Menú
Cuál es el mejor ejercicio de los 30 a los 50 años

EJERCICIO

Cuál es el mejor ejercicio de los 30 a los 50 años

Descubre cuál es el mejor ejercicio que puedes realizar si tienes entre 30 y 50 años. Así estarás en forma aunque pasen de una década a otra.

Mª José Roldán Prieto

Dicen que la edad es algo que se lleva en la mente que no es tanto físico si se ejercita bien la mente. Pero la realidad, es que nos guste o no, nuestros cuerpos se deterioran con el tiempo, pero afortunadamente, si haces las cosas bien las décadas no pasarán tanta 'factura' en tu cuerpo.

No importa cuál sea tu edad, el ejercicio puede ayudarte a mantener tu peso, a tener mejor salud, a moverte mejor, a que las endorfinas que generen te hagan sentir mejor y con un estado de ánimo muy saludable. El ejercicio también te puede ayudar a prevenir la depresión. Cada minuto de ejercicio cuenta, pero, ¿cuál es el mejor ejercicio que puedes hacer acorde a tu edad?

Un entrenamiento de alta intensidad es muy efectivo para quemar calorías en poco tiempoUn entrenamiento de alta intensidad es muy efectivo para quemar calorías en poco tiempo

Ejercicio a los 30

Si no estableciste buenos hábitos de ejercicio a tus 20 años, nunca es demasiado tarde para empezar a hacerlo. En esta etapa la vida suele estar llena de responsabilidades y por tanto puedes estar más ocupado/a que años anteriores. Incluso puedes notar cómo el estrés empieza a hacer mella en tu día a día. Por eso, en esta época la calidad del ejercicio es más importante que la cantidad del mismo.

A medida que envejecemos existe una disminución de la masa muscular que puede hacer que aumentes de peso, puesto que tu metabolismo empezará a ralentizarse. Pero hay una buena noticia y es que el ejercicio puede ayudar a contrarrestar este proceso.

Hacer ejercicio como parte de tu rutina diaria puede hacer que tengas un entrenamiento completo cada día. Puedes subir y bajar escaleras, aparcar tu coche más lejos de tu oficina para obligarte a caminar, participar en juegos activos con tus hijos, hacer ejercicios algunos minutos al día.

Un entrenamiento de alta intensidad es muy efectivo para quemar calorías en poco tiempo. Puedes alargar los períodos de descanso cuando no te sientes muy en forma y acortarlos a medida que vayas sintiéndote con mejor forma física. Lo mismo ocurre con las repeticiones de los ejercicios, puedes comenzar con pocas repeticiones e ir subiendo a medida que te vayas sintiendo seguro/a de tu mismo.

El riesgo de lesiones es mayor a partir de los 40 añosEl riesgo de lesiones es mayor a partir de los 40 años

Ejercicio a los 40

A esta edad empezarás a notar cambios en tus hormonas, tendrás un metabolismo aún más lento y ganarás grasas con mayor facilidad, sobre todo en la zona de la cintura. Si no haces nada para remediarlo poco a poco notarás cómo tu cuerpo empieza a cambiar y a engordarse.

El entrenamiento con pesas debe hacerse al menos tres veces a la semana, ya que se vuelve importante en la prevención de la aparición de la osteoporosis. Hacer de 8 a 12 repeticiones de ejercicios de varios músculos se volverá una prioridad a esta edad.

El riesgo de lesiones es mayor a partir de los 40 años, así que asegúrate de mantener una buena forma incluso si tienes que dedicar más tiempo del necesario a hacerlo.

Permite una recuperación adecuada entre sesiones. También es importante que mantengas el entrenamiento cardiovascular durante 20 a 60 minutos por sesión, tres veces a la semana en una intensidad de moderada a vigorosa.

Ejercicio a los 50

En esta edad, el metabolismo toma una caída seria aún va más lento. La pérdida de masa y tono muscular puede afectar a tu postura y a tu densidad ósea, por lo que debes añadir ejercicios superiores e inferiores y ejercicios básicos a tus rutinas diarias.

Aumenta tus entrenamientos de cardio a una sesión de 20 a 40 minutos, cuatro a seis veces a la semana. Es importante hacer estas sesiones con una intensidad en la que podrías contestar brevemente a una pregunta pero no serías capaz de establecer una conversación.

También deberás añadir estiramientos a tu pecho, ejercicio de equilibrio, de fortalecimiento, sesiones de entrenamiento de peso para combatir la pérdida de masa muscular, etc. También puedes correr y hacer ejercicios de alto impacto pero necesitarás más tiempo de recuperación entre sesiones que antes. Esto es crucial para evitar lesiones.

Artículos recomendados