Menú
5 consejos para recuperarte de un entrenamiento intenso
RECUPERACIÓN

5 consejos para recuperarte de un entrenamiento intenso

Si sueles entrenar duro, deberás saber cómo recuperarte para que tu salud no se resienta y te sientas bien en todo momento.

Mª José Roldán Prieto

Si querías fortalecerte demasiado rápido o adelgazar en poco tiempo, es posible que te hayas pasado de intensidad en el gimnasio. Aunque comas bien y te ejercites a menudo, si no sabes cómo recuperarte después de pasarte de intensidad en el gimnasio, es posible que a la larga, estés haciendo las cosas de manera que tengas consecuencias negativas para tu salud.

Son muchos los profesionales de salud y también atletas, que saben que es igual de importante la recuperación del ejercicio que el ejercicio en sí mismo. Una recuperación adecuada permite que tu cuerpo se sane y se adapte al estrés del ejercicio realizado antes de realizar otra sesión de entrenamiento. De esta manera y con una recuperación adecuada, podrás aprovechar al máximo los beneficios de hacer ejercicio y no tendrás problemas de salud añadidos.

Se debe evitar el estiramiento estático antes del entrenamientoSe debe evitar el estiramiento estático antes del entrenamiento

Consejos para recuperarte del ejercicio correctamente

Duerme lo que necesitas

El sueño es necesario para cualquier persona. Aunque unas necesitan más descanso que otras, todos necesitan dormir después de haber hecho un buen ejercicio en el gimnasio. Los estudios de sueño demuestran que después de un duro entrenamiento es el mejor momento para el descanso, porque de esta manera el cuerpo sintetizará proteínas y ayudará en la reparación y crecimiento de los músculos, aumentando la resistencia.

Las personas debemos dormir entre 7 y 8 horas de sueño, intentando que sea un sueño de calidad. Incluso para las personas que realizan un entrenamiento más duro e intenso como son los atletas, necesitarán más horas de sueño, entre 9 y 10. Es la única manera de asegurarse de que el cuerpo se ha recuperado del todo.

2. Estiramientos

Un buen estiramiento antes y después del ejercicio es esencial para que los músculos se preparen tanto para el entrenamiento como para que después, una vez acabado, puedan enfriarse sin problemas. Muchas personas tienen una idea equivocada sobre el estiramiento. Se debe evitar el estiramiento estático antes del entrenamiento y hacerlo solo un poco después. El estiramiento que mejor combina con el entrenamiento suelen ser movimientos compuestos como sentadillas o movimientos con los brazos y el tronco.

De esta manera el cuerpo permanece flexible para que tu entrenamiento salga perfecto y además, alivia las posibles tensiones musculares, reduciendo de esta manera las posibilidades de padecer una lesión o dolores.

3. Musica relajante

Hay personas que para el entrenamiento suelen utilizar música activa para motivarse y dar lo mejor de ellos mismos. Pero igual que la música motivadora te activa, si escuchas música relajarte en el momento de los estiramientos después del ejercicio, también potenciarás tu descanso y una reparación más rápida de tus músculos.

Esto ocurre porque las canciones lentas reducen la presión sanguínea, algo clave para una buena recuperación de tu cuerpo en el momento de hacer los estiramientos con calma.

Evita comer alimentos con demasiada grasa o proteínas antes de hacer ejercicioEvita comer alimentos con demasiada grasa o proteínas antes de hacer ejercicio

4. Que no te falte una buena nutrición

No te puede faltar una buena nutrición antes y después de tu entrenamiento para asegurarte de que tienes toda la energía necesaria antes de comenzar y que te recuperas al acabar. Lo que comes antes y después del entrenamiento es esencial para que tu cuerpo se mantenga saludable, por lo que tendrás que escoger los alimentos de forma saludable.

Evita comer alimentos con demasiada grasa o proteínas antes de hacer ejercicio porque tu cuerpo no sabe utilizarlo de forma inmediata. No comas tampoco carbohidratos complejos después de hacer ejercicio... lo que querrás consumir son proteínas de alta calidad o carbohidratos de acción rápida para recuperarlos niveles de glucógeno y de insulina, lo que evita que se caiga y se queme.

5. Come chocolate y plátanos

Si quieres dominar la nutrición después de tu entrenamiento, no hay anda mejor que consumir un poco de chocolate y plátanos. La proteína del plátano te ayudan a impulsar el crecimiento muscular y los carbohidratos pueden disminuir el tiempo que tus músculos necesitan para sanar. Además, el calcio también es necesario para tu energía y los plátanos tienen calcio que combinado con el potasio previenen los dolores y los posibles calambres.

Artículos recomendados

Comentarios