Menú
8 cosas que le pasa a tu cuerpo si dejas de comer azúcar
AZÚCAR

8 cosas que le pasa a tu cuerpo si dejas de comer azúcar

Hoy en día el azúcar está presente prácticamente en todas las comidas, pero si haces el esfuerzo de dejar de tomarla, podrás notar algunas cosas en tu cuerpo.

Sara Poyo Lorenzo

Existe una controversia sobre si tomar azúcar en tu dieta es bueno o malo. Algunos defienden que cuanta menos azúcar refinada se tome mejor, otros por el contrario, dicen que unas cucharaditas al día no hace daño a nadie. Las dos posturas tienen parte de razón. Todo en exceso es malo y una pequeña cantidad al día de azúcar tampoco es mala en si misma. Sin embargo, el azúcar blanco refinado es una sustancia perfectamente prescindible de la que no sacamos ningún partido, solo calorías vacías.

El azúcar blanco refinado es el que se encuentra en los platos precocinados de los supermercados, productos procesados, postres, mermeladas, galletas y en un sin fin de alimentos más, incluso en el pan blanco. Por eso es muy difícil llegar a eliminar del todo el azúcar, porque podemos encontrarla prácticamente en todas partes, y es que la sociedad de consumo en la que vivimos actualmente nos ha acostumbrado a tomar azúcar. De esta manera, no es extraño encontrar a personas que son incluso dependientes a ella.

A continuación te dejamos con 8 efectos que tendrá sobre tu cuerpo el dejar de tomar azúcar refinado que servirán para plantearte el papel del azúcar en tu dieta diaria y mejorar la salud.

Cosas que le pasan a tu cuerpo cuando dejas de tomar azúcar

1. Te sientes con más energía.

La idea de que comer azúcar renueva tus energías es un mito. Cuando tomamos azúcar tenemos una falsa sensación de energía que nos dura un corto periodo de tiempo debido a que se nos eleva la insulina en sangre. Al cabo de un tiempo los niveles de azúcar de sangre caen estrepitosamente y nos sentimos cansados, irritables, de mal humor e incluso nerviosos, como si de un síndrome de abstinencia se tratara. No es más que nuestro cuerpo que nos está pidiendo otra dosis de azúcar. Entramos entonces en un círculo vicioso: azúcar-> energía->fatiga y cansancio tras la bajada de insulina-> tomar más azúcar->energía inmediata-> fatiga y cansancio repentino...

Acabaremos cayendo en la mala costumbre de utilizar el azúcar como fuente de energía cuando realmente a largo plazo produce justo lo contrario. Dependemos de ella para sentirnos con fuerza. Si quieres mejorar la salud la mejor opción es comer vegetales, proteínas y grasas saludables. Renueva tu dieta y te aseguramos que estarás con energía durante todo el día. Puede que la primera semana te encuentres más cansado pero es porque tu cuerpo se tiene que acostumbrar todavía.

Te sorprenderás de todo lo que te ocurre cuando dejas de consumir azúcarTe sorprenderás de todo lo que te ocurre cuando dejas de consumir azúcar

2. Piel más tersa y joven

¿Sabías que el azúcar blanco refinado tiene efectos negativos sobre la elastina y el colágeno? Son las principales proteínas que dan elasticidad a la piel. De esta manera, las moléculas de azúcar se van a unir a esas dos proteínas haciéndolas mutar en una nueva molécula que se inflamará y producirá daños en ellas. Con el tiempo tu piel perderá elasticidad y brillo. Si quieres que tu piel esté nutrida tendrás que reducir considerablemente el consumo de azúcares.

3. Te sentirás llena durante más tiempo

Muchas personas acostumbradas a comer azúcar tienen dificultades para diferenciar cuando tienen hambre o simplemente apetito. El azúcar aumenta el apetito pero eso no hace que nos saciemos, al contrario, seguramente quedaremos con hambre. Tras un tiempo sin tomarlo nuestro cuerpo poco a poco va a empezar a diferenciar estos dos estados de nuevo. Aprenderás a escuchar a tu cuerpo y comerás solo cuando tengas hambre física, no por costumbre o gula. Además al reducir la cantidad de azúcares y sustituirlos por fibra natural y proteínas tendrás mayor sensación de saciedad y seguramente comas en menor cantidad.

4. Síndrome premenstrual. ¿Qué es eso?

Aunque el título del apartado hace referencia a las mujeres, lo cierto es que los hombres también se pueden beneficiar. Cuando tomamos azúcar las glándulas suprarrenales (las encargadas de liberar hormonas) se ven alteradas y por lo tanto el equilibrio natural de nuestro cuerpo también. Como consecuencia se produce un exceso de mucosidad e inflamación en la zona pélvica. Además, los antojos que nos produce el consumo de azúcar se incrementan y estaremos más irritables y ansiosas, e incluso puede que consumamos más para evitar ese estado emocional negativo. Una dieta a base de grasas sanas, proteínas y fibra equilibran los niveles hormonales. Por lo tanto la inflamación e hinchazón desaparecen y con ello el dolor y malestar general.

5. Descanso para el hígado

Un hígado sano va a mejorar la salud . Es el encargado de limpiar las toxinas del cuerpo y acumular menos grasa. Cuando tomamos demasiado azúcar le estamos sobrecargando de trabajo y se acaba resintiendo. Además cuidar nuestro hígado tendrá beneficios adicionales para nuestra piel.

En cuanto reduzcas la toma de azúcar te sentirás mucho mejorEn cuanto reduzcas la toma de azúcar te sentirás mucho mejor

6. Menos riesgo de desarrollar cáncer

Siempre se ha oído que el azúcar es "el alimento del cáncer". ¿Pero es esto cierto? Pues si. German Otto Warburg (Premio Nobel de medicina) descubrió en 1931 que el azúcar era el combustible que permitía a las células cancerígenas seguir duplicándose (y por tanto dañar el cuerpo) porque la utilizan en mayor concentración que las normales.

7. Te proteges contra ataques cardíacos

Hay una relación significativa entre el consumo de azúcar las probabilidades de sufrir enfermedades coronarias. Es debido a que su consumo puede llegar a desarrollar insuficiencia coronaria en el futuro. Así se demostró en un estudio hecho en Suecia entre 1998 y 2010. Las conclusiones del estudio después de 12 años de seguimiento de voluntarios demostraron que con tan solo beber 2 vasos diarios de bebidas azucaradas aumentaba hasta un 23% las probabilidades de sufrir insuficiencia coronaria.

8. Reduces el riesgo de sufrir diabetes de tipo 2

No es ninguna novedad que el consumo elevado de azúcar aumenta el riesgo a padecer diabetes tipo 2. No es una relación directa pero si es un factor de riesgo dado que su consumo contribuye al sobrepeso y a que las células de nuestro se vayan haciendo resistentes a la insulina.

Con todo lo dicho hasta ahora todos deberíamos plantearnos el consumo de azúcar blanco refinado. Tampoco se trata de no comer azúcar de ningún tipo, eso sería inviable porque nuestro cuerpo necesita poder saciar los antojos de dulce. La cuestión es mejorar la salud pero sin sufrir por ello. Por eso, benefíciate de los azúcares naturales de las frutas. Te calmará la necesidad de tomar algo dulce y al menos no te aportará calorías vacías, si no vitaminas y nutrientes beneficiosos para el cuerpo.

Artículos recomendados

Comentarios