seguir una dieta equilibrada.

Cuando los hijos son pequeños, los padres pasan mucho tiempo preocupándose por la salud y bienestar de sus pequeñosCuando los hijos son pequeños, los padres pasan mucho tiempo preocupándose por la salud y bienestar de sus pequeños

En cambio, muchos adolescentes pueden empezar a tener también motivación por tener un mejor aspecto físico, algo que también puede ser un arma de doble filo. Si no se tiene una buena relación con la comida pueden aparecer trastornos alimenticios a causa de la imagen corporal, como podría ser la anorexia o la bulimia. Es necesario que para cuidar la salud de tus hijos adolescentes se trabaje en ellos y desde casa una relación saludable con una dieta equilibrada.

Cuidado con el estrés

Los adolescentes sienten que están sometidos a mucho estrés, sobre todo a nivel académico. Los adolescentes empiezan a vivir una vida muy ocupada que les obliga a ser responsables y a mostrar todo lo que se espera de ellos. Los niños y adolescentes deben rendir en la escuela, en las actividades extraescolares y también, en eventos sociales.

En el momento en que el adolescente entra en la escuela secundaria sus niveles de responsabilidad estarán en el punto más alto. Necesitará levantarse temprano por la mañana y aprovechar todas las horas del día hasta que llega el momento de meterse en la cama. Esto puede causarle ansiedad, por lo que será necesario controlar el estrés de tu hijo adolescente y por supuesto también, mantener una buena dieta que le ayude a sentirse con un buen estado de ánimo y con energía suficiente para afrontar los días.

Una mala dieta puede agravar los síntomas del estrés. Además, los cambios hormonales pueden hacer que las cosas más simples se sigan poniendo bastante complicadas. Uno de los momentos más estresantes del año para los adolescentes es la época de los exámenes. Es necesario que además de la alimentación, los adolescentes sientan que sus padres están a su lado y que son su apoyo incondicional durante todo el tiempo. Hay que animales a trabajar duro para obtener buenas calificaciones, pero también a trabajar duro para mantenerse saludable tanto a nivel físico como emocional.

La salud física es igual de importante que la salud emocional, ya que ambas están totalmente unidasLa salud física es igual de importante que la salud emocional, ya que ambas están totalmente unidas

Cuidar la salud emocional

La salud física es igual de importante que la salud emocional, ya que ambas están totalmente unidas. Muchos adolescentes sufren con sus cuerpos a causa de todo lo que ven y oyen en los medios de comunicación y en la sociedad de acuerdo con los cánones de belleza actuales. Pero también les afecta el olor corporal y el acné, algo característico de la adolescencia. Tanto chicas como chicos adolescentes tienen que luchar contra esto cada día, por eso, las prácticas de higiene son necesarias, pero también reforzar la autoestima y la confianza en uno mismo.

Para mejorar la autoestima de tus hijos puedes enseñarles estrategias y habilidades de inteligencia emocional y de forma paralela de cuidado y aseo personal.

Mantener a tu hijo sano tanto por dentro como por fuera es el mejor comienzo para su vida y además, estarás enseñándole habilidades que le durarán para siempre. Además, se reducirán las probabilidades de que se sientan mal consigo mismos. Es un momento delicado en su etapa de crecimiento y su salud, es lo primero.

Artículos recomendados

Comentarios